Con petróleo a US$ 35, impacto fiscal es de $ 12 billones: petroleras

Con petróleo a US$ 35, impacto fiscal es de $ 12 billones: petroleras

Sector pide intervenir tarifas de transporte por oleoducto, excesivas con precio actual del crudo.

Si bien la caída del petróleo WTI este lunes, cuando llegó a terreno negativo por primera vez en la historia, y el reflejo que se dio en el barril de referencia Brent (cerró este miércoles en 20,37 dólares y subió 5,4 por ciento), aún no se ve con fuerza en el país, a mediano y largo plazo sus efectos serán muy importantes, de no adoptarse medidas rápidas.

Este miércoles, en un debate en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, así lo dejaron ver representantes de la industria y del propio Gobierno.

Y aunque en dicha sesión parlamentaria el presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, sostuvo que en el caso de la compañía las medidas de ajuste tomadas en los últimos años permiten que pueda generar utilidad con un precio del crudo superior a 30 dólares y el promedio del año está en 47 dólares a la fecha, el panorama de corto y mediano plazo luce muy complejo para el resto de las compañías.

Y lo es porque según Germán Espinosa, presidente Ejecutivo de la Cámara de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), la industria se enfrenta otra vez a un nuevo normal de precios más bajos, que pueden estar entre 30 y 40 dólares por barril, casi a la mitad de lo que se encontraba antes de que se entrara en la coyuntura.

Bajo este escenario, el presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), Francisco José Lloreda, reveló que las nuevas estimaciones del gremio apuntan a que la inversión exploratoria este año 640 millones de dólares a solo 270 millones, con una caída del 60 por ciento.

En el caso de la producción, que es la variable que más influye en el corto plazo en la economía, los recursos destinados ya no serán de 1.200 millones de dólares sino de 530 millones, con una reducción del 50 por ciento.

Por ello, según la ACP, con precios del petróleo por debajo de 25 dólares habría una caída 100.000 barriles en la producción de crudo de Colombia, que frente a un objetivo del Gobierno de 900.000 barriles diarios, afectaría durante las cuentas del Gobierno y de las regiones.

El gremio petrolero calcula que por esta situación habría una afectación fiscal de 12,1 billones de pesos, tanto por menor pago de impuestos al Gobierno Central, como por menor giro generación de regalías para las regiones.

Los anterior porque según la ACP, el desplome en los precios internacionales y una reducción inicial de 35.000 barriles diarios de producción implica una caída significativa en los ingresos. Pasaría de un recaudo estimado en el 2019 de 16,1 billones de pesos en regalías, impuestos y derechos económicos a un
recaudo estimado de 4 billones de pesos en 2020.Para esta proyección, la ACP tomó un precio del crudo Brent para el año 2020 de 35 dólares por barril y una cotización del dólar de 3.900 pesos.

Tarifas de oleoducto, caras
Y en vista de que la caída en los precios hace insostenibles los costos de producción, pese a que todas las compañías vienen trabajando en reducir sus gastos y en recortar inversiones, la ACP instó al Gobierno a tomar una acción directa sobre las tarifas de oleoductos, que van para los ingresos de Ecopetrol, ya que las diferentes petroleras están pagando hoy en día entre 7 y 15 dólares por barril, un costo que resultan muy alto frente a otros países.

“El transporte por oleoductos es el único eslabón de la cadena del sector cuyo costo en los últimos años se ha mantenido prácticamente igual, representa alrededor de la mitad de los costos de producción, no es gestionable por las compañías del E&P porque es regulado por el Ministerio de Energía y diversos estudios muestran que es excesivo”, indicó Lloreda.

Como se recuerda, el año pasado hubo una dura polémica entre el sector y el Gobierno, ya que los tiempos para negociar tarifas se aceleraron, y se pasó de un proceso de construcción a uno más rápido de negociación directa entre cada oleoducto con sus clientes.

Según Lloreda, en el caso de Ocensa, el principal ducto del país, esta tarifa debería pasar de 7 a 3 dólares, que a su juicio es un nivel rentable para los oleoductos y permiten a las empresas manejar la situación.

Este ducto, controlado por Cenit, filial de Ecopetrol, tiene una tarifa de 1,02 dólares por kilómetro, mientras que el oleoducto TransEcuatoriano tiene una de 0,50 dólares por barril.

Una decisión en este sentido recae en el Ministerio de Minas y Energía.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino