Cuatro presuntos asesinos del presidente de Haití muertos y dos detenidos en Puerto Príncipe

Cuatro presuntos asesinos del presidente de Haití muertos y dos detenidos en Puerto Príncipe

El cadáver del presidente de Haití presentaba al menos 12 balazos, uno de ellos atravesaba el ojo izquierdo, otro la frente, dos el pecho y tres la cadera

"Los supuestos asesinos del presidente de Haití Jovenel Moïse fueron interceptados por la Policía Nacional en Pelerin poco antes de las 6pm (medianoche en España)", anunció al país, a través de sus redes sociales, el secretario de Estado de Comunicación, Frantz Exantus. La zona donde se ha llevado a cabo la operación policial es la misma donde se produjo durante la madrugada de ayer el magnicidio del mandatario haitiano.

En principio, según los informes policiales, habrían muerto cuarto de los atacantes y dos han resultado detenidos en la operación desplegada en el mismo barrio residencial de Puerto Príncipe, la capital haitiana, sacudida por la noticia del asesinato presidencial. En Haití reina desde hace horas el estado de sitio, que otorga poderes especiales a las fuerzas del orden.

En una comparecencia ante el país, encabezada por el primer ministro interino, Claude Joseph, el jefe de la Policía, Leon Charles, desveló que en el operativo sus agentes liberaron a tres compañeros secuestrados por los atacantes, de los que no dieron más detalles al margen de confirmar que hablan inglés y español. En Haití los idiomas oficiales son el creole y el francés.

El jefe del gobierno aseguró que la situación del país está bajo control y desveló que mantuvo una conversación telefónica con Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU, quien le insistió en la necesidad de cumplir el calendario electoral: primera vuelta presidencial y referéndum constitucional en septiembre y segunda vuelta presidencial y elecciones legislativas en noviembre.

La autopsia ha arrojado los primeros detalles de cómo Moïse fue acribillado a balazos por sus asesinos, que se hicieron pasar por agentes de la DEA (Unidad Antidrogas de EEUU). El cadáver presentaba al menos 12 balazos, uno de ellos atravesaba el ojo izquierdo, otro la frente, dos el pecho y tres la cadera. El mandatario se encontraba acostado boca arriba, según el diario local El Nouvelliste.

Los proyectiles usados son de gran calibre, 9mm. Al parecer sólo la primera dama, trasladada a Miami y ya fuera de peligro, resultó herida en una ataque perfectamente planeado, en el que incluso dio tiempo al comando de mercenarios saqueara la oficina del presidente y el dormitorio de la pareja. La criada y uno de los hijos fueron atacados y amordazados por los atacantes.

El gobierno ha decretado 15 días de duelo nacional.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino