Crisis de la carne: hay muchas plantas paradas y el mercado queda en manos de multinacionales

Crisis de la carne: hay muchas plantas paradas y el mercado queda en manos de multinacionales

«Hoy están muchas plantas paradas y un mercado interno abastecido por carne importada», explicaron desde la industria.

El gerente general de Frigorífico Sirsil SA, Gabriel Slinger, señaló que la industria nacional atraviesa una complicada situación y que hoy intentan «mantener las plantillas de trabajadores», aunque continúan congelando carne y prácticamente están «sin venta».

En diálogo con República Radio Slinger agregó que en el país de la carne «estamos trayendo carne importada porque es más barata que la nacional, estamos dejando de sumar valor agregado de la mano de obra nacional; es una situación pocas veces vista en el país».

El directivo incluyó también a los productores nacionales que si bien hoy reciben un buen precio -la industria frigorífica que está en manos de empresarios uruguayos cuenta con cierto apoyo bancario y propio- la multinacional tiene apoyo de las empresas madre; si se sigue por este derrotero de perder dinero va a llegar un momento en que la industria frigorífica nacional va a desaparecer. «Hoy están muchas plantas paradas y un mercado interno abastecido por carne importada», agregó.

Sin embargo, y pese a la pandemia y la complicación mundial en colocar nuestros productos cárnicos en el exterior «lo positivo» es que se avizora una apertura del mercado europeo en los diferentes países de la Comunidad, que los productores uruguayos estaban esperando ya que hacia allí se destina parte importante del animal, «si bien no en volumen sí en precio», lo que denominan los cortes finos, que hasta el día de hoy se están congelando sin destino, relató.

Estimó además que en 20 años no se habían registrado una baja del precio del producto como en estos momentos.

Mercados como EEUU o Canadá están también abriéndose ya que por el Covid tienen muchas plantas locales cerradas y eso ha incrementado la demanda básicamente de delanteros, aunque sería la mitad de lo que exporta Uruguay. «Hoy deberíamos estar exportando dichos cortes delanteros a Israel pero están en plena negociación, tanto en lo sanitario humano, como en la negociación de precios.

Y en esto es donde vislumbro un problema importante, porque Israel viene a negociar con Paraguay, Argentina y Uruguay. Nuestro país está un dólar más caro que los países de la región en el valor del ganado, aunque lo que negocia con Paraguay siempre será más barato por el tipo de ganado, pero el precio que Israel negocia con Uruguay y Argentina es casi similar, y nuestro vecino puede tomar un precio que le sirva, pero no es el mismo que le serviría a Uruguay».

Agregó también que ello demuestra la «falta de competitividad con los países vecinos».

A esta situación se debe sumar hoy que no se cuenta con el mercado chino, «no hay precio con el que le podamos vender nuestras carnes», sumado además al gran volumen que Brasil le pueda exportar. Hoy China nos pasa un precio de compra entre 15 y 20% más barato que un mes antes, por lo que el mercado prácticamente ha desaparecido. El mercado chino se ha vuelto muy vidrioso y peligroso, un mercado absolutamente impredecible, agregó Slinger.

«Si Argentina o Brasil toman los precios que sugiere China, las cuentas son muy fáciles, por lo que la industria frigorífica nacional está perdiendo mucho dinero».

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino