Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Bolsonaro ‘militariza’ la cartera de Salud sin nombrar ministro

Bolsonaro ‘militariza’ la cartera de Salud sin nombrar ministro

Nueve militares designados en el Ministerio cuando Brasil supera los mil muertos diarios.

Con un presidente negacionista del virus y sin ministro de Salud, Brasil parece ir a la deriva en esta crisis sanitaria. Cinco días después de la dimisión del titular de la cartera más importante en estos momentos en cualquier país, el ultraderechista Jair Bolsonaro aún no ha designado un sustituto. A pesar de que este martes se superaron por primera vez los mil muertos en un día, el ministerio seguía dirigido provisionalmente por el general Eduardo Pazuello, que ocupaba la secretaría ejecutiva del área hasta el viernes pasado, cuando renunció Nelson Teich.

Tras el enfrentamiento con los dos ministros de Salud que ha tenido desde que asumió la presidencia hace poco más de un año, Bolsonaro parece que ha optado por “militarizar” la cartera. A pesar de su interinidad, Pazuello designó este martes a nueve miembros del Ejército como altos cargos del ministerio -incluida una subsecretaría-, que se suman a otros dos militares nombrados a principios de mayo.

Brasil superó este martes los mil muertos en un día, por primera vez. Un millar largo, exactamente 1.179 decesos, que elevaron el total a 17.971 fallecidos. Con 271.628 casos –hasta la noche del martes- y una población de 210 millones de habitantes, ya es el tercer país del mundo con más contagios, después de EE.UU. y Rusia.

No obstante, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo a la prensa, también el martes, que está considerando prohibir la entrada de viajeros de Brasil porque el gigante sudamericano “está teniendo algunos problemas, no hay duda sobre eso”. El mandatario afirmó: “Me preocupa todo: no quiero que la gente venga e infecte a nuestra población; tampoco quiero gente enferma allí, estamos ayudando a Brasil con ventiladores”.

Teich, un oncólogo proveniente de la consultoría médica privada, dimitió cuando aún no había cumplido un mes en el cargo, después de sustituir a Luiz Henrique Mandetta. El ya exministro chocó con el presidente por los mismos motivos que lo había hecho Mandetta un antiguo médico militar que también se enfrentó a Bolsonaro por defender el cumplimiento de una cuarentena estricta, que el mandatario rechaza. Además, tanto Teich como Mandetta están en contra de la prescripción generalizada de la cloroquina para tratar a los pacientes de Covid-19. El uso de este fármaco antipalúdico es defendido a capa y espada por el líder brasileño a pesar de que no hay estudios científicos que avalen su eficacia y, en cambio, hay informes que desaconsejan su empleo por los efectos secundarios que conlleva.

Con cuarentenas poco estrictas impuestas por los gobernadores de cada estado y sin el apoyo de Bolsonaro, el sistema sanitario está cerca de la saturación en algunos lugares, como São Paulo, principal foco de la Covid-19 en Brasil. El alcalde paulista advirtió esta semana que las unidades de cuidados intensivos en la principal ciudad brasileña están ya al 90% de su capacidad, cuando el pico de contagios no se prevé hasta julio.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino