Bruselas quiere el acuerdo con el Mercosur este año

Bruselas quiere el acuerdo con el Mercosur este año

Europa pisa el acelerador para situarse como adalid mundial del libre comercio. Tras el apretón de manos que blindó el acuerdo comercial con Japón a principios de julio, Bruselas se fija como prioridad dos tratados cruciales para España: el de Mercosur y el de México.

La UE es el principal socio comercial de Mercosur, con cifras que representan el 21% de sus intercambios con el exterior.

Europa pisa el acelerador para situarse como adalid mundial del libre comercio. Tras el apretón de manos que blindó el acuerdo comercial con Japón a principios de julio, Bruselas se fija como prioridad dos tratados cruciales para España: el de Mercosur y el de México.

En ambos casos, la Comisión Europea confía en poder suscribir principios de acuerdo antes de 2018. El cambio político en Argentina y la oportunidad que brinda el repliegue estadounidense en materia comercial agilizan ahora un proceso estancado durante años, indicó un análisis del País de Madrid.

La Unión Europea trata de ocupar la silla vacía que deja Estados Unidos en la defensa de los flujos comerciales con el exterior. Y lo hace con América Latina, un territorio en buena medida por explorar. Los países de Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, aunque este último país no participa del acuerdo con la UE) suman aproximadamente dos tercios del PIB de la región latinoamericana y del Caribe, señala el artículo del diario español.

Pero el bloque comercial no ha firmado ningún tratado de librecambio con el exterior. Si prosperan las negociaciones, el club comunitario inauguraría esa vía. En cualquier caso, lo que se intenta cerrar para diciembre es un compromiso político entre Gobiernos, al igual que se hizo con Japón. Los detalles concretos del tratado vendrían más adelante.

Incluso sin un marco formal, la relación comercial entre ambos bloques es muy intensa. La UE es el principal socio comercial de Mercosur, con cifras que representan el 21% de sus intercambios con el exterior, según datos de la Comisión Europea. Las exportaciones comunitarias a esos países latinoamericanos se han duplicado en 10 años, hasta sumar 46.000 millones de euros en 2015. Un tratado formal multiplicaría esas cifras y allanaría el camino a la inversión.

Aunque Bruselas lleva 17 años intentando —con intensidad variable— cerrar un pacto comercial con esa región, las condiciones políticas lo hacen ahora más propicio. “Hay un fuerte compromiso político por ambas partes. Consideramos prioritarias estas dos negociaciones y estamos dedicándoles muchos recursos”, aseguran fuentes de la Comisión Europea que exigen anonimato. Las mismas fuentes consideran clave el cambio en Argentina, más comprometida ahora en la negociación que durante la presidencia de Cristina Fernández.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino