Congreso Nacional de China: celebración de los éxitos y más control sobre Hong Kong

Congreso Nacional de China: celebración de los éxitos y más control sobre Hong Kong

La Asamblea Nacional Popular, el mayor acontecimiento político del año, comenzará este viernes con la mayoría de las ciudades chinas haciendo vida prácticamente normal

En el Gran Palacio del Pueblo, al oeste de la Plaza de Tiananmen, todo está preparado para que mañana dé comienzo la apertura del consejo consultivo de China, el preludio a la Asamblea Nacional Popular (ANP) de este viernes, el mayor acontecimiento político del año, la reunión anual del Parlamento chino.

Mucho ha cambiado el escenario de un año a otro en la segunda potencia mundial. En mayo de 2020, el 'lianghui', como se conoce en China a estas dos sesiones legislativas, empezó con 78 días de retraso por la pandemia. Era la primera vez que se aplazaba desde la Revolución Cultural de Mao Zedong. Después de un cónclave de siete días a puerta cerrada, las conclusiones a las que llegaron los líderes políticos no fueron muy positivas: por primera vez no se estableció un objetivo de crecimiento porque el PIB se contrajo un 6,8% durante el primer trimestre del año.

Esta vez, la ANP comenzará con la mayoría de las ciudades chinas haciendo vida prácticamente normal. Y con una economía que es la única que creció entre las potencias mundiales. Sin olvidar que hace unos días el presidente Xi Jinping anunció la "erradicación total de la pobreza extrema". Los líderes de Pekín realzarán sus logros en el año en el que se celebra el centenario de la fundación del Partido Comunista de China (PCCh)

El evento tratará de dirigir el rumbo de la recuperación económica y dará a conocer el XIV Plan Quinquenal, que marcará el rumbo de la economía hasta 2025 y que redactaron en octubre los 364 miembros del Comité Central del PCCh, el órgano que toma las decisiones dentro de un partido que tiene 89 millones de miembros.

En teoría, los 3.000 diputados de todo el país que se reunirán durante una semana en la Asamblea, entre los que están los miembros del Comité Central, tienen poder y voto para promulgar leyes y supervisar la labor del Gobierno. Aunque, en realidad, lo que hacen es sellar y aplaudir unas directrices ya decididas de antemano por el Ejecutivo.

Del nuevo plan de futuro se conocen algunas pinceladas genéricas: avances hacia la autosuficiencia tecnológica, diseñar una economía más innovadora, mejorar el comercio, limpiar la atmósfera y defender a la nación de las amenazas externas...

Este último punto abarcará gran atención, sobre todo a la espera de conocer cuánto aumentará el presupuesto militar este año tras el avance del Ejército Popular de Liberación en el Mar del Sur de China, la continua disputa con Taiwan y Estados Unidos en esas aguas, y los enfrentamientos en la frontera del Himalaya con India.

También, en el documento que presentará el primer ministro chino, Li Keqiang, se hablará de "circulación dual", una nueva modalidad de desarrollo que toma como pilar principal el mercado interno, al mismo tiempo que trata de beneficiarse de la globalización. Un cambio económico hacia adentro, que busca una economía basada en la autosuficiencia, para fomentar el consumo casero, que es la fuente del 57,8% de la riqueza del país. Todo ello, según el resumen oficial de la reunión para el Plan Quinquenal, será liderado por un Xi Jinping como el "navegante y timonel principal" que impulsará al país asiático en su nuevo Gran Salto Adelante.

Otro de los temas claves que se tratarán en la Asamblea será la situación en Hong Kong. El Parlamento chino ya aprobó el pasado 30 de junio la Ley de Seguridad Nacional en la ex colonia británica, por la que cualquier acto de protesta, o que las autoridades consideren una proclama independentista o subversiva, puede considerarse sedición y la máxima pena es de cadena perpetua. Lo que vino después fue la detención de cientos de activistas que encabezaron las protestas pro democracia de 2019 y la dimisión en bloque de todos los diputados opositores a Pekín, muchos de los cuales han sido detenidos en las últimas semanas y están siendo juzgados por "subversión".

Según aseguran los medios estatales chinos, la ANP establecerá nuevas reformas en Hong Kong para controlar aún más el territorio. Estos cambios tocarán el sistema electoral de la ciudad. "Está en marcha un plan para garantizar que sólo los patriotas puedan gobernar Hong Kong", dijo hace una semana Xia Baolong, jefe de la Oficina de Asuntos para Hong Kong y Macao.

"El sistema electoral de la ciudad tiene que ser mejorado para garantizar la gestión integral de Hong Kong por parte del gobierno central", apuntó Xia. Lo que se interpretó como la intención de que los políticos que se postulen para ocupar un asiento en el Consejo Legislativo de Hong Kong podrían tener que jurar antes su lealtad a Pekín.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino