Bruselas impulsa una agencia biomédica para evitar futuras pandemias

Bruselas impulsa una agencia biomédica para evitar futuras pandemias

12:59 - La presidenta de la Comisión anuncia 50.000 millones hasta 2027 para poner en marcha un organismo paneuropeo que reaccione contra amenazas sanitarias

La Comisión Europea tiene previsto poner en marcha una agencia biomédica paneuropea para luchar contra las amenazas sanitarias y prevenir futuras pandemias, según ha anunciado este miércoles Ursula von der Leyen, presidenta del Ejecutivo comunitario. “Contamos con la capacidad científica y de innovación, el conocimiento del sector privado y autoridades nacionales competentes”, ha explicado durante su discurso del Estado de la UE, pronunciado en el Parlamento Europeo de Estrasburgo. “Y ahora tenemos que aunar todo esto, dotándolo de una financiación masiva”. Aunque no ha dado muchos detalles sobre la propuesta, que se desvelarán este jueves, sí ha avanzado una inversión de 50.000 millones hasta 2027 para dar vida y dotar de contenido a la iniciativa.

La propuesta de esta autoridad sanitaria no es nueva. En noviembre de 2020, metidos en lo más oscuro de la emergencia del coronavirus, la Comisión ya entonó el mea culpa por no haber tenido los mecanismos de emergencia y respuesta ante la pandemia, y lanzó una batería de medidas dirigidas a dotar a Bruselas de poderes de supervisión y a establecer estructuras permanentes de vigilancia y coordinación sanitaria similares a los introducidos para proteger la zona euro en el terreno económico y financiero.

“En la actualidad no existe en la UE ningún organismo comparable a la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de Estados Unidos que coordine e impulse esta labor”, reconocía un comunicado en noviembre. “El año pasado dije que había llegado el momento de construir una Unión Europea de la Salud”, ha retomado Von der Leyen este miércoles en Estrasburgo. “Hoy cumplimos nuestra propuesta de poner en marcha la autoridad HERA [Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias, por sus siglas en inglés]”.

La presidenta de la Comisión ha asegurado que su creación será clave para abordar las futuras amenazas para la salud en una fase temprana. Tendrá un gran vector industrial, además de sanitario. “Hemos de asegurarnos de que ningún virus convierta una epidemia local en una pandemia mundial”, ha dicho.

Ha transcurrido ya año y medio bajo la égida de la pandemia y Europa comienza a asomar la cabeza con parte de los deberes cumplidos. Apostó por una estrategia común de compra de vacunas, ya ha logrado inmunizar por completo a más del 70% de su población adulta y ha reactivado el movimiento en el continente gracias a un certificado digital. Todos estos puntos los ha destacado Von der Leyen a lo largo de un discurso de una hora en el que la pandemia y la respuesta frente a ella ha ocupado el primer acto de la intervención.

El regusto optimista ha aleteado todo el tiempo alrededor de sus palabras: “En la mayor crisis sanitaria mundial en un siglo, hemos optado por mantenernos unidos para que todas las partes de Europa gozaran de las mismas posibilidades de acceder a vacunas que salvan vidas”, ha defendido. Aunque también ha recordado que no todos los países de la UE han cumplido con los objetivos de inmunización, y de hecho con algunos, como Bulgaria o Rumania, la brecha es enorme: “Al observar las preocupantes divergencias existentes en las tasas de vacunación en nuestra Unión, es preciso que mantengamos el ritmo de vacunación”, ha dicho.

Millones de dosis
Europa cuenta con una reserva de 1.800 millones de dosis de Pfizer-BioNTech hasta 2023, con la que espera poder hacer frente a posibles rebrotes o la necesidad de administrar una tercera inyección a la ciudadanía. “Hagamos todo lo posible para garantizar que esto no se convierta en una pandemia de los no vacunados”, ha enfatizado, recordando que también será necesario acelerar el proceso de vacunación mundial: hasta ahora menos del 1% de los pinchazos mundiales se han administrado en países de renta baja. “La magnitud de la injusticia”, ha dicho Von der Leyen, “es evidente”.

La Comisión ya ha comprometido una inversión de 1.000 millones para levantar fábricas y producir viales de vacunas de ARN mensajero en África, una operación que ya está en marcha. Von der Leyen ha propuesto intensificar la solidaridad vacunal con la donación de 250 millones de vacunas, que se suman a los 200 millones que ya se habían asegurado, principalmente a través de Covax, un mecanismo vinculado a la Organización Mundial de la Salud para garantizar un acceso mundial a la inmunización.

Von der Leyen ha subrayado en cualquier caso que, a pesar de las críticas en el arranque, cuando iba a la zaga de Estados Unidos y el Reino Unido, la UE no solo ha logrado finalmente encabezar la inmunización de su población a nivel mundial, sino que ha sido uno de los pocos bloques que ha compartido su producción de vacunas con el resto del mundo de forma masiva: se han entregado más de 700 millones de dosis a la ciudadanía europea y una cantidad equivalente ha ido al extranjero, a más de 130 países, según las cifras aportadas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino