Conflicto mapuche: Chile se quejó ante Argentina tras polémica de embajador por comunero preso

Conflicto mapuche: Chile se quejó ante Argentina tras polémica de embajador por comunero preso

La presencia de Rafael Bielsa en el debate de un recurso presentado por Facundo Jones Huala, líder de la RAM, también ha desatado molestia en el país vecino. El diplomático trasandino respondió que no pidió su libertad condicional y que participó en la audiencia en concordancia con las normas internacionales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores presentó al gobierno argentino una carta de queja por la intervención en la justicia chilena del embajador Rafael Bielsa en el proceso judicial que se le sigue en la Región de La Araucanía al líder mapuche trasandino de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), Facundo Jones Huala, que fue extraditado a nuestro país en 2018 para cumplir una condena de nueve años por su participación en un ataque incendiario en la Región de Los Ríos en 2013.

Según confirmaron a La Tercera fuentes diplomáticas, el canciller Andrés Allamand envió una misiva ante la embajada argentina en Santiago donde objetó la participación de Bielsa en una audiencia judicial en Temuco -vía Zoom- en la que se debatía un pedido de libertad condicional de Huala, que cumple su pena en una cárcel de la ciudad sureña.

La carta, que fue respaldada por senadores oficialistas, fue presentada pocos días después del proceso que falló en contra de Huala.

Vía Twitter, la legación diplomática justificó el acción de Bielsa al sostener que dicha participación se dio en concordancia con el Derecho International, citando la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

"El ciudadano Huala solicitó la asistencia a través de su abogada. Ha habido casos en los que el abogado lo hace y luego el detenido lo desautoriza, en los que la Embajada se abstuvo de participar, como manda la norma", explicó.

Según la embajada, la intervención en la audiencia es una actitud "regular que realizan tanto los consulados como el propio Embajador, habida cuenta de su carácter de Jefe de Misión".

En esta oportunidad, agregó, "a solicitud de las autoridades chilenas, el embajador intervino haciendo expresa salvedad del respeto por el derecho interno chileno y los procedimientos que de este ordenamiento se desprenden".

"El embajador no solicitó a la Comisión que se otorgara ni que se dejara de otorgar la libertad condicional, y se circunscribió a responder dichos del representante del Ministerio del Interior de Chile, que no es parte de la Junta", agregó.

Seguidamente criticó a la resolución de la justicia chilena, asegurando que "eso resulta contradictorio con todo el ordenamiento internacional de Derechos Humanos del que ambos países somos parte, pues no se puede aceptar que la base para privarlo de un beneficio al que tiene derecho según la ley chilena sea su identidad y no sus actos".

El domingo pasado, en conversación con el diario La Nación de Argentina, Bielsa justificó su aparición en la corte chilena defendiendo que "yo nunca pedí la libertad condicional del señor Jones Huala. Y lo voy a probar. Estos documentos son suficiente prueba de que no la pedí. Y si la hubiera pedido, vamos a suponer que la hubiera pedido, evidentemente alguien de la comisión hubiese hecho referencia a la solicitud. Como no la pedí, no hay ninguna injerencia de ninguna naturaleza".

El diplomático trasandino explicó que fue él mismo y no envió al cónsul porque "hay normas que me obligaban a hacer lo que hice y cumplí con esas normas. Y en cuanto a la conciencia, me pareció que no correspondía, que no era propio de un jefe dejar que una cónsul se hiciera cargo de esta audiencia y por eso asumí la responsabilidad, dentro de mis facultades".

OLA DE CRÍTICAS EN ARGENTINA
La actitud de Bielsa molestó también a la Casa Rosada. Es que, según medios locales, la decisión del embajador de defender a Huala desató en la Argentina una ola de hechos de violencia en Bariloche y el Bolsón de comunidades mapuche que apoyan al líder de la RAM.

Todo eso gatilló el pedido de intervención de fuerzas federales de la gobernadora de Río Negro, Arabella Carreras, quien recibió como respuesta una carta del presidente Alberto Fernández donde dijo que la seguridad provincial no es un asunto del Estado nacional.

"La defensa de una figura delictiva y que, además, desconoce al Estado Nacional e incluso a la propia figura del embajador. No ha sido atinada la representación del Estado Nacional en ese sentido", cuestionó la gobernadora sobre la intervención de Bielsa en la corte.

La tensión en la zona cordillerana aumentó de manera notoria desde el mes pasado, cuando un grupo de la comunidad Quemquemtreu ocupó unos terrenos en la zona conocida como Cuesta del Ternero, en el área rural de El Bolsón.

La zona ya sufrió el 3 de octubre pasado un ataque incendiario contra el nuevo Centro de Informes Turísticos de El Bolsón -que aún no se había inaugurado- y al día siguiente otro en un puesto de Vialidad en Bariloche, donde, además de dañar máquinas viales, se agredió y maniató a una familia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino