Comenzó limpieza del canal mientras se envía una notificación a Argentina

Comenzó limpieza del canal mientras se envía una notificación a Argentina

El MOPC y la comisión nacional iniciaron la limpieza del canal paraguayo en el Pilcomayo. Se aguarda para la próxima semana un informe para Argentina sobre ingreso de maquinaria vial de Paraguay, en la embocadura.

Una excavadora anfibia del Ministerio de Obras Públicas inició la limpieza de la embocadura del canal paraguayo en el Pilcomayo.

El último repunte del río depositó en la embocadura una inmensa cantidad de arena, hecho que obligó al Pilcomayo a retirarse unos 700 metros de nuestro canal.

El agua siguió entrando pero el 90 por ciento del caudal tomaba rumbo a la Argentina, cuyo canal está beneficiado con la inclinación del terreno.

El ingeniero Arturo Niedhammer explicó que “el equipo anfibio inició su trabajo en la embocadura paraguaya. Comenzamos la limpieza de sedimentos para facilitar el escurrimiento del río en nuestro territorio”

Agregó que “el trabajo se ve facilitado porque en este momento tenemos un nuevo repunte de caudal del río y el agua está entrando sin mayores problemas”.

Sobre la distribución de aguas entre nuestro país y la Argentina, dijo que “nuestros vecinos llevan el 70 por ciento de las aguas. Aumentamos el ingreso a nuestro país gracias al trabajo de la excavadora anfibia”.

Reconoció que tener una sola excavadora en la embocadura es poco: “El trabajo pendiente es muy grande. Necesitamos meter las cuatro excavadoras anfibias que tiene disponible Paraguay así como apoyo vial terrestre”.

“Es un trabajo que se realiza contra reloj -siguió diciendo- porque debemos aprovechar los repuntes de caudal para meter la mayor cantidad posible de agua”.

Aclaró que “el equipo anfibio y terrestre está listo, en condiciones de iniciar el trabajo de inmediato, pero debemos realizar previamente la comunicación a Argentina de que estaremos trabajando en la embocadura”.

El canal paraguayo en la Argentina
De momento, la solitaria excavadora anfibia se limita a trabajar solo en la embocadura de nuestro canal, liberando sedimentos en la medida de sus posibilidades.

La Comisión Nacional del Pilcomayo solicitó la intervención de la Cancillería nacional para comunicar a Buenos Aires la necesidad de introducir equipo vial para trabajar en el sector colmatado.

“No podemos meter maquinaria sin comunicar a la Argentina. Nuestros técnicos están terminando la justificación del ingreso de equipo vial para que Relaciones Exteriores pueda enviarlo a Argentina”.

El ingeniero Niedhammer no cree que exista ningún problema del lado argentino, con respecto a los trabajos necesarios en la embocadura del canal paraguayo.

“No tendría que haber problemas porque son tareas que están previstas en los acuerdos binacionales”.

El tema es que la embocadura del canal paraguayo se encuentra dentro de territorio argentino, por lo tanto resulta necesario cumplir el protocolo de comunicación previa.

En la tarde del martes último comenzó a subir el nivel del Pilcomayo, resultado de lluvias tanto en la región como en las montañas bolivianas. No se tendrá una suba importante, pero servirá para aumentar el ingreso en nuestro canal y también facilitar las tareas de la excavadora anfibia.

El riesgo lo tiene Formosa: a mayor cantidad de agua, mayor sedimento.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino