Cumbre de la UE: los europeos divididos ante Rusia y Hungría

Cumbre de la UE: los europeos divididos ante Rusia y Hungría

Los 27 Jefes de Estado y de Gobierno de la UE inician el viernes la segunda jornada de su cumbre en Bruselas con una sesión centrada en cuestiones económicas. Ayer debatieron sobre la pandemia y la migración, así como sobre de sus relaciones exteriores. Rusia sigue preocupando tanto como provocando desacuerdos, en particular sobre la propuesta franco-alemana puesta sobre la mesa desde el miércoles. Aislada, Hungría siguió defendiendo su polémica ley contra la “promoción de la homosexualidad”.

“Angela Merkel estaba claramente decepcionada tras el largo debate nocturno sobre Rusia", informa nuestro corresponsal en Bruselas, Pierre Benazet. La idea de reunirse directamente con el presidente Vladimir Putin era una de las propuestas franco-alemanas, aunque no había un formato claro: ni reuniones de varios jefes de Estado ni cumbres como antes de 2014 con los líderes de las instituciones europeas.

Divisiones
La iniciativa divide a los 27 países, ya que varios de ellos consideran prematura la reunión. No obstante, la propuesta franco-alemana ha recibido el apoyo de las demás capitales, ya que se ha adoptado la idea de imponer sanciones económicas a sectores de la economía rusa si fuera necesario. Se trata de un cambio de actitud radical para la UE y para Alemania, después de años en los que las únicas sanciones europeas que se decidían eran contra particulares. Pero para los europeos, la relación con Moscú está en su punto más bajo, y en este punto el acuerdo es unánime.

El debate sobre la ley húngara de promoción de la homosexualidad para menores fue un momento muy controvertido. No de 26 a uno, ya que Hungría cuenta con el apoyo sobre todo de Polonia, pero el tono ha subido tras la carta de 17 países del oeste y del norte de Europa en apoyo a la diversidad sexual, frente al Primer Ministro húngaro que no se rinde y cree que la ley debe aplicarse tal cual.

Este Consejo Europeo es la última reunión de este tipo para Angela Merkel, que dejará su cargo tras 16 años en otoño boreal de 2021 y que ha tenido un profundo impacto en Europa desde 2005, explica nuestro corresponsal en Berlín, Pascal Thibaut. En la foto de familia del Consejo Europeo de diciembre de 2005, la recién llegada Angela Merkel posa junto al Presidente francés Jacques Chirac y el Primer Ministro británico Tony Blair.

Angela Merkel, 16 años en el poder y unos cuantos Consejos Europeos...
Como recordó la canciller el jueves 24 de junio, cuando tomó posesión del cargo, el iPhone aún no existía. Dieciséis años y unos cuantos Consejos Europeos después, Angela Merkel sigue ahí. La reina del compromiso y campeona de las negociaciones maratonianas ha dejado su huella en Europa como pocas antes de ella en los últimos años.

"Merkel se ha erigido en un polo de estabilidad por varias razones. En primer lugar, debido a su longevidad, ha conocido a muchos jefes de Estado y de gobierno. Es una persona tranquila y sosegada a la que no le gusta tomar decisiones de forma precipitada”, explica a RFI Claire Demesmay, investigadora de la Sociedad Alemana de Política Exterior.

Crisis financiera, crisis de la eurozona, crisis migratoria, pandemia: la gestora Merkel estaba en su elemento para negociar compromisos. Pero las posiciones alemanas han dividido al continente: la firmeza de la crisis del euro frente a los países del Sur, la acogida de millones de migrantes en 2015, el gasoducto Nord Stream 2 o la política comercial con China. Angela Merkel, la gestora, no brilló con sus visiones europeas, pero terminó por unirse durante la pandemia a la idea de una mutualización de las deudas europeas. "Finalmente termina todos estos años en el poder con un gesto profundamente europeo”, estima Claire Demesmay:

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino