Bruselas abre la puerta a la compra de gas para bajar el precio de la luz

Bruselas abre la puerta a la compra de gas para bajar el precio de la luz

18:18 - España pide “audacia” y pide ir más allá e intervenir en los precios mayoristas

El Gobierno de Pedro Sánchez está poniendo toda la carne en el asador para que Bruselas ofrezca soluciones europeas a la escalada de la luz que está dañando la recuperación económica y poniendo contra las cuerdas a familias y empresas. Aunque España y Francia han hecho frente común en este tema, Bruselas de momento se muestra prudente.

La comisaria de Energía, Kadri Simson, aseguró ayer en el Parlamento Europeo que a finales de año Bruselas propondrá “una reforma del mercado” para solucionar “problemas en torno al almacenamiento y la seguridad del suministro. Aunque la comisaria no mencionó la propuesta española, sí puso como ejemplo la posibilidad de un sistema de “compra conjunta de reservas de gas de emergencia”, tal y como pide a España.

“Hemos pedido a la Comisión que sea audaz en la respuesta. Estamos ante una crisis in precedentes que necesita de medidas extraordinarias, innovadoras contundentes por parte de la UE para poder contener este alza de los precios de la luz”, aseguró ayer Sánchez en la cumbre celebrada en Eslovenia.

A pesar de esto, este enfoque puede quedarse corto para nuestro país ya que tanto Madrid como París piden ir más allá e intervenir los precios mayoristas que se fijan en las subastas. Actualmente, las tarifas de la electricidad quedan alienadas y por lo tanto , encarecidas, con el precio del gas natural aunque este último suponga un porcentaje marginal dentro del denominado mix energético de los países europeos. “El sistema de precios marginalista lo que provoca es penalizar a las fuentes de energía renovables y que son mucho más competitivas”, aseguró el presidente español. Francia comparte esta misma preocupación, aunque ayer su presidente, Emmanuel Macron, reconoció que quizás la UE no esté “madura” para este debate.

Bruselas se resiste a este tipo de cambios ya que hay una mayoría de capitales, entre ellas Berlín, que se oponen y no son partidarios de grandes revoluciones. Aseguran que estamos hablando de una solución temporal que conseguirá volver a la normalidad en los primeros meses de 2022. La cuestión se discutirá en la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno del 21 y 22 de octubre y este martes hubo un pequeño aperitivo den la cena celebrada en Eslovenia en la cumbre sobre los Balcanes.

De momento, la Comisión Europea presentará la semana que viene lo que en la jerga comunitaria se denomina “caja de herramientas”: un menú de diferentes posibilidades para aliviar la carga a aquellos colectivos vulnerables, en línea con las medidas que ya han adoptado diversos países. Nuevamente a España este enfoque le parece claramente insuficiente.

“Sería una enorme pena y resolvería muy poco que la Comisión viniera con una propuesta de mínimos que básicamente sistematice lo que ha venido existiendo. Lo conocemos todos y no basta”, aseguró ayer la vicepresidente tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera antes de reunirse con sus homólogos europeos en Luxemburgo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino