Boris Johnson urge a los 'tories' euroescépticos a votar a favor del acuerdo comercial con la UE

Boris Johnson urge a los 'tories' euroescépticos a votar a favor del acuerdo comercial con la UE

El 'premier' cuenta de entrada con una holgada mayoría de 364 diputados y no debería tener dificultades en sacar adelante su acuerdo sobre la línea de meta

Boris Johnson ha urgido a los 'tories' euroescépticos a que voten a favor del acuerdo comercial con la UE en la sesión especial de la Cámara de los Comunes prevista para el 30 de diciembre. "Este acuerdo cumple con todos los compromisos de nuestro manifiesto electoral y es lo que la gente quiere que hagamos", declaró el 'premier' en un mensaje dirigido a los 70 miembros del así llamado European Research Group (ERG), partidarios del 'Brexit duro'.

El acuerdo contenido en 1.250 páginas fue hecho público el sábado y los miembros del ERG han convocado a su particular "cámara estrellada" de consejeros para examinar el texto. Las críticas internas recibidas hasta la fecha por Johnson se centran sobre todo en sus concesiones en la cuestión de la pesca, pero el asunto que realmente importa a los euroescépticos era el de la recuperación de la "soberanía".

El Gobierno británico está vendiendo la idea de que se trata de un acuerdo similar o superior al suscrito por la UE con Canadá, que garantiza la independencia jurídica del Reino Unido y que evita el "alineamiento" o la "equivalencia" con las reglas comunitarias en el presente y en el futuro.

"El acuerdo alcanzado establece una relación especial entre instituciones soberanas e iguales", recalcó el ministro del Gabinete Michael Gove, en otros mensaje dirigido también al ala dura de los 'tories'. Johnson cuenta de entrada con una holgada mayoría de 364 diputados y no debería tener dificultades en sacar adelante su acuerdo sobre la línea de meta, un día antes de que culmine el período de transición del Brextit.

El líder de la oposición laborista, Keir Starmer, partidario en su día de la permanencia en la UE, ha anticipado incluso que pedirá el voto a favor de sus 200 diputados cuando llegue el momento. "El liderazgo significa tomar decisiones duras en aras del interés nacional", declaró Starmer. "En un momento tan significativo, no es creíble que el Partido Laborista se quede en la cuneta. Seremos una oposición seria y responsable".

Su decisión puede sin embargo reabrir las divisiones dentro del partido y forzar las dimisiones de una parte de su gabinete a la sombra. Vario diputados laboristas han adelantado de antemano su intención de romper la disciplina de voto y abstenerse.

El Partido Nacional Escocés (SNP) han anticipado ya que sus 47 diputados votarán en contra, al igual que los 11 del Parto Liberal-Demócrata. "Este acuerdo será malo para nuestras empresa, malo para las familias y malo para la seguridad", declaró el líder liberal-demócrata Ed Davey.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino