Blairo Maggi: el ministro del agro brasileño que tiene en vilo a Uruguay

Blairo Maggi: el ministro del agro brasileño que tiene en vilo a Uruguay

Montó un imperio agroindustrial que le dejó el apodo del rey de la soja

El embargo unilateral que resolvió Brasil desde este viernes sobre los lácteos tiene una cara visible y un impulsor definido: el ministro de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento, Blairo Maggi.

El gobierno uruguayo se sorprendió por la agudización del conflicto en las últimas horas porque el presidente Michel Temer se había comprometido a destrabar rápidamente el comercio entre ambos países tras telefonear a su par Tabaré Vázquez.

Sin embargo, Maggi continúa firme en su intención para cuotificar el ingreso de lácteos uruguayos a su país como reclaman privados de algunos estados brasileños como Río Grande del Sur. Pero, ¿quién es la persona que dirige el ministerio responsable de un cuarto de la economía brasileña? Maggi nació y se crió en Torres, una localidad del estado de Río Grande del Sur, en una familia de pequeños productores rurales con descendencia italiana. A los 26 años se trasladó al sur del estado Mato Grosso (Itiquira) para plantar soja en una de las propiedades de su padre. Desde entonces comenzó a montar un imperio agroindustrial que le dejó el apodo del rey de la soja por el boom productivo que lideró entre la década de 1990 y la del 2000.

Fundó el Grupo Amaggi, hoy el principal productor individual de soja a nivel mundial. Tiene más del 20% de la producción de la oleaginosa en Mato Grosso. Aunque su éxito como empresario poderoso también le dejó algunos reconocimientos no tan gratos por parte de grupos ecologistas. En junio de 2005, Maggi ganó el "premio" Motosierra de Oro de Greenpeace por la tala realizada por sus empresas en la Amazonia.

De acuerdo a la revista Exame, en 2016 los ingresos netos por ventas de Amaggi Commodities alcanzaron los US$ 3.000 millones, 27,6% más que en 2015. Ese año, su compañía cerró con una ganancia de US$ 126,8 millones. Integró la lista de los 50 mayores multimillonarios brasileños de la revista Forbes Brasil en 2015 con un patrimonio neto de US$ 1.220 millones, y quedó como el segundo político más acaudalado. En tanto, Época catalogó a Maggi en 2009 como uno de los 100 brasileños más influyentes en su país.

La sombra de la corrupción

El actual ministro de Agricultura tampoco ha escapado a la ola de investigaciones que tiene en marcha la Justicia brasileña sobre todo el sistema político inmiscuido en una trama de corrupción surrealista. Hace apenas un mes, la policía brasileña allanó el domicilio de Maggi en Brasilia, y realizó decenas de requisas relacionadas con investigaciones de corrupción. Los agentes se retiraron de la residencia en el sur de la capital con una computadora y un sobre con documentos. El portal G1 publicó un documento del Supremo Tribunal Federal que lo vincula con prácticas de "crímenes de corrupción, lavado de dinero y organización criminal" en Mato Grosso.

Desfile de partidos

La incursión de Maggi en la política se ha caracterizado por cambios constantes. Fue gobernador de Mato Grosso por dos mandatos consecutivos (2003-2007 y 2007-2010) y electo senador de la República en las últimas elecciones de Brasil. En mayo de 2016 pidió licencia en su cargo legislativo y aceptó el cargo de ministro que le ofreció Temer.

En 2002, cuando era candidato a gobernador dio su apoyo a Luiz Inácio Lula para asumir la Presidencia de Brasil, en lugar del candidato de su partido en esa época el PPS (Partido Popular Socialista). Por alentar la reelección del PT en 2006, dejó el PPS y se afilió al Partido de la República (PR). Maggi repitió su apoyo a Lula a cambio de negociaciones que permitieron refinanciar deudas de productores rurales brasileños con el Banco de Brasil.

Sin embargo, durante el segundo mandato de Dilma Rousseff se alejó del oficialismo y participó públicamente del impeachment que tumbó a la presidenta. En ese período dejó el PR y pasó al Partido Progresista (PP) para integrar el gobierno de Temer.

Al frente del ministerio,lanzó el Plano Agro+ con el objetivo de reducir la burocracia en diversos proceso del sector. En un viaje reciente que hizo a China anunció su objetivo de expandir en más de tres puntos porcentuales la participación brasileña en el comercio mundial de alimentos en un plazo de cinco años.

En esa misión, cuestionó las restricciones chinas por la demora en la habilitación de nuevas plantas frigoríficas para exportar, confirmando que en su política de apertura comercial hay dos caras: una para el exterior y otra para el intercambio dentro del Mercosur.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino