Brasil y Argentina negocian reducción del 20% en aranceles de importación del Mercosur

Brasil y Argentina negocian reducción del 20% en aranceles de importación del Mercosur

18/02 - 12:33 - Después de un intento fallido en 2019, cuando Brasil presentó a los socios del Mercosur una propuesta preliminar para reducir el Arancel Externo Común (AEC) a casi la mitad, el equipo económico volvió a poner el asunto en su lista de prioridades. Ahora se está estudiando un recorte lineal, válido para todos los sectores, de aproximadamente el 20% de las tasas de importación actuales.

Presionado por economistas que exigen la implementación de la agenda liberal prometida en campaña, el ministro Paulo Guedes quiere dar un nuevo impulso a las discusiones comerciales de apertura. Considera que hay una nueva ventana de oportunidad para llevar adelante esta agenda, luego de las victorias del diputado Arthur Lira (PP-AL) y el senador Rodrigo Pacheco (DEM-MG) en las elecciones legislativas. Este movimiento ha sido llamado internamente, en el ministerio, la agenda "reloaded" de reformas económicas.

En el caso de la rebaja del AEC, Guedes considera fundamental avanzar hasta finales de 2021, evitando un año electoral y la previsible resistencia de los sectores más proteccionistas de la industria. Este calendario coincide con la PPT de Brasil en el Mercosur, que liderará el bloque en el segundo semestre.

En una reunión con representantes de la Coalición Industria , el viernes anterior al Carnaval, el ministro anunció su intención de reducir los aranceles de importación del Mercosur en un 20%. Dijo que este recorte aumentará la competitividad brasileña, al abaratar los insumos utilizados en los procesos productivos, y ayudará a combatir la inflación. Al final de la reunión, hizo un llamamiento a los participantes para que no se filtrara el número a la prensa.

El umbral del 20% para reducir la AEC no es aleatorio. Justo antes de las últimas elecciones argentinas, el gobierno brasileño llevó a cabo un ejercicio preliminar de recorte arancelario. La ambición del equipo económico, en ese momento, era mucho mayor. Puso sobre la mesa la idea de llevar la tasa promedio de los productos industriales del actual 13,6% al 6,4%. La justificación fue que así, el Mercosur estaría más alineado con los aranceles aplicados por países del mismo nivel de desarrollo en el mundo.

Con la derrota en las urnas del entonces presidente Mauricio Macri, el asunto se enfrió. El gobierno de Alberto Fernández pidió tiempo para realizar sus análisis. Las conversaciones nunca desaparecieron de las reuniones del Mercosur, pero el tema de la revisión del AEC pasó a formar parte de las comunicaciones del bloque de manera casi burocrática. Hasta que, ante la insistencia de las autoridades brasileñas de avanzar en la discusión, los argentinos llevaron su propuesta preliminar al Mercosur: un recorte del 20%. Incluso hubo una sorpresa en Brasilia con la indicación proveniente de Buenos Aires.

Esto significaría, a grandes rasgos, reducir las tasas aplicadas en el bloque a algo alrededor del 11%. No es lo que quería el equipo económico en un principio. Esta reducción, sin embargo, ahora es vista en Brasilia como "posible y factible" de hacer sin chocar con el lobby proteccionista de parte de la industria. Los plazos para implementar el otoño, tanto como si se haría una sola ronda o por etapas, aún no se han discutido.

La idea de hacer un recorte lineal - y no con diferentes porcentajes para cada sector o subsector - se basa en una premisa: evitar que la presión de entidades mejor organizadas impida la caída de tarifas para tal o cual producto específico, abriendo una guerra entre potenciales ganadores y perdedores. Quizás sea un punto de fricción con Argentina, preocupada por preservar algunos sectores de la industria que considera menos competitivos y que prefieren estar protegidos por más tiempo.

Aunque el AEC es del 14%, en promedio, varios productos y sectores industriales tienen tasas más altas. Este es el caso de automóviles y autobuses (35%), calzado (35%), textiles y confecciones (30% a 35%), vinos (27%), maquinaria y equipo (hasta 16%).

Además de las críticas recibidas por sus compañeros economistas, que Brasil no ha avanzado en la prometida apertura comercial, otro hecho molesta a Guedes. El acuerdo de libre comercio Mercosur-Unión Europea, cerrado en 2019, se ha detenido. Ante la alta deforestación en la Amazonía, varios países de la UE se han opuesto públicamente a la firma y ratificación del tratado, posponiendo el inicio de la reducción arancelaria que comenzaría cuando se implementara el acuerdo.

(*) La Coalición Industria está formada por el Instituto Acero Brasil (acero), Anfavea (automotor), Abrinq (juguetes), Abicalçados, (calzados), AEB (comercio exterior), CBIC (construcción civil), Abinee-Associacao Brasileira da Industria Eletrica e Eletronica (eléctrica y electrónica), ABIMAQ (máquinas y equipos), Abiplast (plástico), @FBENTITY(química) y Abit-Associação Brasileira da Indústria Têxtil e de Confecção (textil y confección)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino