Bolivia sienta las bases para otro nexo económico con EEUU

Bolivia sienta las bases para otro nexo económico con EEUU

Gobierno implementará políticas para revertir efectos desfavorables

Tras el deshielo de las relaciones entre Bolivia y EEUU, el Gobierno empezó a sentar las bases para la nueva relación económica que sostendrá con la administración de Donald Trump, la cual fortalecerá al país en áreas como inversiones y comercio.

El almuerzo empresarial denominado “Las relaciones exteriores de Bolivia con Estados Unidos (EEUU) y el mundo”, organizado el 12 de diciembre por la Cámara Americana de Comercio (Amcham), sirvió de escenario para que la canciller Karen Longaric revelara que La Paz retomará acuerdos “pendientes” con Washington y temas que durante el gobierno de Evo Morales “sufrieron una paralización inadecuada e indebida”.

El anuncio fue realizado como parte del nuevo escenario de fortalecimiento de relaciones “con todos los países” que impulsa desde el 12 de noviembre el gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

Este “cambio de 180 grados” a la agenda de política exterior de Bolivia incluyó el restablecimiento —luego de 11 años— de relaciones con EEUU a través del nombramiento de Wálter Serrate como embajador boliviano ante el país del norte, de la eliminación de visas para los ciudadanos estadounidenses, del acercamiento a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) —que en 2013 fue expulsada del país por Morales— y del interés anunciado de empresas norteamericanas en invertir en exploración petrolera en territorio nacional.

“Desde la Cancillería que hoy dirijo estamos fortaleciendo nuestras relaciones absolutamente con todos los países, sin ninguna distinción ni diferencia como lo hizo el anterior gobierno, que por cierto privilegió el vínculo político ideológico en la orientación de las relaciones internacionales de Bolivia”, afirmó la jefa de la diplomacia antes de indicar que una “buena relación” con EEUU —primera economía del mundo— redundará en beneficios para el país en las áreas de comercio e inversiones.

CONVENIO. Bajo este contexto, la Ministra de Relaciones Exteriores detalló que se dará prioridad a “cuatro áreas importantes” del Convenio Marco de Relaciones Bilaterales de Mutuo Respeto y Colaboración suscrito entre Bolivia y Estados Unidos en 2011: la promoción del desarrollo humano y económico, el fortalecimiento de relaciones comerciales, la cooperación “eficaz” en la lucha contra el narcotráfico y la cooperación en materia de extradición.

En el primer punto, indicó, la cooperación debe ser transparente y alineada a las estrategias y prioridades de desarrollo del país.

En el segundo, se trabajará para mantener y emplear “plenamente” el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) arancelarias que Bolivia tiene con Estados Unidos, además de gestionar el aprovechamiento máximo de las cuotas ampliadas de exportación de azúcar al país del norte.

En el tercero, la colaboración se referirá a temas como las violaciones a la propiedad intelectual, la protección al patrimonio intelectual y la lucha contra el lavado de dinero y la corrupción, “respetando el marco legal de cada país”.

En el cuarto punto, la labor se enfocará no solo en el asistencialismo para combatir el narcotráfico “sino en la necesidad de que hayan esfuerzos coordinados con las entidades regionales e internacionales” para esta tarea, “respetando el principio de soberanía y no intervención en los asuntos internos de los Estados”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino