‘Defender la presunción de inocencia es mi obligación como Presidente’

‘Defender la presunción de inocencia es mi obligación como Presidente’

En Entrevistas con BOCAS – EL TIEMPO, el presidente Iván Duque habla con el director Roberto Pombo.

“El Estado de Derecho debe tener como una de las premisas fundamentales la presunción de inocencia. Yo creo, además, que un Estado que quiere ser defensor de los derechos fundamentales tiene que ser muy claro en la defensa de la presunción de inocencia”, dijo el presidente de la República, Iván Duque Márquez, en referencia a la detención domiciliaria del senador y expresidente, Álvaro Uribe Vélez, en entrevista con el director de EL TIEMPO, Roberto Pombo, en lo que fue la primera de las conversaciones digitales que hoy lanzó la revista BOCAS con este diario.

Sobre ese mismo tema, en particular sobre la separación de poderes y su posible intromisión en las decisiones de las cortes, el presidente de los colombianos se refirió así: “Quienes tenemos responsabilidades públicas, entendemos el principio de la separación de poderes, pero también entendemos el principio de la cooperación y la colaboración armónica. Yo no estoy atacando a una Corte, yo no estoy atacando a un juez, yo estoy haciendo una reflexión de fondo sobre el país... Yo, por eso lo digo en abstracto, la presunción de inocencia y la defensa en libertad para quien no está en curso de representar un peligro para la sociedad y, además, para quien no tiene ninguna trayectoria criminal probada que pueda afectar el curso de la justicia. A mí me parece que defender esa presunción de inocencia, en general, es para mí una obligación como presidente de la República”.

En la entrevista, que se vio en directo por el Facebook de EL TIEMPO –y que ya está en las redes de esta Casa Editorial–, Roberto Pombo llevó la conversación a varios planos, inicialmente, el que tiene ver con la pandemia.

Al respecto, Duque les recordó a los colombianos que “esta pandemia va a estar por un tiempo más largo del que todos quisiéramos”. Y sobre las posibilidades de tener alguna de las vacuna que avanzan en curso, dijo: “Sabemos hoy que no hay una vacuna probada, por más de que hayamos visto anuncios en las últimas horas. No hay una vacuna probada. No hay hoy un tratamiento probado. Nadie que ha tenido el virus adquiere inmunidad”.

En cuanto a la crisis que ha sufrido el país por cuenta del coronavirus, el Presidente se mostró ampliamente optimista en el balance: “Uno puede mirar la película completa, uno puede mirar cinco minutos, uno puede ver el final o el comienzo de la película, pero al final del día el único juicio es la película completa. La película completa nos dice hoy que más de 150 días después de tener el primer caso en Colombia, en términos de muertes por millón de habitantes, Colombia está mejor que España, mejor que Francia, mejor que el Reino Unido, mejor que Chile, que Perú, que Brasil, que México, que Panamá, y yo podría seguir enumerando muchos países”.

Además, dejó ver que este es un momento que se puede ver de una manera positiva: “Las crisis severas también traen oportunidades y ese es el sentido de la resiliencia, palabra que he acuñado desde hace mucho tiempo y me alegra que hoy esté siendo tan utilizada”.

Sobre las tensas relaciones con Venezuela, el primer mandatario de los colombianos señaló: “Nicolás Maduro rompió relaciones con Colombia antes de que yo llegara a la presidencia de la República. Yo llegué y no había embajador en Caracas, había expulsado abruptamente a miles de colombianos y había amenazado al personal consular”. Incluso, fue mucho más fuerte en su mensaje y subrayó: “El único diálogo que podemos tener con Nicolás Maduro es que defina la fecha y hora en la que deje a Venezuela”.

En cuanto a una posible “derechización” de su mandato, el Presidente respondió: “Yo siempre me he definido como una persona de extremo centro. Así he hecho política, así he opinado, pero además siempre he tenido claridad en mis convicciones y yo no acomodo mis convicciones a las circunstancias. Yo he llevado un lenguaje claro en la conducción del país, donde yo no me dejo llevar por las agresiones”.

Otro tema que se trató en la entrevista fue la posibilidad de hacer una Asamblea Nacional Constituyente, tal y como lo han sugerido miembros del partido Centro Democrático, ante lo cual contestó: “La Constituyente es un proceso largo, complejo. ¿Se puede descartar? No, porque además la Constitución lo tiene allí”.

Un tópico crucial en la entrevista fue la JEP y las objeciones que sobre ella ha tenido el Presidente: “Si esas objeciones hubieran sido aprobadas, hoy Jesús Santrich estaría en un calabozo en una cárcel norteamericana extraditado por haber participado y haber sido capturado en flagrancia por narcotráfico”.

De la misma manera, Duque se refirió sobre la JEP y las FARC de la siguiente manera: “Había un compromiso de entregar la información sobre el narcotráfico por parte de las Farc para contribuir a desmantelar ese fenómeno criminal, vamos para casi tres años de la JEP y todavía no han entregado la verdad sobre esos vínculos con el narcotráfico”.

Al final de la conversación, el director de EL TIEMPO, Roberto Pombo, le preguntó al presidente Duque sobre la posibilidad de que este momento por el que atraviesa el país sea el terreno abonado para que surjan los populismos. Duque, en respuesta, citó a un escritor argentino: “Recuerdo un frase de Ernesto Sábato: ‘La demagogia es a la política, lo que la prostitución es al amor’. Entonces, la demagogia siempre trata de cabalgar en las angustias, en las tristezas, en los momentos difíciles. Y trata de cabalgar para ofrecer pan para hoy, pero lo que en realidad está incubando es hambre para mañana”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino