Capital Economics apuesta por Chile y cree que la economía nacional crecerá más rápido que sus pares de la región en los próximos años

Capital Economics apuesta por Chile y cree que la economía nacional crecerá más rápido que sus pares de la región en los próximos años

La consultora británica plantea que "a pesar de la persistente incertidumbre política, creemos que a la moneda le irá bien", a la espera de que el PIB local crezca 6,5% este año y se modere a 5,5% en 2022.

Aunque ningún país es inmune a la compleja situación sanitaria y económica que ha provocado la pandemia del coronavirus, hay algunas naciones que saldrían mejor de la crisis que otras. Y en América Latina, uno de ellos sería Chile.
Esta es la apuesta de Capital Economics, que en su informe "Las vacunas no curarán todas las cicatrices", destaca que la economía nacional "parece preparada para superar a sus pares regionales en los próximos años".
Luego de un 2020 con una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) que se estima llegó a 6,3%, el año en curso comenzó con problemas debido a las últimas restricciones impuestas ante el aumento de los contagios, algo que "provocará una fuerte desaceleración del crecimiento en el primer trimestre", dice el reporte.
Pero, luego de este complejo período inicial, Chile experimentaría un fuerte repunte. Este año la economía local crecería 6,5%, para moderarse a 5,5% el próximo. "En el lado positivo, Chile tiene pedidos sustanciales de vacunas y ya se están administrando inyecciones", destaca la consultora británica.
A esto, Capital Economics agrega que bajo el supuesto de que el Gobierno apunta a tener al 80% de la población vacunada para el segundo semestre, las restricciones podrían suavizarse y la actividad se recuperaría con fuerza en el tercer y cuarto trimestre.
Sumado a lo anterior, la segunda ronda de retiros de fondos de pensiones y políticas fiscales acomodaticias respaldarían el gasto de los consumidores, a lo que la firma añade que "la fuerte recuperación llevará al Banco Central a comenzar a subir las tasas a finales de este año".
La consultora prevé que la inflación subiría a 3,3% en 2021, mientras que el próximo año el IPC bajaría a 2,8%. En materia laboral, el desempleo llegaría a 9,5% en el año en curso, para bajar a 7,5% en 2022.
Si bien Capital Economics advierte que "los riesgos políticos persistirán" - haciendo referencia al proceso constituyente y al avance de candidatos populistas en las elecciones presidenciales- también dice que "a pesar de la persistente incertidumbre política, creemos que a la moneda le irá bien". "De hecho, es probable que mejore el apetito por el riesgo global y el Banco Central parece dispuesto a respaldar al peso si es necesario", dice el reporte.
Daños de largo plazo
Menos optimista es el panorama para los vecinos y para la región en su conjunto, pues "si bien las vacunas ofrecen a América Latina una ruta para salir de la crisis, los problemas persistentes de la deuda pública frenarán la recuperación regional y aumentarán el riesgo de cicatrices económicas duraderas".
Luego de un derrumbe de 6,9% del PIB en 2020, Latinoamérica lograría crecer 5% en el año en curso, para moderar esta expansión a 3,4% en 2022. Esta recuperación sería "más lenta que en la mayoría de las demás regiones de mercados emergentes, y la producción se mantendrá muy por debajo de la tendencia anterior a la crisis en los próximos años", dice el informe.
Si bien la firma se declara "optimista" sobre las perspectivas de los mercados financieros y las monedas de la región, también advierte que "la amenaza de un cambio populista en la ola de elecciones de este año plantea un riesgo importante".
A largo plazo, la consultora alerta que el daño será más prolongado para América Latina que para otras regiones del mundo, e incluso cuando los efectos de la crisis actual se desvanezcan, las perspectivas siguen siendo peores que para la mayoría de los mercados emergentes.
En el detalle, Brasil y Uruguay crecerían 3% este año, mientras que Ecuador se expandiría 4%. Por sobre el promedio regional, México llegaría a 5,5%, y Argentina y Colombia repuntarían a 6%. Al igual que Chile, Bolivia conseguiría un alza de 6,5% del Producto, mientras que la economía peruana rebotaría a 12,5%, luego de un desplome de 12%, el más crítico de la región.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino