Colombia pone la prudencia como regla de oro ante nuevas amenazas de Maduro

Colombia pone la prudencia como regla de oro ante nuevas amenazas de Maduro

El consejero presidencial para la Seguridad de Colombia, Rafael Guarín, dijo que la diplomacia puesta en práctica deja claro que no puede caer en provocaciones de la dictadura de Maduro

Colombia considera que la prudencia debe ser la regla de oro ante las amenazas de Nicolás Maduro, que ordenó ejercicios militares en la frontera común.

Los dos países comparten una línea fronteriza de 2.219 kilómetros, escenario de constantes tensiones que nunca han llegado al enfrentamiento militar. Según Maduro, puede ocurrir por la supuesta intención de Colombia de crear un conflicto.

«Colombia debe actuar con la mejor estrategia de defensa que existe y es la aplicación de las normas de derecho internacional. La diplomacia desarrollada deja claro que no puede caer en provocaciones de la dictadura de Maduro», dijo el consejero presidencial para la Seguridad, Rafael Guarín.

Más temprano, el canciller Carlos Holmes Trujillo aseguró que «Colombia cumple con su deber de preservación de la soberanía y de garantía de la tranquilidad de los colombianos».

Tanto el canciller como el consejero coinciden en que el régimen de Maduro es una amenaza para la seguridad de Colombia y de la región. Ante esto, señalan que el país debe mantener la cabeza fría con respecto a sus afirmaciones.

«La amenaza proveniente de la dictadura de Maduro la siente Colombia desde hace mucho tiempo. Es una amenaza que proviene del régimen chavista que se ha prolongado durante el régimen madurista», aseguró el canciller.

Según Homes Trujillo, el régimen de Maduro «crea permanentemente situaciones de crisis» y constituye «una amenaza que atenta contra la estabilidad en la región».

Discordia en aumento

Las diferencias históricas por asuntos limítrofes entre Colombia y Venezuela derivaron en tensiones ideológicas en la época del chavismo. Tras un periodo de relativa calma en los últimos años de la Presidencia de Hugo Chávez, se agudizaron con Maduro.

En los últimos años la discordia aumentó con las denuncias de Maduro de supuestas conspiraciones alentadas desde Bogotá para derrocarlo, incumplimientos en pagos a exportadores colombianos, cierres de la frontera por parte de Venezuela con el argumento de combatir el contrabando y la expulsión de miles de colombianos residentes en el país.

El apoyo del presidente Iván Duque a la oposición venezolana y las frecuentes denuncias de campesinos colombianos por incursiones de la GNB dejan en cero la relación bilateral.

La crisis empuja a diario a miles de venezolanos a cruzar la frontera con Colombia, bien sea para quedarse o en ruta hacia un tercer país. Este éxodo en nada se ha visto afectado por la tensión entre los dos gobiernos.

Pese a la escalada de tensiones, el gobierno colombiano se toma con cautela los ejercicios militares de Maduro.

«La instrucción aquí es clara: prudencia, no caer en provocaciones; Colombia es respetuosa del derecho internacional, confía en la diplomacia, en las organizaciones internacionales y de ninguna manera va a caer en provocaciones del régimen de Maduro», subrayó el consejero presidencial.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino