Bruselas, Alemania y Francia, con el 'plan Marshall' de España

Bruselas, Alemania y Francia, con el 'plan Marshall' de España

19:21 - Los líderes europeos intentan este jueves salvar la sima norte-sur en una cumbre de tanteo, entre más créditos o ayudas a fondo perdido por la crisis

Bruselas - Todo apunta a una nueva videocumbre de debate político; «un intercambio de pensamientos», auguraba una fuente diplomática este miércoles. No se prevé, de hecho, redacción de conclusiones y se lanzan señales de que hasta junio -esperando celebrar ya entonces un Consejo Europeo presencial en Bruselas- no habrá un paquete concreto de medidas. Así que el trazado del 'plan Marshall' para la reconstrucción de Europa en la era 'postcoronavirus', aparentemente este jueves solo comenzaría a esbozarse.

De hecho, el presidente de la institución que coordina a los Estados, Charles Michel, ha propuesto que sea la Comisión Europea la encargada de «valorar las necesidades y presentar una propuesta -en el plazo de una semana- acorde con el desafío al que nos enfrentamos». El belga se ha encargado de aproximar a Berlín a sus socios del sur para rebajar las tensiones. Y el Ejecutivo de Bruselas ha hecho ya parte del trabajo «aún no definitivo», explicaron fuentes diplomáticas, que tendría que lograr el consenso que aún este jueves no existe. Bruselas presentará a los líderes este jueves por la tarde (a partir de las 15:00 horas) un primer borrador que apunta a un fondo de 1,5 billones de euros con préstamos asequibles, de vencimiento largo, y anclado en el presupuesto de la UE para los próximos siete años.

España apoya un fondo de 1,5 billones basado en subvenciones «pero hay países que ven la solución en créditos a largo plazo»

La fórmula coincidiría con la exigencia de España en envergadura, prioridades y flexibilidad. Pero no así en la tipología de la ayuda: no serían subvenciones a fondo perdido, como reclamaban desde Madrid, sino más préstamos. No hay «bonos de deuda perpetua». Sí prioriza a los Estados más castigados por la pandemia, sin abandonar la hoja de ruta europea de la transición ecológica y la transformación digital y con el foco en los sectores más damnificados (transporte y turismo). Y lo que también es importante, si cuadran las condiciones y la Comisión recibiera un impulso favorable de los jefes de Estado, se podría disponer de las coberturas a finales de año. Y es que para España una de las claves es, además de la «arquitectura» del plan, «la dimensión y que sea rápidamente ejecutable».

Pero la división se mantiene. «Hay países que creen que pagarán la deuda de otros y países que piensan que otros van a tener más ventajas para competir», explicaba un diplomático de la UE sobre las fricciones norte-sur que, como la pandemia, tampoco han entrado en una fase clara de desescalada. Con todo, la propuesta de España «la mejor de las muchas que han surgido», según ha publicado el diario económico 'Financial Times', parece haber achicado esa sima. Alemania ha demostrado un mayor acercamiento.

«Perpetuo», difícil de digerir

España hiló fino con su propuesta. Ni una alusión a emisiones de deuda en eurobonos o coronabonos. Así que Berlín sintoniza más con Madrid y París, cuyo plan tenía semejanzas con el de España. Al mismo tiempo la fórmula no es degradante para Italia, que mantiene la mutualización como exigencia fundamental de la solidaridad. Que se soporte en el presupuesto europeo -que a su vez debería, eso sí, incrementarse por encima de 1,114% de aportación sobre las rentas nacionales brutas de los países- y que favorezca un escenario de recuperación simétrico. De lo contrario «el mercado único, su coherencia y cohesión, estarán en juego», han alertado tanto Michel como Mario Centeno desde el Eurogrupo. Un mensaje de calado para Países Bajos, que se beneficia de ese marco como ningún otro.

Hasta ahí, todos de acuerdo. El problema es que «hay palabras difíciles de digerir». Y «perpetuo» ligado a bonos, es una de ellas, según advierte un alto funcionario de la UE. En ese contexto España añade al debate su fórmula, pero también esencia: subvenciones o préstamos. «Muchos países ven la recuperación más en términos de créditos a largo plazo», apuntan. Y justo ahí es donde la propuesta de la Comisión Europea pretendería abrir la vía de salida para que otro nuevo bloqueo no erosione más el proyecto común.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino