“China extorsiona y falta al respeto a un país soberano como Paraguay”

“China extorsiona y falta al respeto a un país soberano como Paraguay”

El embajador taiwanés sostiene que la República Popular de China está violando las normas de la Organización Mundial del Comercio al pedir a Paraguay que rompa relaciones diplomáticas con Taiwán.

En entrevista exclusiva con La Nación, Diego Chou, embajador de la República de China (Taiwán), habló respecto a las intencio­nes de gremios paraguayos de abrir una oficina comercial en la República Popular China y de la condición que este país asiático pone a Paraguay para entablar relaciones diplomá­ticas. Chou afirma que la ver­dadera intención de China es anexar a Taiwán porque ellos aseguran que el país es una provincia suya y utilizan a Paraguay como un instru­mento para lograr su obje­tivo. Recientemente, China pidió a Paraguay, a través de empresarios, que rompa las relaciones diplomáticas con Taiwán para iniciar las activi­dades comerciales en su país.

“Es una falacia absurda, desde hace 108 años somos un país independiente y soberano, entonces, como no aceptamos el sistema que ellos quieren, nos castigan militarmente con amenazas, diplomáticamente nos qui­tan aliados y bloquean nues­tra participación en foros y conferencias internaciona­les”, señaló.

–¿Cómo está actualmente la relación diplomática entre los gobiernos de Paraguay y el de la Repú­blica de China (Taiwán)?

–Las relaciones entre ambos países amigos han sido muy cordiales, muy estrechas y fructíferas. Con el gobierno a cargo del presidente Mario Abdo Benítez, se mantiene y han habido algunos proyectos que afianzaron aún más esas relaciones bilaterales.

–¿Cuál es la posición de Taiwán ante la intención de representantes de gre­mios de abrir una oficina comercial paraguaya en la República Popular China?

–La posición de Taiwán es muy clara y muy simple, nosotros no nos oponemos a que Paraguay ni otros paí­ses hagan negocios con China porque nosotros mismos estamos haciendo. A pesar de que China comunista nos trata muy mal, nos amenaza militarmente y nos aísla diplomáticamente.

Inclusive, hizo cortar los lazos de amis­tad diplomáticos que unía a nuestro país con los países amigos. En los últimos tres años y medio nos arrebató, nos quitó siete aliados diplo­máticos, por la sencilla razón de que no aceptamos el sis­tema que ellos pretenden que aceptemos hace años, que es el de un país con dos sistemas.

–¿Cuáles son esos siste­mas?

–Ellos afirman que Taiwán es China y quieren dos sistemas, uno comunista que se aplica en el territorio chino y otro país que capitaliza, que se pone y se aplica en Hong Kong y Taiwán. Un país con dos sistemas, eso es lo que ellos nos proponen.

–¿Piensa que la condición que ellos ponen al Gobierno de Paraguay, la de romper primeramente las rela­ciones diplomáticas con Taiwán para luego iniciar negociaciones con China, sería una estrategia para que ustedes pierdan alia­dos y así debilitar y presio­nar a su país para aceptar este sistema?

–Por supuesto. En realidad no existe ningún impedimento de comercio bilateral entre Paraguay y China. Fíjense en el mercado paraguayo en las calles, cuántos productos made in China hay. Anual­mente ustedes importan por US$ 3.700.000.000, una cifra sideral. China ha vendido mucho a Paraguay y Paraguay también ha vendido, aunque no tanta cantidad.

Hasta la empresa estatal china vino a comprar soja de aquí, así que no hay ningún impedimento de relación comercial entre ambos países. Fíjense ahora, cuando los productores de carne y de soja quieren ven­derles su producto ellos ponen condiciones y su condición es que primero tienen que rom­per la relación con Taiwán. En realidad eso se trata de chan­taje político, se trata de extor­sión, se trata de bullying; se trata de falta de respeto a un país soberano, independiente y con mucha actividad como Paraguay. Están haciendo una presión injustificable porque ellos pueden vender a este país, pero este país no les puede vender a ellos.

MOTIVACIÓN POLÍTICA

–¿Entonces habría cues­tiones políticas detrás de todo esto?

–De parte de China hay una intención de carácter polí­tico. Todo el mundo sabe que lo que ellos quieren es el rom­pimiento de relaciones entre Paraguay y Taiwán, y eso es muy claro; lo que ellos quie­ren es un motivo político. Por supuesto, los vendedores y exportadores de productos paraguayos tienen el legítimo derecho de vender sus produc­tos en el mercado chino y ellos no tienen derecho de impe­dirlo porque ellos venden a Paraguay. Si China impide el ingreso de productos para­guayos, este último también puede impedir el ingreso de productos chinos, es una reci­procidad y en el mundo de la diplomacia la reciprocidad es un principio fundamental; si usted me trata así yo también le trato así a usted.

–¿Es legal poner este tipo de condiciones a la hora de rea­lizar negociaciones comer­ciales entre dos Estados?

–Según las normas inter­nacionales de la Organiza­ción Mundial del Comer­cio (OMC), los actores de comercio no pueden poner condiciones de carácter polí­tico. No se debe poner con­diciones y lo que ellos están haciendo es una violación a los protocolos y de las nor­mas de la OMC.

–¿La petición de China afecta o no al relaciona­miento de Taiwán con Paraguay?

–Lo que esperamos es que los amigos paraguayos sepan que Taiwán es un aliado estraté­gico, que quiere compartir todo lo que hemos aprendido en las últimas décadas. En el mundo hay más o menos 200 países, y yo puedo asegurar que no hay ningún otro país en el mundo que tenga tanta voluntad, tanta sinceridad de compartir su experiencia de desarrollo con Paraguay como Taiwán. Lo que quiere China no es Paraguay, lo que quiere China es Taiwán y que sea una provincia suya. Que Taiwán democrático desa­parezca, que Taiwán libre desaparezca como ellos, sin democracia, sin libertad y sin derechos humanos. Paraguay es un instrumento y una vez que consiga su fin, su obje­tivo, que es Taiwán, Paraguay perderá automáticamente su valor para ellos. En realidad, el mayor valor de Paraguay es tener a Taiwán a su lado por­que si no tuviera a Taiwán, no tendría casi nada de valor para los chinos.

AGRADECIDOS

–¿Ya se reunió con alguna autoridad paraguaya para conversar sobre estas cuestiones?

–En realidad, yo quería manifestar que estamos agradecidos con el Gobierno paraguayo por tener una posición muy firme y muy clara, en el sentido de que no hay necesidad de establecer oficina comercial en China. Es una expresión y también es una postura manifes­tada por un alto funciona­rio de la Cancillería (refi­riéndose a Didier Olmedo, viceministro de Relaciones Económicas e Integración de la Cancillería Nacional), cuando acudió a la Cámara de Diputados atendiendo una invitación para expre­sar la postura del Gobierno con respecto a este tema.

La Cancillería es una ins­titución muy profesional y especializada, ellos cono­cen muy bien, son expertos en temas internacionales y después de estudios, aná­lisis y evaluaciones, llega­ron a la conclusión de que de momento no hay necesi­dad. Yo puedo poner nues­tro ejemplo, ya que a pesar de que China comunista nos amenaza, nos trata muy mal, nos hace bullying, “nego­cio es negocio”.

Desde hace tiempo, China ha sido y tam­bién seguirá siendo socio comercial muy importante de Taiwán. Nosotros tene­mos negocios muy fluidos y muy abundantes con China y viceversa, sin embargo, hace setenta años nunca hemos tenido ninguna ofi­cina en China continental ni ellos en Taiwán, pero aun así somos socios comercia­les muy importantes. China es nuestro socio comercial número uno.

–¿Con eso nos está afir­mando que Paraguay puede trabajar perfectamente sin abrir ninguna oficina en la República Popular China?

–Es una realidad, Paraguay no tiene ninguna oficina en China y este logró exportar US$ 3.700.000.000 de pro­ductos a Paraguay. Enton­ces, la pregunta es ¿para qué se necesita una oficina?; ese es un argumento y el segundo es que Paraguay tiene cerca de 70 u 80 misiones en el extranjero, algunas emba­jadas, consulados, etc., etc.; y seguramente hay bastan­tes misiones acreditadas en esos países donde Paraguay no tiene o tiene poquísimo comercio, aunque este país tenga su embajada allá.

–¿A su parecer, el Gobierno paraguayo debería seguir la misma línea mani­festada inicialmente por el representante de Relaciones Exteriores?

–Yo comparto la idea, no hay necesidad. Por otra parte, inclusive podríamos decir que como Paraguay es un país con el cual mantenemos relacio­nes muy estrechas incluyendo el acuerdo de cooperación económica y como Taiwán es un país comercial, somos el séptimo país comercial más grande del mundo, exporta­mos a casi todos los países del mundo, en ese contexto Paraguay puede aprovechar nuestra red comercial para expandir su vínculo comer­cial y nosotros estamos gus­tosos de hacerlo. Por ejemplo, Paraguay no tiene embajadas ni misión en bastantes paí­ses del continente asiático; nosotros sí tenemos oficina comercial y a nosotros nos encantaría apoyar a Para­guay a extender su vínculo comercial.

ACUERDO DE COOPERACIÓN

–Taiwán y Paraguay tienen actualmente un acuerdo de cooperación, ¿cuáles fue­ron los factores que impul­saron a su gobierno a apos­tar por este país?

–Sabemos que Paraguay está en evolución; es un país cuya economía está basada en el ámbito agro­pecuario, agroganadero, eso quiere decir que la activi­dad comercial de este país es cada vez más impor­tante. Por ese motivo noso­tros queremos fortalecer nuestra relación económica comercial. Fue así que en el 2017 firmamos el acuerdo de cooperación económica con Paraguay y después hemos logrado la conferencia de cooperación cada año.

–¿Cuáles son los resulta­dos obtenidos?

–En tres años consecuti­vos hemos logrado muchos avances, por ejemplo, nues­tro gobierno con el propósito de facilitar la importación de productos paraguayos les dio a estos un trato preferencial. En total 85 productos para­guayos pueden ser expor­tados a Taiwán con aran­cel cero, la carne bobina y muchos otros como made­ras, aceites, sésamo, chía, etc., etc. Hace poco, cuando nuestro gobierno supo que acá los dirigentes gremia­les cárnicos querían aumen­tar su exportación de carne a nuestro país, de inmediato se tomó la decisión de libe­rar el cupo de carne que antes poníamos a 20.635 toneladas anuales. Ahora es libre para los productores y exportado­res paraguayos, que pueden exportar a Taiwán la canti­dad de carne que quieran.

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino