China reitera su apoyo a Nicolás Maduro

China reitera su apoyo a Nicolás Maduro

Pekín le ha concedido cerca de 54.000 millones de euros en préstamos a Venezuela, que aún debe devolver un tercio de esa cantidad.

En medio de la crisis de Venezuela, el ministro de Relaciones Exteriores del país sudamericano, Jorge Arreaza, está de visita oficial en China desde el miércoles buscando el apoyo de los pocos grandes aliados internacionales que le quedan al régimen de Nicolás Maduro. Y en Pekín, de nuevo, lo ha encontrado.

Mientras el Parlamento europeo acaba de condenar el "intento de golpe de Estado" del régimen de Maduro contra la Asamblea Nacional el pasado 5 de enero, al tiempo que han reafirmado su apoyo a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, desde el Gobierno chino siguen reconociendo a Maduro como el único y legítimo presidente.

"China continuará apoyando firmemente a Venezuela en la salvaguarda de la soberanía y dignidad nacionales y salvaguardando sus derechos e intereses legítimos", dijo ayer el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, tras reunirse con su homólogo venezolano. "Queremos impulsar a Venezuela a un proceso de solución política inclusiva lo antes posible", agregó.

No hay que olvidar que el gigante asiático es el gran acreedor de Maduro. Según la Base de Datos de Financiación China-América Latina del Diálogo Interamericano y la Universidad de Boston, Pekín le ha concedido cerca de 54.000 millones de euros en prestamos en la última década, de los cuales a Venezuela aún le quedan un tercio por devolver.

El país es un aliado clave para China en América Latina. Y lo lleva siendo desde principios del 2.000, cuando el presidente Hugo Chávez necesitaba desesperadamente financiación y China, en pleno crecimiento económico, buscaba petróleo. Desde la Embajada de Venezuela en Pekín siguen tachando las relaciones bilaterales como "inquebrantables". Aunque, hace unos días, Elliot Abrams, el representante especial de la administración Trump para Venezuela, aseguró que Pekín estaba reduciendo el apoyo económico a Nicolás Maduro, y que estaba tomando un "papel decreciente" en gran parte debido a las sanciones de Washington.

"Venezuela estuvo en el epicentro de los acontecimientos en América Latina, agredida por Estados Unidos y hemos contado con la solidaridad y la profundización de la cooperación con la República Popular China", ha dicho Arreaza en declaraciones a la prensa, en referencia a estas sanciones interpuestas por la administración de Donald Trump al gobierno de Maduro. "No hay fuerza que pueda perturbar nuestra relación ni nuestra asociación estratégica integral", expresó Arreza ante su homólogo chino antes de empezar una reunión a puerta cerrada.

El representante venezolano también se reunió ayer con Song Tao, ministro del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista chino, con quien conversó sobre el fortalecimiento de sus vínculos. También con el vicepresidente Wang Qishan, un encuentro breve que fue señalado por la agencia estatal china como de "cortesía". En cambio, en estas reuniones no se ha mencionado el incidente del miércoles en Caracas cuando un grupo de civiles armados, considerados paramilitares chavistas, dispararon los coches en los que iba la comitiva que Guaidó envió a la Asamblea Nacional.

Mientras el representante venezolano se encuentra en Pekín, a 2.000 kilómetros de allí, desde otra de las grandes potencias de Asia, Japón, mantienen su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. El gobierno nipón ha expresado su preocupación por los "actos contra la democracia como la obstrucción del acceso a la Asamblea al presidente de este órgano y a otros delegados".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino