Crisis en Argentina y Turquía ensombrecen economía global

Crisis en Argentina y Turquía ensombrecen economía global

Guerra comercial se suma a factores que llevaron al organismo a rebajar proyecciones de crecimiento para 2018 y 2019.

Las recientes crisis que golpean a Argentina y Turquía, además de las de Sudáfrica y Brasil y del recrudecimiento de la guerra comercial, han sumido a la economía mundial en una “alta incertidumbre” que tendrá impacto en el crecimiento global, dijo ayer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En su informe de perspectivas internas, la OCDE recortó sus proyecciones de crecimiento a 3,7% este año (desde un 3,8% previsto en mayo), y 3,7% el próximo (desde 3,9%), con revisiones particularmente abruptas en países emergentes. Para Argentina, por ejemplo, prevé una contracción de 1,9% este año (en lugar de un crecimiento de 2%), mientras que para Turquía redujo la estimación en 1,9 puntos porcentuales a 3,2% para este ejercicio.

Entre las razones de la revisión está que, desde el último informe, las diferencias entre las economías se han ampliado, la confianza ha disminuido y las encuestas empresariales apuntan a una desaceleración. En pocas palabras: “la expansión puede haber alcanzado su punto máximo”, dijo la institución.

Amenaza proteccionista

Uno de los focos del informe apunta a la guerra comercial entre EEUU y China, que esta semana se intensificó con Beijing anunciando nuevas represalias a la orden de Donald Trump de imponer más aranceles. “Hace menos de seis meses, la economía mundial disfrutaba de un sano crecimiento sincronizado. Ahora, el panorama ha cambiado”, dijo Laurence Boone, economista jefe de la OCDE.

El organismo explicó que los gravámenes y los cambios de políticas han golpeado los flujos y los precios, y también han afectado la percepción y los planes de inversión. Por ello, el comercio global se ha enfriado más rápido de lo esperado, cayendo a 3% en el primer semestre, desde 5% en 2017

Y aún habría espacio para que la situación empeore. “Un nuevo aumento de las tensiones comerciales tendría efectos adversos significativos sobre la inversión global, el empleo y el nivel de vida”, apuntó el informe, que además destacó que el aumento del proteccionismo es una amenaza adicional para las economías emergentes, que ya padecen condiciones financieras más restrictivas y perspectivas de crecimiento más débiles

Aunque advirtió sobre el efecto de un ajuste demasiado rápido de la política monetaria en las economías avanzadas, dijo que la Reserva Federal de EEUU debería seguir normalizando su intervención. Sobre el Banco Central Europeo fue más cautelosa y destacó que la incertidumbre sobre Italia y el Brexit, así como las perspectivas de crecimiento moderadas, pueden requerir “un ritmo más gradual de normalización”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino