Bolsonaro se prepara para movilizar a sus seguidores contra la Justicia y el Congreso

Bolsonaro se prepara para movilizar a sus seguidores contra la Justicia y el Congreso

18:18 - El 7 de septiembre, día festivo en Brasil en que se conmemora la Independencia del país, miles de simpatizantes del Gobierno saldrán a las calles animados por el presidente Jair Bolsonaro, que pondrá así un final a la escalada autoritaria de las últimas semanas.

La jornada empezará a primera hora de la mañana en Brasilia; no se celebrará el tradicional desfile de las Fuerzas Armadas, pero sí un acto de izamiento de la bandera nacional al que asistirá el presidente Jair Bolsonaro y que espera congregar a miles de personas.

Por la tarde, el presidente se desplazará a São Paulo; en la céntrica avenida Paulista se espera que la afluencia de público sea aún mayor que en la capital del país.

Bolsonaro prometió pronunciar sendos discursos en ambas ciudades, y los analistas políticos temen por lo que pueda decir, ya que las marchas tomaron un fuerte carácter golpista.

El principal objetivo es defender al Gobierno de los supuestos ataques de los jueces del Tribunal Supremo Federal y del bloqueo de los parlamentarios que "no dejan" gobernar a Bolsonaro.

Las marchas también servirán para seguir cuestionando el actual sistema electrónico de voto, una estrategia que Bolsonaro viene usando desde hace tiempo para no reconocer una eventual derrota en las elecciones del año que viene.

Las manifestaciones causan preocupación por la posible deriva golpista y por los posibles altercados violentos, en línea con lo ocurrido en Washington el 6 de enero, cuando el presidente estadounidense saliente Donald Trump (2017-2021) alentó a sus seguidores a invadir el Capitolio.

Preocupa especialmente la adhesión a las protestas de agentes de la Policía Militar, que por ley no pueden participar en actos políticos cuando están en servicio, pero que en general son fervientes bolsonaristas.
Otro motivo de especial atención son las manifestaciones convocadas por la izquierda para contrarrestar las marchas de la ultraderecha.

Especialmente tenso se prevé el ambiente en São Paulo, donde hasta el último minuto se vivió un tira y afloja con las autoridades, que querían evitar que ambos grupos políticos protestaran el mismo día en el mismo lugar.

Finalmente, los bolsonaristas se manifestarán en la Avenida Paulista y la oposición en el Vale do Anhangabaú, a pocos kilómetros de distancia.

Este lunes, más de 150 líderes políticos, expresidentes e intelectuales de 26 países divulgaron una carta en la que alertaron que Bolsonaro y sus aliados están preparando una marcha que "alimenta los temores de un golpe en la tercera mayor democracia del mundo".

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también expresaron su preocupación y afirmaron que estarán pendientes de lo que ocurra en Brasil.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino