Dengue, la otra crisis que embarga a Latinoamérica

Dengue, la otra crisis que embarga a Latinoamérica

La OPS espera que las tasas del brote endémico en el continente sean más altas este 2020; la región aún enfrenta los estragos de la enfermedad que comenzó en 2018.

El dengue, llamado coloquialmente fiebre de la fractura, por el dolor articular intenso que causa, es endémico en gran parte de América Latina, pero la llegada del Covid-19 ha alejado la atención y los recursos cruciales de la lucha contra esta enfermedad.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) espera que 2020 esté marcado por altas tasas de dengue, que pueden llenar las unidades de cuidados intensivos y matar a los pacientes.

En América Latina todavía se siente una epidemia de dengue que comenzó a fines de 2018. Las infecciones aumentaron a un máximo histórico de 3.1 millones en 2019, con más de mil 500 muertes.

Con cuatro cepas de dengue en circulación, las personas pueden contraerlo más de una vez, y los segundos casos tienen más probabilidades de ser graves. Aunque no suele ser mortal y puede tratarse con analgésicos, algunas personas padecen síntomas persistentes, como fatiga, pérdida de peso y depresión, que afectan su capacidad para trabajar.

El dengue severo se trata con fluidos intravenosos y los que no se hacen la prueba tienen riesgo de complicaciones peligrosas. Dicha intervención médica no se puede administrar si los pacientes se quedan en casa, preocupados por contraer el coronavirus o si los hospitales sobrepoblados tienen que rechazarlos.

Los casos de dengue en Paraguay estallaron este año. En las primeras 18 semanas de 2020, reportó 42 mil 710 personas infectadas y 64 muertes, en comparación con 384 confirmados y seis fallecimientos en el mismo periodo del año anterior.

En Ecuador, donde el coronavirus golpeó fuertemente y los hospitales en la ciudad más grande, Guayaquil, se vieron abrumados, una caída aparente en el número de enfermos de dengue podría enmascarar el problema. Según el Ministerio de Salud, los casos alcanzaron un máximo de 888 el pasado 14 de marzo, dos semanas después de que el país confirmara su primer contagio de Covid-19. Para el 4 de abril cayeron a 257, lo que apunta que hay un reporte insuficiente.

El dengue también se disparó en Centroamérica. En Costa Rica, el más elogiado de América Latina por su manera de contener el Covid-19, casi se triplicaron el 1 de mayo, en comparación con el año anterior, a más de 2 mil. Y en Panamá, donde ha causado al menos dos muertes este año, aunque es una cifra muy inferior, el Ministerio de Salud ya emitió una nota de alarma.

EMERGENCIAS SIMULTÁNEAS. La directora de la OPS, Carissa Etienne, pidió a los países que aborden las emergencias de salud, sociales y económicas e indicó que está “profundamente preocupada” por la rápida expansión del nuevo coronavirus en la región de las Américas.

“La pandemia nos ha obligado a abordar tres emergencias al mismo tiempo: una de salud, otra social y otra económica. Necesitamos un enfoque conjunto”, dijo.

La directora de la OPS destacó la rápida expansión del Covid-19. “A nuestra región le tomó tres meses alcanzar un millón de casos, pero le tomó menos de tres semanas para duplicar ese número”, lamentó.

Al momento, se han reportado más de 1.74 millones de casos de Covid-19 en el continente americano, con más de 104 mil muertes, la mayoría en EU.

Entre el 4 y el 11 de mayo, se registraron más de 96 mil casos adicionales, incluidas 5 mil 552 muertes en América del Sur. Eso representa un aumento relativo de 45 por ciento en contagios y de 51 por ciento en los decesos, en comparación con la semana anterior.

El dato: No hay tratamiento específico para el dengue, pero la detección y acceso a la asistencia disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1 por ciento.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino