Blinken critica en India el retroceso de la democracia y los derechos humanos

Blinken critica en India el retroceso de la democracia y los derechos humanos

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, inició el miércoles su visita a Nueva Delhi con una advertencia sobre el riesgo de "regresión democrática", en un momento en que Washington confía más que nunca en este aliado clave en Afganistán y frente a China.

"La relación entre nuestros dos países es una de las más importantes del mundo", dijo en una capital india en pleno monzón.

En su primera visita a India como secretario de Estado, Blinken se reunió con su homólogo Subrahmanyam Jaishankar antes de una entrevista prevista con el primer ministro Narendra Modi. Por la noche volará a Kuwait.

Simbólicamente comenzó la jornada con una mesa redonda con representantes de la sociedad civil y de distintas comunidades, en la que habló de "la dignidad humana, la igualdad de oportunidades, el Estado de Derecho y las libertades fundamentales, incluida la libertad religiosa".

El secretario de Estado también tuvo un breve intercambio con un representante del dalái lama, el líder espiritual tibetano, un giro con respecto a la administración del expresidente Donald Trump.

"Nuestras dos democracias están siempre en construcción (...) A veces ese proceso es doloroso, a veces es feo, pero la fuerza de la democracia consiste en aceptarlo", afirmó.

India ha sido criticada por los activistas de derechos humanos por usar cada vez más leyes antiterroristas para detener y amordazar a sus opositores.

A pesar de los desmentidos del primer ministro Modi, su ejecutivo nacionalista hindú también ha sido acusado de impulsar una legislación que discrimina a la minoría musulmana de 170 millones de personas.

Por eso Antony Blinken advirtió de la "regresión democrática" y consideró "vital que las dos democracias líderes del mundo sigamos unidas en apoyo de estos ideales".

- Apoyo en Afganistán -

Donald Trump había sido acusado de ignorar ciertos excesos de Narendra Modi. Su sucesor, Joe Biden, ha puesto en el centro de su política exterior la constitución de una alianza de democracias contra la "autocracia" encarnada según él por China.

A cambio, India pide el mismo apoyo que dio la administración Trump cuando hubo enfrentamientos mortales el año pasado entre India y China en su frontera del Himalaya.

"Si los Estados Unidos de Biden son reacios a apoyar abiertamente a India contra China ¿cómo pueden esperar que India trabaje con Estados Unidos para contrarrestar a China? Tiene que haber reciprocidad", afirma Brahma Chellaney, profesor del centro de reflexión Delhi Centre for Policy Research.

La visita de Blinken, que tiene lugar pese al covid-19, es una forma de apoyar la mejora de relaciones entre las dos potencias, en particular frente a la emergencia de China.

La relación con India "es una relación sólida que ha perdurado con gobiernos de todo signo en Estados Unidos, y continuará", dijo Dean Thompson, un alto diplomático estadounidense encargado de la región.

La cuestión más urgente es Afganistán.

El gobierno estadounidense espera que Nueva Delhi participe activamente en la estabilización del país devastado por la guerra, cuando el presidente de Estados Unidos se propone retirar todas las tropas antes del 20º aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 que desencadenaron su intervención.

"La mayoría de los protagonistas regionales son rivales de Estados Unidos o socios difíciles. Por eso es importante para Washington que India desempeñe un papel más importante", declaró a la AFP Michael Kugelman, del centro de estudios Wilson Center.

Pero India, uno de los más firmes partidarios del gobierno afgano, teme que la vuelta al poder de los talibanes convierta a Afganistán en un refugio para extremistas opuestos a Nueva Delhi.

Y Washington no puede darle ninguna garantía, ya que ha reconocido que los insurgentes tienen una "ventaja estratégica".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino