Confinamientos para los 'negacionistas', fiestas canceladas y hospitales saturados: Europa actúa frente a la cuarta ola

Confinamientos para los 'negacionistas', fiestas canceladas y hospitales saturados: Europa actúa frente a la cuarta ola

Varios países europeos aplican nuevas medidas para detener la ola de contagios.

Alemania ya no sabe qué hacer para convencer a su población de que se vacune contra el coronavirus. Casi un 37% de la población no lo está y las autoridades, de momento, no piensan obligarles a hacerlo, aunque sí han restringido al máximo sus movimientos.

Los no vacunados deberán presentar un test negativo para acceder a su trabajo o utilizar el transporte público. Se impondrá la regla 2G (por "geimpft, genesen", que quiere decir vacunado, sanado), es decir que habrá que presentar un certificado de vacunación o acreditar haber superado la enfermedad para entrar en museos, bares, restaurantes o gimnasios. "Hay que decirlo con claridad, si la gente se hubiera vacunado -y ya en verano hubiéramos podido vacunarnos todos- el coronavirus habría dejado de ser un problema en Alemania", dijo ayer Markus Söder, el primer ministro bávaro.

La siguiente medida podría anunciarse el jueves, cuando el Bundestag vote la reforma de la Ley de Infecciones, que podría contemplar, esta vez sí, la vacunación obligatoria al menos para ciertos sectores, como el sanitario o el educativo. Mientras, el país se preparara para movilizar a 12.000 soldados en clínicas y otros puntos sensibles del país para que ayuden logísticamente en la campaña de vacunación. El Instituto Robert Koch (RKI) ha registrado hoy 32.048 nuevos contagios, 10.216 más que hace una semana, y 265 muertes frente a las 169 del martes pasado. La incidencia semanal alcanzó un nuevo récord con 312,4 contagios por 100.000 habitantes.

AUSTRIA
Desde ayer se aplican nuevas restricciones a los no vacunados, que sólo podrán salir de sus casas para actividades esenciales como ir a comprar comida u otros productos básicos o ir al médico (también se les permite hacer ejercicio al aire libre o salir a pasear). Para acceder al puesto de trabajo, los no vacunados deberán presentar a diario una PCR negativa, una prueba que en el país es gratuita. Quedan fuera de este confinamiento los menores de 12 años, las embarazadas y quienes acrediten que no pueden vacunarse por razones de salud. Además, se refuerza el control a estas medidas con multas que van desde los 500 hasta los 1.450 euros.

Aunque la población está mayoritariamente a favor de estas medidas, hay amplios sectores que la rechazan. El sábado próximo hay convocada una manifestación contra el confinamiento, apoyada por el partido ultraderechista FPÖ (que cuenta con una intención de votos de un 20%). Su líder, Herbert Kickl, que defiende que con ibuprofeno y vitamina C uno se protege del Covid-19, anunció ayer que se había contagiado y que, por tanto, no podrá ir a la manifestación.

Con la incidencia acumulada más alta desde que estalló la pandemia (894 casos por cada 100.000 habitantes), el gobierno se está planteando un toque de queda nocturno para toda la población, aunque la medida ha sido muy criticada. Sólo el 65% de la población tiene la pauta completa de la vacuna.

PAÍSES BAJOS
El Gobierno ha limitado la participación en la vida social de los no vacunados y les exige someterse a un test para poder acceder a la hostelería, los eventos culturales y musicales, los gimnasios o las piscinas. Sin embargo, las restricciones no parecen haber funcionado para reducir la presión hospitalaria y el aumento de los contagios, por lo que el Ejecutivo tratando de implementar la llamada regla 2G (como en Alemania). El municipio de Ámsterdamcanceló ayer todas las celebraciones de Nochevieja organizadas por el ayuntamiento, incluida la cuenta atrás nacional y los espectáculos con fuegos artificiales por la alta cifra de contagios.

REPÚBLICA CHECA
Desde ayer, todos los trabajadores del sector de la sanidad que no estén vacunados deberán someterse a pruebas semanales de detección de coronavirus en el país, donde solo un 57,5% de la población tiene la pauta completa de la vacuna. El Gobierno ha decidido enviar a agentes de las Fuerzas Armadas a los hospitales y residencias de ancianos de dos regiones del este del país por la saturación de los centros sanitarios. Según una modificación legislativa reciente, hasta 900 miembros de las fuerzas armadas pueden ser liberados para ayudar en una situación de emergencia.

El Ministerio de Sanidad ha lanzado una dura campaña en los medios en la que muestra fotos de pacientes reales en situación crítica y de cadáveres siendo introducidos en ataúdes, bajo rótulos como "él pensó que aún tenía tiempo" o "ella no cree en las vacunas". "Queríamos mostrar la realidad de lo que está ocurriendo en los hospitales a aquellos que están sentados en sus zonas de confort y no ven que estamos en medio de la peor crisis sanitaria en más de un siglo" argumentó Adam Vojtech, ministro de Sanidad, ante las críticas que ha suscitado esta campaña.

ITALIA
Aunque el 'pasaporte Covid' ya era obligatorio para trabajar en Italia desde el 15 de octubre, desde hoy también habrá que presentar el certificado sanitario en todos los medios de transporte, incluidos los taxis. El protocolo, adoptado por los ministerios de Salud e Infraestructuras, prevé también la posibilidad de detener un tren de urgencia si viajan varias personas con síntomas de Covid o reservar un espacio determinado para esos viajeros. Además, en los taxis sólo podrán viajar dos pasajeros (salvo que se trate de miembros de una misma familia).

La circulación del Covid-19 está aumentando en Italia y, aunque los datos son menores a los de otros países europeos -el 84% de la población tiene la pauta completa-, preocupa la tendencia creciente, este martes ascendieron a 5.144, casi el doble que hace dos semanas.

Ayer, la policía italiana llevó a cabo una ola de redadas contra grupos de antivacunas por instar en las redes sociales a la violencia contra políticos y médicos. Las redadas fueron realizadas en 16 ciudades de todo el país contra 17 líderes ultrarradicales del movimiento "Basta Dittatura" ("Abajo la dictadura").

BÉLGICA
El país alcanzó el pasado domingo el umbral "psicológico" de 500 ingresados en la UCI con Covid-19. Según el ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke, el actual pase sanitario, que indica si la persona tiene la pauta completa, se ha hecho una PCR en las últimas 48 horas o si ha superado la enfermedad, "no será suficiente", y defiende que los locales de ocio admitan sólo a personas vacunadas. Estas medidas serán discutidas el próximo viernes, en un comité gubernamental dedicado al coronavirus.

El pasado 26 de octubre, el Gobierno decidió ampliar a todo el país el uso de la mascarilla en espacios públicos interiores y del certificado covid en restaurantes, gimnasios o eventos. Aunque el 74,4 % de la población tiene la pauta completa, la tasa es muy distinta por regiones, así, por ejemplo, es del 80,1% en Flandes pero sólo del 56% en Bruselas.

GRECIA
El país impuso en septiembre la vacuna obligatoria para todos los sanitarios, así como para los trabajadores en centros de mayores, y dejó sin empleo y sueldo a los no vacunados, hasta que se inmunicen. Ahora, algunos médicos están pidiendo, ante el avance de la cuarta ola y la asfixia de los hospitales, que se amplíe esta obligatoriedad a otros sectores, como la restauración, pero el Gobierno del conservador Kyriakos Mitsotakis aún no ha dado el paso. En las últimas semanas el número de contagios ha ido escalando exponencialmente y también el de pacientes intubados y fallecimientos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino