Detienen en Valledupar a sargento activo de Ejército de Maduro

Detienen en Valledupar a sargento activo de Ejército de Maduro

Contrainteligencia militar lo entregó a Migración. Posaba de vendedor de jugos en zona militar.

Miembros del Comando de Apoyo de Combate de contrainteligencia del Ejército, en coordinación con tropas del Bimur-10 y de Migración Colombia, ubicaron a un sargento primero del Ejército venezolano en Valledupar.

El hombre fue identificado como Gerardo José Rojas Castillo, quien había llegado al país desde 2019. Según informes de inteligencia a los que EL TIEMPO tuvo acceso, se movía por La Guajira y por Cesar, especialmente por zonas militares.

De hecho, abrió un local de jugos frente a las instalaciones del Cantón Norte de Valledupar, Cesar.

"Posteriormente, logró ingresar a la empresa de Sistema de Transporte de Valledupar, en calidad de vigilante de una obra muy cerca al Cantón Militar de la Décima Brigada", se lee en un informe oficial.

"Tras cotejar sus antecedentes, le aparecieron varios cursos en especializadades de contrainteligencia. Además, recuerde que el régimen señaló a un narcotraficante que permanecía en Valledupar, alias 'La Silla', como una de las fichas de la llamada Operación Gedeón, con mercenarios", explicó una fuente enterada.

Y agregó que saben que hay otros militares venezolanos en el país que incluso intentan obtener el estatus de refugiados.

Por su parte, el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, le confirmó a EL TIEMPO que el Ejército puso al militar venezolano a disposición de la entidad, y que se está revisando su estatus para tomar las decisiones sobre su permanencia en el país.

Este diario estableció que el sargento activo fue uno de los uniformados que aseguró haber salido de Venezuela, distanciado del régimen de Maduro.

Sin embargo, se estableció que regresó a Venezuela y que seguía activo en las filas de su Ejército.

Por eso, cuando regresó al país, sus movimientos empezaron a ser chequeados por la contrainteligencia que de inmediato notaron que seguía rondando batallones. Por eso se procedió a su detención.

En marzo, EL TIEMPO ya había revelado que, en una acción conjunta entre la Policía Judicial de Migración Colombia y el Batallón de Contrainteligencia de Fronteras del Ejército Nacional, fueron retenidos tres ciudadanos venezolanos miembros de las temibles Fuerzas de Acciones Especiales del régimen de Maduro (Faes).

Las Faes, creadas por Maduro en 2016, son señaladas de realizar actividades de represión a la oposición en Venezuela y fuera de ella. En Colombia se conocieron por haber estado detrás de la captura de la condenada Aida Merlano.

EL TIEMPO estableció con fuentes oficiales que dentro de las labores que la red adelantaba en Colombia figuran seguimientos en centros comerciales y lugares públicos al diputado venezolano Hernán Alemán, opositor al régimen.

Uno de los capturados fue Alejandro Olivares, quien aceptó haber pagado 2, 5 millones de pesos para obtener una cédula colombiana que le permitiera moverse por el país sin levantar sospecha.

Luego se supo que Alemán estaba detrás de la llamada operación Gedeón, la frustrada incursión de mercenarios a Venezuela, y que Maduro había ordenado seguirlo.

De hecho, el propio Maduro dijo, tras la captura de varios de los mercenarios, que el plan en su contra se había tejido desde Colombia y que él también tenía infiltrados en el país.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino