Chile, polarizado a un mes de las elecciones y con un 'impeachment' a Piñera

Chile, polarizado a un mes de las elecciones y con un 'impeachment' a Piñera

La extrema derecha y extrema izquierda ganan fuerza en unos comicios que pillan en horas bajas al presidente, salpicado por los 'Papeles de Pandora'

Nada es como era en la política de Chile, aquel país estable y confiable de América Latina que hoy vive de sorpresa en sorpresa y en ebullición casi permanente. Un presidente sometido a 'impeachment' por segunda vez en su mandato y la izquierda y la derecha duras como favoritas en la elección presidencial, mientras cuatro provincias son militarizadas debido a ataques de tribus originarias mapuches que exigen la devolución de las que reclaman como sus tierras.

Y en medio de todo eso, TikTok como impensable foro para que aquellos que pretenden dirigir el país desde el año próximo bailen, hagan morisquetas y busquen un voto cada vez más autónomo e impredecible. Las elecciones son el 21 de noviembre, y ya está bien claro que habrá segunda vuelta en diciembre.

"Hay un 50 por ciento de indecisos, la elección se mantiene abierta" dijo esta semana Guillermo Holzmann, académico de la Universidad de Valparaíso. El analista político cree también que hay "un debilitamiento de la democracia y una fragilidad institucional".

Quizás sea así, o quizás simplemente Chile esté cambiando. Desde el final de la dictadura de Augusto Pinochet y el regreso de la democracia, en 1990, el país comprimido entre los Andes y el Pacífico fue gobernado por dos coaliciones: una de centroizquierda, que englobaba al socialismo y la democracia cristiana como principales actores, y otra de centroderecha, que contenía expresiones moderadas y otras nostálgicas del pinochetismo.

Ese esquema parece camino de implosionar en las elecciones de noviembre. Sebastian Sichel, el candidato de la centroderecha que representa, aunque intente evitarlo, al gobierno de Sebastián Piñera, se hunde en las encuestas en medio de mentiras, golpes a su imagen y falta de apoyo en su sector. Yasna Provoste, la candidata del centroizquierda, está por detrás de Gabriel Boric, candidato de la izquierda dura, que incluye al Partido Comunista dentro de la coalición.

Y el quinto protagonista, la gran sorpresa del proceso político chileno, es José Antonio Kast, candidato de la derecha dura y que hoy es señalado por las encuestas como el hombre que dirimirá con Boric el balotaje del 19 de diciembre y quién ingresa al Palacio de La Moneda en marzo de 2022.

Atildado y de discurso firme y sereno en las formas, Kast es capaz de plantear ideas que reelaboran las de Donald Trump a extremos que el ex presidente estadounidense no imaginó. Kast no quiere construir un muro en la frontera norte, la que limita con Perú y Bolivia. No, quiere una zanja que impida la inmigración ilegal.

"Si usted hace una zanja de tres metros de profundidad, con cercos para que nadie caiga adentro, es factible y bastante económico", sostuvo el candidato en el debate presidencial de esta semana. "Fue una propuesta y un proyecto que inició Michelle Bachelet", añadió, metiendo en el asunto nada menos que a la dos veces presidenta, de filiación socialdemócrata, y actual alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Kast añadió que instalar la zanja en la frontera cuesta diez millones de dólares, una cifra "similar a los costos de los viajes de repatriación". Cuatro años atrás, en las elecciones en las que obtuvo un ocho por ciento de los votos, Kast, admirador de Trump y Jair Bolsonaro, dejó una frase sin medias tintas: "Si Pinochet estuviera vivo votaría por mí".

¿Por qué sube Kast en las encuestas? La coalición de centroderecha que llevó a Piñera al poder ya no contiene a la derecha dura, pero tampoco a muchos de los moderados, decepcionados con la segunda gestión en La Moneda del millonario empresario. Sichel, que en las primarias sorprendió sacando del camino a Joaquín Lavín, el hombre que se sentía predestinado a la presidencia, tampoco entusiasma a los propios, hasta tal punto que algunos de ellos analizan si no sería buena idea votar a Provoste.

JUICIO POLÍTICO POR LOS 'PAPELES DE PANDORA'
La cuenta que hacen es sencilla: hay que evitar que la elección sea entre extremos, entre la izquierda dura de Boric y la derecha dura de Kast. Y ante la imposibilidad cada vez más evidente de que el centroderecha entre en esa batalla electoral, mejor desviar votos al centroizquierda encarnado en Provoste para que algo del viejo sistema sobreviva.

No es precisamente lo que quiere Boric, al que las encuestas auguran un claro triunfo sobre Kast en una eventual segunda vuelta, pero una lucha mucho más pareja si su rival es Provoste. Nacido a la luz pública en las protestas estudiantiles de hace una década, Boric es un político hábil que se quitó de en medio en la interna de su coalición a Daniel Jadue, el candidato del Partido Comunista. Necesita a Kast como rival, no a Provoste.

Y mientras la lucha política se intensifica y la Convención Constituyente sigue trabajando en una nueva Constitución para el país, en el sur las cosas se complican. Piñera declaró el estado de excepción y militarizó cuatro provincias de la región de La Araucaria y del Bio Bio, mientras organizaciones mapuches lo acusan de actuar "en defensa de los grandes empresarios, las empresas forestales y los colonos".

Así y todo, el jefe de Estado chileno tiene problemas mayores. Por segunda vez en su mandato se está motorizando un juicio político en su contra. Si en 2019 fue por violaciones a los derechos humanos -no prosperó-, esta vez es consecuencia de los 'Papeles de Pandora', que lo muestran haciendo negocios incompatibles con su cargo y utilizando paraísos fiscales cuando ocupaba la presidencia por primera vez, una década atrás.

Para que el juicio político sea aprobado en la Cámara Baja se necesitan al menos 78 votos y la oposición cuenta con 83, mientras que para que el jefe de Estado sea destituido se requieren dos tercios de los senadores (29 de 43). Parece improbable, pero Chile viene demostrando, desde el estallido social de octubre de 2019, que cada vez menos cosas son como eran.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino