Bogotá despliega 1.500 policías adicionales para “recuperar la seguridad” en la ciudad

Bogotá despliega 1.500 policías adicionales para “recuperar la seguridad” en la ciudad

18:56 - La fuerza, liderada por cinco generales, tiene como misión contener una ola de hurtos con violencia y ataques a uniformados

El asesinato de un agente de policía mientras hacía una requisa, dos tiroteos y un asalto a una mujer este miércoles en distintos barrios de Bogotá se han convertido en la expresión más reciente de la inseguridad en la capital colombiana. Los ciudadanos exigen medidas urgentes para detener la violencia, que va en aumento desde el fin de las restricciones por la pandemia.

El ministro de Defensa, Diego Molano, ha reconocido que en la ciudad se ha presentado una “grave situación de inseguridad y homicidio en los últimos meses y concretamente en las últimas semanas” y aseguró que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, hizo un llamado urgente al Gobierno de Iván Duque para solicitar apoyo. “Se activa este fin de semana una fuerza especial de intervención contra el homicidio y el hurto con 1.500 hombres (agentes de la policía adicionales) liderados por cinco generales que han sido asignados para recuperar la seguridad de la ciudad”, ha dicho.

El patrullero Humberto Sabogal Soto recibió un disparo el miércoles en el sur de la ciudad, cuando junto a otro uniformado detuvieron a dos sospechosos que estaban armados con revólveres. Uno de ellos sacó su arma y disparó contra los agentes, que cayeron heridos sobre el asfalto. Vecinos del barrio persiguieron, junto a la Policía, a uno de los atacantes y lo capturaron. El otro huyó y está siendo buscado por las autoridades. “Hay avances frente a la ubicación e identidad plena del otro autor del hecho. También de los coautores, es decir la banda con la que delinquían en ese sector”, aseguró el director general de la Policía, el general Jorge Luis Vargas.

Sabogal, de 41 años, murió horas después en el hospital, mientras su compañero, Jesús Pineda, se recupera de las heridas de bala. El hecho recordó el asesinato de otro patrullero, Edwin Caro, ocurrido en circunstancias idénticas en marzo pasado: una requisa y la reacción violenta de los sospechosos armados. Ahora, como en ese momento, se ha desatado una ola de xenofobia por la participación de extranjeros en ambos homicidios.

Los hurtos con violencia están en el centro de la preocupación. Horas antes del ataque a los policías, en el norte de Bogotá, en el acaudalado barrio La Cabrera, un joven de 19 años sufrió un intento de robo y recibió disparos en el tórax cuando forcejeó con los ladrones; mientras una mujer fue asaltada con cuchillo en el Transmilenio. Ambos se encuentran a salvo.

No se trata solo de percepción. De acuerdo con cifras de la Secretaría Distrital de Seguridad de Bogotá, desde enero de este año están aumentando los delitos. Mientras en enero se presentaron 78 homicidios, en mayo y junio, fueron 117 y 118, respectivamente. Los hurtos a personas aumentaron en un 17% en los primeros seis meses del 2021 en comparación con el mismo periodo del 2020.

La gestión de la seguridad ciudadana ha hecho que la alcaldesa de Bogotá acerque puentes con el Gobierno de Iván Duque, del que ha sido crítica. “17.000 policías como Jesús David nos cuidan cada día. Apoyemos su trabajo. Así como les exigimos que protejan los derechos humanos de la ciudadanía, cuidemos también los de ellos, que hacen un trabajo duro y difícil persiguiendo criminales que atentan contra nuestra tranquilidad”, dijo López a través de Twitter.

El refuerzo de la policía en Bogotá se hará de manera focalizada, teniendo en cuenta las zonas donde ocurren determinados delitos y atendiendo especialmente los hurtos en el transporte público. “Habrá mucha visibilidad de la policía con planes de control de patrullas a vehículos y motos, con policía judicial, identificando antecedentes y órdenes de captura”, dijo Vargas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino