Carne vacuna y ovina, madera, lácteos, trigo, cebada y colza fueron los impulsores del crecimiento en las exportaciones del agro

Carne vacuna y ovina, madera, lácteos, trigo, cebada y colza fueron los impulsores del crecimiento en las exportaciones del agro

En los tres primeros meses del año las ventas de todos los bienes uruguayos al exterior fueron 27% superiores a las del primer trimestre de 2020

En los tres primeros meses del año las ventas de todos los bienes uruguayos al exterior fueron 27% superiores a las del primer trimestre de 2020. Un dato alentador después de un 2020 que cerró un 10% abajo respecto a 2019.

Carne vacuna y ovina, madera, lácteos, trigo, cebada y colza fueron los impulsores de este crecimiento.

Los ingresos por exportaciones superaron los US$ 1.900 millones en el primer trimestre, contra los US$ 1.493 de un año atrás, según los datos de Aduanas, que no incluyen las ventas que salen del país desde las zonas francas. El 80% de los ingresos por exportaciones provinieron del agro.

La carne, una vez más arriba del todo
Nuevamente la carne bovina se situó como el primer producto de exportación. En consonancia con un aumento de la faena, las ventas de carne vacuna en el primer trimestre de 2021 aumentaron 21% interanual a 113.074 toneladas peso canal, pero aún no lograron superar a las de 2019, según indican los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

China sigue siendo el principal comprador y superando ampliamente la mayoría absoluta. Aumentó su participación de un 47% a un 58% sobre el total de ventas, y recupera la avidez por la carne uruguaya. Las ventas en el primer trimestre recuperaron los volúmenes récord de 2019. Sumaron 65.626 toneladas, un 51% más que las 43.465 de un año atrás, con una demanda contraída como consecuencia de la pandemia.
Las ventas a Estados Unidos –que durante la pandemia compensó parcialmente la menor demanda del gigante asiático– aumentaron casi 8%.

Todavía no se vuelve a los precios pre pandemia. En lo que va del año, el valor promedio de exportación de la carne vacuna es de US$ 3.809 la tonelada, un 6% menos que los US$ 4.034 del año pasado tras el auge de precios de China de fines de 2019. Por esto, los ingresos por exportaciones aumentaron, pero en menor proporción que el volumen: US$ 438 millones, un 14% más que los US$ 384 del primer trimestre de 2020.
Y en carne ovina la demanda de China es asombrosa, las exportaciones son más del doble que el año pasado y a un precio mayor al de 2020.

La madera y su empuje
La madera es otro sector con precios internacionales altísimos y así en el trimestre fue el segundo rubro en importancia y uno de los rubros con mayor incidencia positiva en las exportaciones.

En el primer trimestre de 2021 los ingresos por ventas totalizaron los US$ 218 millones, un 44% más que un año atrás, fundamentalmente por el aumento en las ventas de rolos de pino en bruto a China. En marzo el comercio se cuadruplicó en valor y en volumen el aumento fue aún mayor respecto a un año atrás. Este monto incluye las ventas de madera a las zonas francas, con destino a las plantas de celulosa.

Lácteos en suba y China a todo trapo
La recuperación de China –que escaló al segundo puesto dentro del podio– y también de Brasil llevó a que los lácteos fueran el tercer rubro de exportación más importante, con un total de US$ 158 millones, un 14% más que los US$ 139 de un año atrás.

Todos los productos incrementaron sus ventas, a excepción de los quesos. Las exportaciones de leche en polvo –principal producto (71%)– subieron 16% en volumen respecto al primer trimestre de 2021 con 36.958 toneladas, pero a un precio levemente menor: US$ 3.100 versus US$ 3.200 por la tonelada. Brasil –con el que hay ventajas arancelarias por el Mercosur– se despegó y fue el principal destino de los lácteos con una participación de 30%.

En el primer trimestre se exportaron lácteos –fundamentalmente leche en polvo y quesos– a este destino por un total de US$ 49 millones, tres veces más que un año atrás. China desplazó a Argelia y se consolidó como el segundo mercado (21%). Logró duplicar las compras tanto en volumen como en divisas: 11.030 toneladas por un total de US$ 30 millones.

Las exportaciones de lácteos lograron en marzo su mejor volumen para ese mes desde 2018, con el destaque de China como principal destino de leche en polvo entera con 3.625 toneladas, más del doble del volumen enviado en febrero y lejos arriba de las 550 toneladas exportadas en marzo del año pasado.

Cultivos de invierno se suman al envión
La de la última zafra fue una de las mejores cosechas de cultivos de invierno de la historia uruguaya. Con rendimientos promedio de trigo y cebada que superaron los 4.000 kilos por hectárea y una producción de trigo muy cercana al millón de toneladas.

Esto generó que en el primer trimestre, los cultivos de invierno –trigo, colza y cebada– fueran los protagonistas con los aumentos de ventas externas más importantes.

Las exportaciones de trigo en el primer trimestre fueron las más altas desde 2014 con ventas destacadas en enero –como es habitual–, pero que se sostuvieron en febrero y marzo.

Se llevan exportadas 303.098 toneladas de trigo, casi cuatro veces más que las 81.621 del primer trimestre del año pasada y 120.000 toneladas más que las exportadas en el año agrícola 2019/2020.

No solo mejoró el volumen, sino que el precio también fue superior. Lo que llevo a que los ingresos por ventas más que se cuadruplicaran a US$ 74,5 millones, con un precio promedio de US$ 250 la tonelada, 20% superior al de un año atrás (US$ 208).

La cosecha de cebada de la zafra pasada fue récord con 888.798 toneladas en 185.498 hectáreas sembradas y eso permitió generar un saldo exportable, una muy buena noticia para el desarrollo del cultivo.

Así, las exportaciones de cebada alcanzaron un récord histórico de 103.903 toneladas, casi cuatro veces más que las 27.685 del trimestre pasado y a un precio 29% superior que el del año pasado: US$ 270. China aparece como comprador por primera vez y Brasil incrementa sus compras. Las exportaciones de colza en el primer trimestre de 2021 duplicaron las ventas de todo el 2020 y se acercaron a los US$ 60 millones.

En Uruguay, las primeras exportaciones de semilla de colza se hicieron en 2016, con un volumen de 2.983 toneladas. En el primer trimestre del 2021 se llevan exportadas 134.598 toneladas, un aumento de 126% respecto a las 59.586 vendidas de enero a diciembre del año pasado y sin dudas el mayor volumen registrado en los últimos cinco años. El precio también aumentó: pasó de US$ 408 FOB en los tres primeros meses de 2020 a US$ 440 FOB en 2021.

Importación de insumos
En la balanza comercial, crece también la importación de insumos. De la mano de un aumento en el área agrícola, las importaciones de fertilizantes en volumen alcanzaron un récord histórico en el primer trimestre con 166.257 toneladas. En marzo solamente se importaron 128.374 toneladas, 132% más que las 55.261 del mismo mes del año pasado.

En el primer trimestre, el aumento estuvo dado por las compras de cloruro de potasio que más que se triplicaron respecto a un año atrás llegando a las 35.674 toneladas. Los fosfatados se sextuplicaron a 18.932 toneladas y el sulfato de amonio se quintuplicó a 14.919 toneladas.

Los precios en todos los casos se ubican por encima del promedio de 2020 (US$ 272 CIF por tonelada), pero muy por debajo del pico de precios del año 2009 (US$ 800 por tonelada) y de 2012-2013 (US$ 500 por tonelada).

Se viene el pedaleo del arroz y la soja
En el caso del arroz, que recién está empezando a comercializar la cosecha en curso, en el primer trimestre las ventas cayeron 40% en volumen y 30% en ingresos con 113.218 toneladas exportadas por un total de US$ 57 millones debido a una colocación temprana de la producción anterior.

Las perspectivas para el año comercial son alentadoras, con una cosecha con rendimientos excepcionales y un contexto internacional favorable. El empuje del arroz se empezará a ver en este segundo trimestre.

El comienzo de las exportaciones de arroz dará un impulso adicional en este trimestre en el que también ingresará una cosecha de soja que por su alto precio por tonelada también sumará al crecimiento.

Cuánto de este crecimiento arrastre al pelotón será algo para ver en el conjunto de este año, en el que todos añoramos ver un regreso a la normalidad que necesitará de una economía revitalizada.

Como en otras crisis por las que ha atravesado Uruguay, el agro es el que pone primera para sacar la economía adelante.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino