Brasil y China deben apostar por inversiones y financiación al desarrollo

Brasil y China deben apostar por inversiones y financiación al desarrollo

Entrevista al secretario especial de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales del Ministerio de Economía de Brasil, Marcos Troyjo.

Las relaciones entre Brasil y China tienen ante sí el desafío de introducir nuevas "dimensiones" con inversiones o la financiación al desarrollo y no centrarse tanto en el aspecto comercial, dijo el secretario especial de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales del Ministerio de Economía de Brasil, Marcos Troyjo.

Para Troyjo, considerado el hombre fuerte del comercio brasileño en el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, las relaciones entre Brasil y China, que en 2019 cumplen 45 años, viven "una fase muy desafiante, porque tanto el modelo económico chino como el brasileño se están transformando".

"China está dejando de ser una economía basada simplemente en altos índices de ahorro interno, altos índices de inversión interna y dedicada a las exportaciones (...) Se está transformando en una economía intensiva en tecnología", dijo el funcionario en entrevista a Xinhua.

A ojos de Troyjo, la economía china crece también por el consumo del mercado interno y al mismo tiempo, hay una gran inversión en infraestructura "no solamente en su país, sino también en el exterior".

"Hay una especie de gran extroversión de la economía china para ir más allá del comercio. China, que era una potencia comercial, hoy es también una potencia de las inversiones y de la financiación al desarrollo", dijo Troyjo, graduado en ciencia política y economía por la Universidad de Sao Paulo (USP) y doctor en sociología de las relaciones internacionales por la USP.

Sobre la economía brasileña, consideró que "también se está transformando".

"Durante mucho tiempo tuvimos un modelo económico calcado en la sustitución de las importaciones, con un papel del Estado no solamente como financiador, sino también como empresario, un desarrollo económico centrado en el Estado, y estamos caminando para un modelo más liberal, de mayor integración en las cadenas globales de valor, que tenga una mayor proporción de su Producto Interno Bruto (PIB) oriundo del comercio", indicó.

"Si en estos 45 años la relación fue expandida de forma dramática debido a esta complementeriedad entre los 'commodities', las materias primas brasileñas, y productos de mayor valor agregado chinos, ahora tenemos el desafío de agregar la dimensión de las inversiones, del financiamiento al desarrollo, y creo que es en este sentido que Brasil y China pueden convertirse en socios económicos en un sentido muy superior al que han sido hasta ahora las relaciones, dominadas por la vertiente comercial", agregó.

Troyjo, considerado el gran articulador brasileño para el acuerdo al que llegaron el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE) a finales de junio, es integrante del Consejo Consultivo del Foro Económico Mundial y director del BRICLab de la Universidad de Columbia en Estados Unidos.

En su opinión, Brasil tiene una "oportunidad gigantesca" para seguir vendiendo sus productos a China.

"China continuará creciendo muy fuertemente, yo imagino que en los próximos 15-20 años continuará con un crecimiento cercano al 5 por ciento anual, lo que significa no solo un mayor número de personas en el universo de consumo, sino también un aumento de la renta per cápita y la sofistificación de los hábitos del consumidor chino", precisó.

"Esto encaja bien con lo que estamos haciendo ahora en Brasil, que es dar más valor a nuestro agronegocio, a nuestros productos de 'commodities' minerales. Hay una gran posibilidad de formar 'joint ventures' entre empresas brasileñas y chinas", abundó.

Sobre el comercio exterior, Troyjo consideró que otro desafío es la promoción de las exportaciones, el "compromiso del sector privado en las actividades de comercio exterior, y me parece que en este sentido China avanzó más que Brasil".

En el tablero del comercio internacional, Troyjo resaltó que "China es un actor muy sofisticado que actúa en varias plataformas, en relaciones comerciales bilaterales, tiene iniciativas plurilaterales, como es el caso del APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) y, ha liderado la creación de nuevas instituciones, como es el caso del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras".

"En algunas de estas organizaciones nosotros somos socios, como es el caso del Nuevo Banco de Desarrollo (del BRICS), pero China es muy sofisticada, analizando su experiencia concreta, actuó en varios tableros, incluso en las relaciones bilaterales", agregó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino