Cae la aceptación de los franceses a las medidas restrictivas por la covid

Cae la aceptación de los franceses a las medidas restrictivas por la covid

Las nuevas medidas restrictivas que están en vigor desde ayer en 16 departamentos franceses, incluida la región parisina, encuentran una aceptación sensiblemente menor entre la ciudadanía respecto a los confinamientos anteriores. A la fatiga por la covid se suman normas burocráticas farragosas y difíciles de entender.

Según una encuesta del diario Le Figaro y la cadena France Info, el 43% de los habitantes de las zonas afectadas por las nuevas limitaciones las desaprueba. El 59% está en desacuerdo con el cierre de los comercios de productos y servicios no esenciales. El 47% de los encuestados no piensa cumplir las reglas o indica que está dispuesto a saltarse algunas de ellas.

El presidente de la República, Emmanuel Macron, ha recibido muchas críticas de la oposición, de expertos sanitarios y de asociaciones de comerciantes por haber actuado tarde y a medias. El jefe de Estado decidió no confinar hace un mes y luego levantó falsas expectativas de relajamiento. Le Monde advertía ayer que la situación es peligrosa para Macron a medio plazo, de cara a su reelección en el 2022. Su cota de popularidad se mantiene en un aceptable 40% en la mayoría de los sondeos, pero casi ocho franceses de cada diez creen que no está gestionando bien la crisis sanitaria.

El Gobierno comete errores propios de tecnócratas alejados de la calle. Si Francia, en esta pandemia, era ya la campeona de las attestations (justificantes), a partir de ayer por la mañana apareció en la web del Ministerio del Interior otro documento para descargar necesario para poder desplazarse a un radio de 10 kilómetros del domicilio en los 16 departamentos con vigilancia más estricta. Laattestation ocupaba dos hojas e incluía 15 casos diversos para salir de casa, con algunos asteriscos aclaratorios. Era un ejemplo de burocracia francesa llevada al paroxismo. ¿Para qué tanto papeleo si con poner una cruz en el apartado de “actividad física y paseo” sirve para estar en la calle sin limitación de tiempo? Además, el certificado no estaba disponible en versión digital. Había que imprimirlo. Ante las quejas en las redes sociales, el Gobierno hubo de dar marcha atrás. A mediodía hizo saber que suspendía ayer la obligatoriedad del justificante y que, a partir de hoy, bastará con un documento que acredite el domicilio.

Los cierres de comercios y las limitaciones de desplazamiento son difíciles de asumir cuando el Estado no ha hecho sus deberes y maquilla su incompetencia. El ritmo de vacunación es deprimente. Un centro de inmunización que este diario pretendía visitar ayer en Garches, en la periferia parisina, estaba cerrado. Su horario es de tres horas por la mañana y tres por la tarde, de lunes a jueves, más propio de una oficina administrativa secundaria que de una instalación vital en plena emergencia nacional.

La imposibilidad de consumir en bares y restaurantes –la situación dura ya cinco meses–, hace que la gente compre un café o una bebida en la puerta y luego se las tome, en corrillos, de pie , o sentada en los escalones de iglesias u otros edificios. No hay suficiente policía patrullando para dispersar a la gente. Si el tiempo sigue mejorando, este confinamiento exterior amenaza con no servir al objetivo propuesto.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino