Consejo de Seguridad: el impuesto al carbono de la UE amenaza intereses de Rusia

Consejo de Seguridad: el impuesto al carbono de la UE amenaza intereses de Rusia

El plan de la Unión Europea de gravar las importaciones con un arancel al carbono representa una amenaza para los intereses nacionales de Rusia, declaró el asesor del Consejo de Seguridad de Rusia, Alexandr Abelin.

"La UE tiene previsto implantar en el futuro inmediato un mecanismo de ajuste al carbono en frontera como una de las herramientas para cumplir con los compromisos asumidos en el marco del Acuerdo de París sobre el clima, lo que entraña una amenaza para los intereses nacionales de la Federación de Rusia, dado que la UE es uno de sus mayores socios comerciales", dijo a los periodistas.

El funcionario agregó que Estados Unidos baraja poner en marcha una medida similar.

En general, los países occidentales aprovechan cada vez más la agenda climática internacional para proteger sus productos en los mercados internacionales, denunció Abelin.

Todo ello, subrayó, hace necesario que el cambio climático se tome en consideración como uno de los factores claves a largo plazo que afectan la seguridad de Rusia, y plantea el problema medioambiental como una de las prioridades para garantizar la seguridad nacional.

El impuesto fronterizo de la Unión Europea al carbono costaría a exportadores rusos unos 10.400 millones de dólares en el período de 2026 a 2035, si bien el alza de los precios compensaría el grueso de este importe, según la consultoría Petromarket.

"Los gravámenes sobre el carbono en la frontera de la UE para las industrias rusas del aluminio, transformación del gas, cemento y siderurgia ascenderían en el decenio de 2026 a 2035 a un total de algo más de 760.000 millones de rublos en precios de 2021 [USD10.399]", señalan los analistas de Petromarket en un informe que evalúa el impacto de la propuesta comunitaria sobre Rusia.

Sin embargo, la implementación del mecanismo de ajuste sobre el carbono en la frontera (CBAM, por sus siglas en inglés), en opinión de expertos rusos, hará subir los precios de todos los productos sujetos al nuevo impuesto, salvo la electricidad, y compensará gran parte de los gastos.

Según las estimaciones de Petromarket, el encarecimiento cubrirá los pagos fiscales en un 86% y "con gran dosis de probabilidad será aún más pronunciado, lo que reducirá a cero el impacto negativo".

La Unión Europea propuso a mediados de julio pasado implementar un Mecanismo de Ajuste sobre el Carbono en la Frontera (CBAM, por sus siglas en inglés) a las importaciones de hierro, acero, aluminio, productos de refinamiento, cemento, electricidad, productos químicos básicos orgánicos y fertilizantes, para evitar las emisiones directas e indirectas del CO2.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino