Demarcar Campo de Hielo Sur

Demarcar Campo de Hielo Sur

Chile y Argentina deberían aprovechar sus intensas relaciones para eliminar la anomalía fronteriza en Campo de Hielo Sur.

Repercusiones evitables está produciendo la demora en la demarcación en Campo de Hielo Sur, en la frontera con Argentina. La eventual superposición de inventarios de glaciares y las expediciones rutinarias -militares y civiles- en la zona crean incertezas sobre los ámbitos territoriales. Las comisiones mixtas de límites binacionales, cuyos trabajos se han demorado por dos décadas, están llamadas a despejar estas indefiniciones con prontitud.

Se trata de la única extensión de la frontera con Argentina que no ha sido demarcada. Lo han impedido dificultades técnicas y la menor prioridad que se le ha dado a este cometido indispensable.

Las relaciones bilaterales experimentaron un vuelco muy positivo con los advenimientos de los presidentes Mauricio Macri y Sebastián Piñera a las primeras magistraturas. Atrás quedó el profundo daño causado a las relaciones bilaterales por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Durante sus mandatos decretaron cortes unilaterales de suministros de gas que afectaron a cientos de miles de hogares y a miles de industrias, y adoptaron medidas restrictivas en perjuicio de exportadores e inversionistas chilenos. Sus faltas de explicaciones y de mitigaciones de los daños causados demostraron desinterés por los lazos con Chile y provocaron un retroceso en la confianza entre ambos pueblos, que había sido renovada a partir del Tratado de Paz y Amistad de 1984.

Con los nuevos gobernantes es notable el avance en la integración energética, con el retorno de abastecimiento de gas argentino, esta vez sin los riesgos anteriores, por contar ahora con plantas nacionales de gas natural licuado que permiten importar gas de otros orígenes en caso de interrupción e imprevistos.

Destacable es el impulso a la integración física. Así lo ha explicitado el embajador de Argentina en Chile, Octavio Bordón, en su referencia a obras de vialidad para decenas de pasos fronterizos. Las construcciones deberían estimular el intercambio y el turismo trasandino. Sin embargo, las autoridades no han logrado facilitar el libre tránsito de bienes, automóviles y personas, que continúa entrampado por esperas y duplicidad de trámites burocráticos que deben ser simplificados sustancial y particularmente en los controles fronterizos.

Otro progreso es el reciente tratado de libre comercio, que debería incrementar un intercambio que hoy es inferior a los 4 mil millones de dólares anuales, y que ha estado estancado por más de cuatro años, con un significativo desbalance en contra de las exportaciones nacionales, que, en Argentina, a pesar de su tamaño, desarrollo y vecindad, tienen solo el décimo mercado exterior.

Un desequilibrio adicional ocurre en inversiones: las empresas argentinas en Chile son prácticamente inexistentes, mientras las chilenas con ese domicilio bordean los veinte mil millones de dólares. La diplomacia tiene un amplio espacio disponible para contribuir a incrementar las relaciones económicas, y lo mismo las autoridades migratorias, aduaneras y sanitarias para mejorar el libre tránsito.

Decidido ha sido el apoyo nacional a Argentina en los foros mundiales para sortear la recesión por la que atraviesa. Existe la confianza y el interés recíproco en que Argentina recupere pronto el crecimiento económico.

Relevantes son también las comunidades de las respectivas nacionalidades residentes a los dos lados de la frontera, y especialmente importantes son los valores culturales y principios compartidos que fundamentan los múltiples y variados acuerdos de cooperación.

Chile y Argentina deberían aprovechar sus intensas relaciones para eliminar la anomalía fronteriza en Campo de Hielo Sur, que debió haberse solucionado definitiva y completamente en los acuerdos limítrofes de 1991 y 1998. Los lazos y afinidades entre los presidentes Macri y Piñera deberían facilitar esta tarea pendiente de sus predecesores.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino