Cristina Kirchner vincula una de sus causas judiciales a los fondos buitres en Argentina

Cristina Kirchner vincula una de sus causas judiciales a los fondos buitres en Argentina

La vicepresidenta argentina califica como “disparate judicial, institucional y político” su imputación por presunto encubrimiento del atentado terrorista de la mutual judía AMIA en 1994

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, convirtió una audiencia judicial en el escenario desde el que arremeter contra la oposición y la justicia del país. “Estamos acusados de ser encubridores del más terrible atentado terrorista que sufrió nuestro país. Es un disparate judicial, institucional y político esta acusación”, dijo Fernández de Kirchner en los primeros minutos de su exposición ante el Tribunal Oral Federal 8 de Buenos Aires. La exjefa de Estado de Argentina (2007-2015) había solicitado una audiencia para fundamentar la nulidad de la causa judicial abierta contra ella y varios colaboradores.

La Justicia investiga si el memorándum firmado con Irán en 2013 tenía como finalidad encubrir a los sospechosos iraníes procesados por el atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, en el que murieron 85 personas. La causa se basa en la denuncia presentada por el fiscal Alberto Nisman contra Fernández en enero de 2015, cuatro días antes de ser hallado muerto de un tiro en la sien en su apartamento.

A través de videoconferencia, Fernández de Kirchner se declaró víctima de una “operación política” contra ella durante el mandato de su sucesor, Mauricio Macri, y vinculó la apertura de esta causa judicial a la presión ejercida por los fondos buitre poseedores de bonos de deuda argentina.

“El memorándum con Irán no es solo una persecución. Era esto: pagarles lo que querían a los buitres porque después de pagarles a los buitres decían que venía la bonanza. ¡Y pagaron! Lograron sacar el candado para que se pagara. Yo no lo hice. Yo me banqué lo que me banqué y no me doblaron el brazo. No les pagué lo que querían porque era condenar a la Argentina a un endeudamiento fenomenal”, destacó la vicepresidenta.

“Me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA aún estemos discutiendo esto, que es un montaje de una mentira para poder ganar elecciones, para poder mantener entretenida a la gente y para poder echarle la culpa a los que mal o bien, con equivocaciones, con aciertos, podemos decir que cuando nos tocó gobernar la Argentina la gobernamos para que la gente viva mejor”, señaló la exmandataria.

La causa por presunto encubrimiento a través del memorándum con Irán fue cerrada por el juez federal Daniel Rafecas en 2015, pero se reabrió un año después, cuando el kirchnerismo había quedado fuera del poder tras perder las elecciones. “En 2016, con el nuevo gobierno, hicieron dos denuncias nuevas sobre los mismos hechos, exactamente los mismos hechos que ya se habían investigado en el juzgado de Rafecas y ahí se abre lo que se denominan causas mellizas. En la Argentina hay causas mellizas: cuando no te gusta el resultado de un juicio, podés armar otro para ver si podés lograr lo que no conseguiste en el primero”, denunció.

A lo largo de más de una hora de exposición, Fernández de Kirchner criticó con dureza a dos de los jueces que votaron a favor de la reapertura de la investigación que, según investigaciones periodísticas, visitaron en reiteradas ocasiones a Macri.

La audiencia tuvo lugar el mismo día en el que las principales organizaciones judías del país celebraban un acto en homenaje a las 85 víctimas del ataque terrorista. Este domingo se cumplen 27 años del peor atentado de la historia de Argentina, que sigue impune.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino