Con el presidente liderando la estrategia, el gobierno revisa su política internacional y se acerca a Israel

Con el presidente liderando la estrategia, el gobierno revisa su política internacional y se acerca a Israel

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, recibió la semana pasada de la Cancillería una carpeta con el historial de votaciones de Uruguay en el asunto Israel-Palestina y también con los temas que se discutirán en el ámbito de Naciones Unidas (ONU) y sobre los que su gobierno deberá fijar posición. El objetivo del Poder Ejecutivo es revisar posturas adoptadas en los gobiernos anteriores y, en algunos casos, quedar más alineado con Israel.

Ese gesto de diplomacia presidencial se activó después de una votación en el Consejo Económico y Social de la ONU que molestó en el gobierno israelí y en la comunidad judía en Uruguay. El episodio le costó el cargo al director de Asuntos Políticos de la Cancillería, Juan Sader.

El movimiento rápido de Lacalle Pou, que lideró la reacción del gobierno ante la presión desde dentro y fuera de la coalición, evitó que las relaciones bilaterales se deterioraran. La decisión de remover a Sader, además de aplacar los ánimos de Israel, causó malestar en parte del cuerpo diplomático, según supo Búsqueda.
Desde que asumió, Lacalle Pou ha tomado medidas que reflejan un cambio en la política exterior de Uruguay. Uno de sus principales movimientos es el acercamiento a Estados Unidos, quien es, a su vez, un aliado clave de Israel en los foros internacionales.

El “dolor”
La tormenta diplomática comenzó con la votación el 14 de setiembre en Ginebra, Suiza, de una resolución que ponía foco en la mala “situación de la mujer palestina” como consecuencia del conflicto con Israel.

La resolución menciona, entre otras cosas, la “grave preocupación por las continuas violaciones sistemáticas de los derechos humanos del pueblo palestino por parte de Israel, la potencia ocupante, y sus efectos en las mujeres y las niñas”.

La resolución fue aprobada por 43 de los 54 Estados miembros del consejo. Solo tres países (Estados Unidos, Canadá y Australia) votaron en contra y otros ocho se abstuvieron. El voto favorable de Uruguay a la resolución provocó la reacción de la colectividad judía uruguaya, con empujes individuales primero a través de las redes sociales y luego de sus organizaciones sociales, y también de su representación diplomática en el país.

El fuego dirigido al gobierno también llegó de los socios de la coalición. El secretario general del Partido Colorado y senador, Julio María Sanguinetti, y el diputado Ope Pasquet criticaron públicamente la decisión del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El presidente llamó al canciller, Francisco Bustillo, para conocer cómo se había tomado la decisión de votar esa resolución en la ONU. A partir de ese momento, la suerte estaba echada para uno de los diplomáticos que participó en el episodio.

El embajador de Israel en Uruguay, Yoed Magen, envió una nota a la Cancillería referida a la polémica resolución, dijeron a Búsqueda fuentes del gobierno.

Aclararon, sin embargo, que no se trató de una queja, sino que exponía la posición de su país en ese tema.

“Las votaciones en foros internacionales siempre están en la agenda israelí con nuestros amigos y este caso no es la excepción”, respondió la embajada ante una consulta de Búsqueda dos semanas atrás.

El Comité Central Israelita emitió un comunicado en el que expresó su “desacuerdo” con la resolución y, mediante canales informales, hizo “llegar el mensaje” con su malestar.

La periodista Ana Jerozolimski, una referente de la comunidad en Uruguay, describió en dos artículos publicados en los últimos días cómo fue el proceso — formal e informal— que permitió desactivar la crisis.

La resolución menciona, entre otras cosas, la “grave preocupación por las continuas violaciones sistemáticas de los derechos humanos del pueblo palestino por parte de Israel, la potencia ocupante, y sus efectos en las mujeres y las niñas”.

La resolución fue aprobada por 43 de los 54 Estados miembros del consejo. Solo tres países (Estados Unidos, Canadá y Australia) votaron en contra y otros ocho se abstuvieron. El voto favorable de Uruguay a la resolución provocó la reacción de la colectividad judía uruguaya, con empujes individuales primero a través de las redes sociales y luego de sus organizaciones sociales, y también de su representación diplomática en el país.

El fuego dirigido al gobierno también llegó de los socios de la coalición. El secretario general del Partido Colorado y senador, Julio María Sanguinetti, y el diputado Ope Pasquet criticaron públicamente la decisión del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El presidente llamó al canciller, Francisco Bustillo, para conocer cómo se había tomado la decisión de votar esa resolución en la ONU. A partir de ese momento, la suerte estaba echada para uno de los diplomáticos que participó en el episodio.

El embajador de Israel en Uruguay, Yoed Magen, envió una nota a la Cancillería referida a la polémica resolución, dijeron a Búsqueda fuentes del gobierno.

Aclararon, sin embargo, que no se trató de una queja, sino que exponía la posición de su país en ese tema.

“Las votaciones en foros internacionales siempre están en la agenda israelí con nuestros amigos y este caso no es la excepción”, respondió la embajada ante una consulta de Búsqueda dos semanas atrás.

El Comité Central Israelita emitió un comunicado en el que expresó su “desacuerdo” con la resolución y, mediante canales informales, hizo “llegar el mensaje” con su malestar.

La periodista Ana Jerozolimski, una referente de la comunidad en Uruguay, describió en dos artículos publicados en los últimos días cómo fue el proceso — formal e informal— que permitió desactivar la crisis.

Sobre el final de ese artículo, publicado el 6 de octubre en Montevideo Portal, Jerozolimski, opinó que “sería una gran cosa ver a Uruguay no solo absteniéndose en propuestas de resolución contra Israel que son aberrantes, sino también votando en contra de las mismas. Quizás en algún momento logre hacerlo”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino