Creación de Prosur y aislamiento de Bolivia

Creación de Prosur y aislamiento de Bolivia

Si Unasur surgió como una entidad promovida por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, apoyado por Lula da Silva de Brasil, para alentar las ideas estatistas y nacionalistas que pregonaban y enfrentar a EEUU, Prosur nace con la idea contraria: desde intentar acuerdos comerciales de tipo liberal hasta procurar el derribamiento del gobierno de Nicolás Maduro.

Ya hemos dicho en estas páginas que el Prosur, el nuevo sistema de integración sudamericana, nace con los mismos problemas que afectaron a Unasur: la motivación ideológica.

En todo caso, la muerte de Unasur,   ahora solamente integrada por Bolivia, Surinam, Uruguay y Venezuela, y el nacimiento de su sucesor demuestran el cambio del equilibrio de fuerzas políticas en la región. Los regímenes de centro o de derecha son los que hoy gobiernan la mayoría de los países y conforman este nuevo mecanismo: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Guyana.

Tabaré Vásquez, el presidente uruguayo, se opuso a Prosur, pero no por razones ideológicas, sino prácticas. Expresó que existen ya demasiados mecanismos de integración en la región, muchos de ellos inefectivos o que solapan sus actividades, y que la nueva tendencia política de la región podía haber perfectamente tomado control de Unasur.

Pero los presidentes de derecha no quisieron hacer aquello porque en el fondo lo que deseaban lograr realmente era “matar” las ideas de Lula, Chávez y otros mandatarios denominados de “izquierda”, como Evo Morales, y por eso optaron por cambiar desde el nombre de la nueva institución.

Lo que sí se espera de Prosur es que no tenga la ineficiencia ni la tendencia al derroche que mostraron los presidentes populistas que crearon a Unasur. Rafael Correa construyó en Quito la sede de esa entidad, a un costo de 45 millones de dólares, y Evo Morales la del Parlamento de Unasur, a un costo de 62 millones de dólares. Fueron dineros echados por la borda.

Este nuevo Foro para el Progreso y Desarrollo de América Latina debería intentar colaborar con aspectos importantes de la vida de los países de la región, como mejorar el intercambio educativo y tecnológico, fomentar las inversiones, permitir el desplazamiento de personas y autorizar que éstas puedan trabajar en cualquier país, etc. Si logran algo de esas ideas, habrá valido la pena su creación.

Mientras tanto, el aislamiento de Bolivia es cada vez más preocupante. No aceptó ser miembro del Prosur, como una manera de solidarizarse con Venezuela, país vetado por el resto, y su capacidad de diálogo con las naciones vecinas es escasa.
 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino