Compañías argentinas sobreviven en medio del default soberano

Compañías argentinas sobreviven en medio del default soberano

12:58 - Algunas se volvieron "creativas" haciendo canjes de deuda en el extranjero y ventas de bonos en pesos locales para ayudar a gestionar sus pagos.

Las compañías argentinas podrían sortear con facilidad un campo minado de vencimientos de bonos que este año asciende a los US$ 2.075 millones , mientras el país permanece embarcado en su noveno default, atraviesa una larga recesión y sufre controles de capital cada vez más estrictos.

Empresas como la petrolera estatal YPF SA y el operador aeroportuario Aeropuertos Argentina 2000 SA se volvieron creativos en los últimos meses, realizando canjes de deuda en el extranjero y ventas de bonos en pesos locales para ayudar a gestionar sus pagos.

Los inversores se han dado cuenta: los precios de los bonos corporativos argentinos superan en unos 30 centavos a los bonos soberanos de la nación. A través de swaps y emisiones locales, la mayoría de las compañías han logrado hasta ahora adelantar sus obligaciones de deuda.

La situación de las empresas podría sorprender, dentro de un moribundo panorama económico de Argentina, en el que los obstáculos generados por la pandemia empujan a la nación a entrar en su tercer año de contracción.

“Las empresas tuvieron mucho cuidado de ordenar antes de un posible incumplimiento del gobierno o el cierre del mercado”, dijo Federico Pérez, quien ayuda a supervisar 26 mil millones de pesos (US$ 374 millones) en Mariva Asset Management en Buenos Aires. “Tuvieron cuidado de no tener grandes pagos en dólares a corto plazo”.

Los bonos de YPF y la perforadora de petróleo y gas Pampa Energia SA estuvieron entre los mejores en mercados emergentes en el último mes. Las ganancias fueron impulsadas por el aumento de la confianza en una reestructuración exitosa de la deuda del gobierno y el optimismo sobre el resurgimiento de la demanda regional de energía y combustible a medida que disminuyen los bloqueos, según el analista de Bloomberg Intelligence Jaimin Patel.

Pero la situación está lejos de ser ideal. El gobierno impuso su última ronda de controles de capital a fines del mes pasado, con el objetivo de proteger nuevamente las reservas de divisas.

Las firmas argentinas deben US$ 618 millones sólo en noviembre, aproximadamente un tercio de los pagos totales que quedan este año, según estimaciones de la consultora con sede en Buenos Aires Economia & Estrategia 1816.

“El colapso de la economía es un gran problema”, dijo Roger Horn, estratega de mercados emergentes de SMBC Nikko Securities America en Nueva York. “Aún más severas son las restricciones cambiarias que prohíben a las compañías comprar dólares para pagar los bonos extranjeros”.

Las últimas restricciones limitan el acceso al contado con liquidación y obligan a las empresas a usar activos fuera de Argentina para pagar la deuda externa. Los controles son parte de una represión de meses en el tipo de cambio no oficial de la nación, que se disparó en mayo cuando los inversores clamaron por dólares antes del incumplimiento.

Más limitaciones

La crisis del coronavirus probablemente perjudicará la liquidez corporativa a mediados o fines de 2021, especialmente entre las empresas no financieras corporativas, de servicios públicos y de infraestructura, según Moody’s Investors Services. El acceso restringido a los mercados internacionales de bonos puede impedir que la mayoría de las empresas argentinas refinancien por completo el total de US$ 3.800 millones en deuda con vencimiento hasta 2021, escribieron los analistas Martina Gallardo Barreyro y Marianna Waltz en una nota.

Por ahora, algunas empresas están ejecutando canjes de su deuda externa para apuntalar el financiamiento. La compañía de bienes raíces Raghsa SA y el operador aeroportuario Aeropuertos Argentina 2000 SA ya han realizado sus canjes, y otras podrían realizar operaciones similares, dijo Horn.

Otras compañías, como la perforadora de petróleo y gas Pan American Energy LLC, el operador de centros comerciales IRSA y la compañía de energía renovable Genneia SA, han recurrido al mercado local y han vendido deuda local en las últimas semanas.

YPF también espera transferir obligaciones a través de la venta de bonos en el mercado local, dijo el gerente de relaciones con inversionistas, Ignacio Rostagno, en una llamada de ganancias el mes pasado. La extensa empresa petrolera tiene una deuda de casi US$3.000 millones con vencimiento en 2020 y 2021 y tenía aproximadamente US$ 1.200 millones de liquidez en efectivo y equivalentes al final del primer trimestre, según una presentación de la compañía. YPF tiene US$ 321 millones en pagos adeudados antes del 31 de julio, según datos compilados por 1816 Economia, la consultora. Vendió US$ 100 millones en bonos denominados en dólares y pesos el 10 de junio.

El analista de Balanz Capital, Ezequiel Fernández , recomienda los bonos de la compañía energética Pampa Energia SA y el transportista de gas Transportadora de Gas del Sur SA. Según Fernández, sus activos se encuentran principalmente en Argentina y tienen una carga de deuda general más pequeña con menos pagos pendientes este año.

La carta ganadora: si Argentina puede renegociar con éxito US$ 65 mil millones de su propia deuda en el extranjero aumentan las posibilidades de que las empresas puedan seguir transfiriendo los pagos. El ministro de Economía, Martin Guzmán , dijo al diario brasileño Folha que confía en que se pueda alcanzar un acuerdo esta semana. El gobierno ha extendido su fecha límite para un acuerdo de deuda hasta el viernes.

“Si el gobierno nacional no repara su deuda, las compañías tendrán más dificultades para cumplir con sus obligaciones”, dijo Fernández. “El gobierno también puede restringir aún más el acceso al mercado cambiario para evitar perder reservas”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino