Conte anuncia la reapertura gradual de Italia a partir del 4 de mayo y mantiene el uso de mascarillas

Conte anuncia la reapertura gradual de Italia a partir del 4 de mayo y mantiene el uso de mascarillas

Pelea regional ante la apertura: el presidente de Campania amenaza con cerrar fronteras si algunas regiones se adelantan a la apertura programada por el gobierno.

Presionan empresas y algunas regiones del norte al primer ministro, Giuseppe Conte, para que se levanten cuanto antes las duras restricciones a todas las actividades productivas no esenciales. Conte prorrogó la draconianas medidas de aislamiento hasta el 3 de mayo, lo que significa que la conocida como fase 2 empezará el 4. La idea del jefe del gobierno es «reabrir solo cuando se pueda hacer con seguridad». Considera que «es irresponsable levantar ahora las restricciones».

En una intervención en el Senado en la tarde del martes, para informar sobre la emergencia del coronavirus, Conte ha explicado que «el distanciamiento social y el uso de dispositivos de protección individual como la mascarilla se mantendrán hasta que no esté disponible un medicamento y una vacuna». El primer ministro ha repetido en varias ocasiones la necesidad de una gradualidad en la apertura de las actividades, «para no comprometer los sacrificios ya realizados». Pero será un plan «homogéneo para toda Italia», es decir, no habrá una relajación de las restricciones en unas áreas mientras se mantiene el cierre en otros territorios.

Conte ha explicado en el Senado su plan, que consta de cinco puntos: el primero, el ya citado de las mascarillas y distanciamiento de seguridad; segundo, establecer estructuras sanitarias dedicadas exclusivamente al tratamiento de la Covid-19 para reducir los riesgos de contagios de médicos, enfermeros y pacientes; tercero, una investigación epidemiológica basada en 300.000 test serológicos; cuarto, poner en marcha la app –no será obligatoria- para controlar a los contagiados por coronavirus en Italia; quinto, reforzar las redes sanitarias y los servicios de prevención para evitar que se repitan casos como la explosión de los contagios en las residencias de ancianos.

Plan articulado
Previamente a su intervención en el senado, Conte anunció en un largo post en su página de Facebook que «antes de que acabe esta semana los italianos conocerán los detalles de un articulado programa» para la fase 2. Al mismo tiempo adelantó su propósito de bloquear el plan de algunas regiones, caso de Lombardía y Véneto, que desean una reapertura total de actividades a partir del 4 de mayo.

Cuando se concluya esta primera fase, el 3 de mayo, el gobierno dará vía libre a la reanudación del trabajo en los sectores manufactureros y construcción, pero algunos negocios seguirán cerrados hasta al menos la mitad de mayo. El primer ministro Conte está especialmente irritado con la región de Lombardía, gobernada por la Liga, la más afectada por el coronavirus con 66.971 personas contagiadas y 12.376 muertos. Matteo Salvini, con una actuación errática durante la emergencia del coronavirus, con un día diciendo una cosa y poco después la contraria, presiona desde hace días por una reanudación prácticamente total de las actividades.

Pelea regional
A propósito de la apertura de la fase 2, se ha creado gran confusión y caos en los últimos días, incluyendo duras polémicas y un enfrentamiento regional. El presidente lombardo, Attilio Fontana, quiere iniciar todas las actividades, con un eslogan fácil de recordar: Las «4 D», es decir, distancia de seguridad; dispositivos como la mascarilla obligatoria para todos; digitalización, teletrabajo; diagnosis, con test serológicos. Véneto seguirá también a Lombardía. Son dos regiones gobernadas por la Liga de Salvini. A los planes de Attilio Fontana se opone radicalmente el presidente de Campania, Vincenzo De Luca, que ha hecho una expresa amenaza: «Si hay regiones donde son numerosos los contagios y se adelantan a los planes del gobierno, Campania cerrará sus fronteras; haremos una ordenanza para prohibir la entrada de ciudadanos procedentes de otras regiones».

«Reabrir ahora sería irresponsable»
Frente a este caos, con algunas empresas que desearían abrir incluso antes del día 4 de mayo, el primer ministro Conte ha querido frenar la confusión: «Reabrir ahora sería irresponsable –escribe Conte-. Muchos ciudadanos están cansados y desean una reducción significativa de las medidas anti-contagio , o incluso su abolición total. Además, están las necesidades de las empresas y actividades comerciales para comenzar de nuevo lo antes posible. Me gustaría poder decir: reabrimos todo. Inmediatamente. Saldremos mañana por la mañana. Pero sería irresponsable. Haría que la curva de contagio subiera de manera incontrolada y anularía todos los esfuerzos que hemos hecho hasta ahora todos juntos». Consciente de la pelea regional, Giuseppe Conte advierte: «El Gobierno tomará decisiones de la fase 2 en interés exclusivo de todo el país; en interés de los ciudadanos del norte, centro, sur e islas. Nunca permitiré que surjan divisiones. Debemos marchar juntos y mantener alto nuestro espíritu de comunidad. Esta es nuestra fuerza». Al mismo tiempo, el primer ministro adelanta que se deben tener en cuenta algunas «peculiaridades territoriales»: por ejemplo, «los métodos de transporte en Basilicata no son solo los mismos que en Lombardía».

Máxima cautela
El primer ministro Conte concluye con un llamamiento a la cautela: «No podemos abandonar la línea de máxima precaución; no podemos confiar en decisiones improvisadas para seguir a una parte de la opinión pública o para satisfacer las solicitudes de algunas categorías de producción, empresas individuales o regiones específicas. La flexibilización de las medidas debe realizarse sobre la base de un plan bien estructurado y articulado. Tenemos que volver a abrir sobre la base de un programa que tenga en cuenta todos los detalles y el cruce de todos los datos. Un programa serio y científico. La relajación conlleva el riesgo real de un aumento claro en la curva de contagio».

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino