Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Bolivia espera tener relaciones de respeto con Argentina

Bolivia espera tener relaciones de respeto con Argentina

La canciller Karen Longaric dice que el Ejecutivo pondrá de su parte para que el relacionamiento sea de respeto con el nuevo gobierno argentino. El MAS aplaude el retorno del ‘kirchnerismo’ a la Casa Rosada

El giro político que ayer se oficializó en Argentina encontró a Bolivia en una incertidumbre a la espera de las decisiones que asuma el nuevo presidente argentino, Alberto Fernández, respecto a la relación con La Paz. La canciller Karen Longaric confía en que el flamante mandatario del vecino país, de la misma línea ideológica de Evo Morales, sostenga las relaciones comerciales y diplomáticas con el Gobierno de Bolivia. Mientras que el Movimiento Al Socialismo (MAS) aplaudió el retorno de la izquierda a la Casa Rosada.

Longaric es cauta al hablar sobre las perspectivas que existen con el nuevo gobierno de Argentina. La diplomática asegura que la gestión transitoria de Jeanine Áñez pondrá todo de su parte para que las relaciones con Buenos Aires sean de respeto y normales.

“Nosotros pondremos todo de nuestra parte para tener una relación respetuosa con Argentina, que permita llevar adelante, y en un clima de normalidad, la agenda bilateral. También mantendremos nuestros consulados abiertos al servicio de los residentes bolivianos en ese país. Esperemos que el gobierno de Alberto Fernández, más allá de las diferencias políticas e ideológicas, también sostenga las relaciones diplomáticas y consulares con Bolivia, en el marco de lo que establecen las convenciones de Viena sobre relaciones diplomáticas y sobre relaciones consulares”, aseguró la canciller Longaric a EL DEBER.

Fernández asumió ayer la Presidencia de Argentina y recibió el mando de Mauricio Macri, presidente saliente del vecino país. El nuevo mandatario, que tiene como vicepresidenta a Cristina Fernández de Kirchner, había calificado al Gobierno de Jeanine Áñez como de facto y aseguró que en Bolivia se produjo un “golpe de Estado” que derrocó supuestamente a Evo Morales.

“Lo que tenemos que pedirle a la señora (Áñez), que tomó el poder no sabemos muy bien de qué modo, es garantizar que el proceso electoral en Bolivia se haga rápido, bien y sin proscripción para que vuelva la democracia”, señaló Fernández días antes de llegar a la Casa Rosada.

Fernández no invitó a Áñez a su acto de posesión y prefirió ofrecer su invitación a Evo Morales, quien se encuentra en La Habana, Cuba.

Mientras tanto, Áñez cuestionó a la línea del ‘kirchnerismo’ por apoyar a Evo Morales sabiendo que en Bolivia se produjo un supuesto fraude electoral, que por ahora está en investigación fiscal y que fue corroborado por la Organización de Estados Americanos (OEA) en su informe de auditoría a las elecciones del 20 de octubre.

Pesa lo comercial

En La Paz existe una incertidumbre respecto a la relación que viene con Argentina. Uno de los ejes de este relacionamiento es el comercial, que está basado en la exportación de gas boliviano hacia el vecino país. El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, espera que los negocios hidrocarburíferos no sean afectados tras la llegada de Fernández.

“Esperemos que lo político no afecte lo comercial. No lo creo, la verdad”, detalló Zamora.

De acuerdo a los datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), en la gestión 2018 las exportaciones bolivianas hacia Argentina sumaron un valor de $us 1.433 millones, mientras que las importaciones desde ese país alcanzaron a 1.159 millones de dólares, es decir, un “balance comercial positivo” para Bolivia, pero debido principalmente a la venta de gas natural.

En total, Bolivia vende 115 productos a Argentina, donde se encuentra además de gas, banana, urea, alcohol etílico, sulfato de bario, palmitos y hierro. En tanto que Argentina envía a nuestro país 2.129 productos, principalmente diésel, harina de trigo, vehículos, gasolina, herbicidas, fungicidas, pescado y alimentos para perros, entre otros bienes.

“Argentina está en recesión, tiene una inflación de dos dígitos, una deuda externa casi inmanejable al igual que el déficit fiscal y tiene problemas con el tipo de cambio, entonces si la nueva administración insiste en las medidas de los gobiernos de Kirchner, podríamos esperar una gran inestabilidad social y económica en corto plazo y nos puede afectar en el comercio exterior”, consideró el gerente general del IBCE, Gary Rodríguez.

Desde el Legislativo

En el Movimiento Al Socialismo (MAS) la llegada de Fernández a la Casa Rosada tiene más luces que sombras. La presidenta del Senado, Eva Copa, felicitó a Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner por llegar al poder en Argentina y espera que las relaciones se mantengan para el bien de ambos países.

“Felicitamos y aplaudimos al nuevo Gobierno de Argentina. Ambos países somos hermanos y debemos seguir en esa línea de hermandad por el bien de ambos pueblos”, destacó Copa.

Mientras, el senador Óscar Ortiz, ahora de filas del oficialismo, se sumó a la línea de la canciller Longaric. El legislador espera que el ‘kirchnerismo’ no rompa las relaciones con Bolivia por su inclinación ideológica.

“La posición política no debería afectar ninguna relación diplomática, consular y comercial. Esperamos que haya normalidad y respeto con el nuevo Gobierno de Argentina a pesar de las diferencias ideológicas que existen”, remarcó Ortiz.

SE DESCONOCE SI MORALES IRÁ A ARGENTINA
El Movimiento Al Socialismo (MAS) y sus sectores afines desconocen si el expresidente Evo Morales se trasladará a Argentina para encarar la campaña electoral. El nuevo presidente argentino, Alberto Fernández, invitó al exmandatario boliviano a su acto de posesión y también se abrió a dar asilo político al exmandatario.

“Desconocemos lo que hará el expresidente Evo Morales. No sabemos si retornará a México, no sabemos”, admitió la presidenta del Senado, Eva Copa.

Mientras, la ejecutiva de las bartolinas, Segundina Flores, espera que Evo Morales pueda “estar lo más cerca posible” de Bolivia para que pueda encabezar la campaña electoral del MAS.

“No sabemos dónde estará el hermano Evo Morales, pero lo ideal sería es que esté más cerca de Bolivia para dirigir la campaña electoral, ya que el MAS, en su ampliado, lo designó como jefe de campaña”, dijo Flores.

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino