Bolsonaro coloca a su hijo como embajador en EEUU

Bolsonaro coloca a su hijo como embajador en EEUU

El presidente de Brasil argumenta que Eduardo Bolsonaro habla bien inglés y español, se lleva bien con los Trump y sabe freír hamburguesas

Después de una semana de polémica por el posible nombramiento de su hijo Eduardo Bolsonaro como embajador de Brasil en EEUU, el presidente habló sin tapujos. En el mensaje semanal que dirige a sus seguidores en Facebook, Jair Bolsonaro confesó: "No quiero polemizar sobre ese asunto, claro que es mi hijo, pretendo beneficiar a un hijo mío, ¡sí! Si puedo darle un solomillo a mi hijo se lo doy". Poco antes ya había advertido de que, si quisiera, también podía nombrarle ministro de Exteriores y darle el poder de controlar más de 100 embajadas en todo el mundo.

Eduardo Bolsonaro, de 35 años, es diputado (el más votado en la historia de Brasil, con 1,8 millones de votos) y preside la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, pero no tiene ninguna experiencia diplomática. Bolsonaro padre justificó el nombramiento porque habla bien inglés y español y tiene buenas relaciones con la familia Trump. "Tengo una vivencia por el mundo, hice intercambio, freí hamburguesas allá en EEUU", se justificaba estos días el candidato a embajador, recordando los meses en que trabajó en un restaurante de Maine aprendiendo inglés.

El presidente brasileño propuso abiertamente una especie de diplomacia familiar entre amigos, argumentando, por ejemplo, que si Macri mandara a hijo a Brasil como embajador las relaciones con Argentina subirían de nivel, o que Trump podría enviar a su hijo Eric como embajador a Brasilia, opción que una portavoz de la Casa Blanca descartó rápidamente.

Para que Eduardo pueda hacer las maletas rumbo a Washington se necesita la luz verde de EEUU y del Senado brasileño, donde no se prevén obstáculos importantes. Brasil se uniría así a Arabia Saudí, Corea del Norte o Chad, algunos de los pocos países que cuentan con parientes de sus mandatarios al frente de las embajadas.

Entre el cuerpo diplomático, el ambiente es de total indignación: "Estamos perplejos (...) los embajadores tienen años de experiencia y normalmente pasan por muchos puestos antes de asumir la jefatura de una embajada, esa indicación demostraría el desprecio del presidente por las cualidades que buscamos adquirir para representar a Brasil en el exterior", comentó a EL MUNDO un alto cargo que no quiso identificarse por miedo a represalias. Políticos, analistas y ex diplomáticos coinciden en que el dedazo mancha la imagen de la Cancillería, Itamaraty, una de las instituciones más prestigiosas del país.

Un canciller en la sombra

Desde la llegada de Bolsonaro al poder, y a pesar de no tener ningún cargo en el Gobierno, Eduardo ha actuado como un canciller en la sombra, acompañando al presidente en sus viajes internacionales y cosiendo complicidades por libre. Incluso antes de que su padre tomara posesión del cargo el 1 de enero, Eduardo viajó en dos ocasiones a EEUU para planear una estrategia conjunta para Venezuela, y durante la reunión bilateral con Trump en la Casa Blanca en marzo, él también se sentó en el sofá del despacho oval. El verdadero canciller brasileño, Ernesto Araújo, en cambio, se quedó fuera.

Eduardo Bolsonaro se ha esforzado en ser una pieza clave en la coordinación de la extrema derecha mundial. En diciembre organizó la 'Cúpula Conservadora de las Américas', en Foz de Iguazú, ha viajado a Hungría e Italia para reunirse con Viktor Orbán y Matteo Salvini, y el estratega Steve Bannon le nombró representante en América Latina de su 'The Movement', grupo que impulsa el nacionalismo ultraconservador.

Bolsonaro padre está acostumbrado a colocar a sus hijos gracias al gancho de su apellido. Flávio es senador, y Carlos, concejal en Río, cargo al que llegó con 17 años. El único de los hijos varones del presidente que se mantenía alejado de los focos, Jair Renan, de 20 años, hasta ahora estaba centrado en su carrera de youtuber de videojuegos, pero también parece tener un futuro político a la vista. Esta semana, acompañó a su padre a la cumbre del Mercosur en Argentina. El presidente bromeó diciendo que es el 'embajador alevín'. "Está aprendiendo", avisó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino