Birmania: emisaria de la ONU pide "medidas muy duras" contra el ejército

Birmania: emisaria de la ONU pide "medidas muy duras" contra el ejército

Mientras, manifestantes civiles se preparan este jueves para una nueva jornada de protestas en Rangún y otras ciudades del país, en repudio a la sangrienta represión que dejó al menos 38 muertos el miércoles.

La ONU debe tomar "medidas muy duras" contra el ejército de Myanmar para que el país vuelva a la democracia tras el golpe de Estado por parte de la junta militar, dijo el miércoles (03.03.2021) la emisaria de las Naciones Unidas para Birmania, Christine Schraner Burgener.

"Tuve una discusión con el ejército y les advertí de que los Estados miembros y el Consejo de Seguridad podrían tomar medidas enormes y fuertes. La respuesta fue: 'Estamos acostumbrados a las sanciones y hemos sobrevivido a ellas en el pasado'", reveló la diplomática a reporteros.

"Creo que los Estados miembros tienen que tomar medidas muy duras", agregó.

Burgener cifró en al menos 38 las personas que murieron el miércoles en las protestas pacíficas contra la junta militar, violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad. Al menos dos menores murieron ayer abatidos por disparos de las fuerzas de seguridad.

Fue la jornada más sangrienta de la represión por parte de la junta militar que tomó el poder el pasado 1 de febrero, tras una década de frágil democracia en el país asiático.

Mientras, en las primeras horas de este jueves los manifestantes se preparaban para un nuevo día de protestas en varias ciudades el pais. Los participantes empezaron a reunirse por la mañana en Rangún, la mayor ciudad del país y antigua capital, además de en Mandalay, en un ambiente de estupor e indignación tras la matanza del día anterior.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, se declaró "horrorizado" por la "atroz violencia" de los militares birmanos, y anunció que el gobierno de Joe Biden estudia nuevas "medidas" para que los militares "rindan cuentas".

Price llamó "a todos los países a condenar en una sola voz la brutal violencia del ejército birmano contra su propio pueblo", e instó a China a "usar su influencia" en la junta militar en forma "constructiva".

Pekín ha bloqueado en la ONU varias iniciativas sobre Birmania por considerar que el golpe de Estado es un asunto interno de ese país.

Se calcula que medio centenar de manifestantes han fallecido desde el golpe del 1 de febrero ejecutado por el Ejército, que detuvo a una parte del gobierno, incluida la líder Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz que fue elegida en los comicios del pasado noviembre.

La ONU cifró en unos 1.200 los detenidos desde el levantamiento militar, de los que en muchos casos los familiares no tienen noticias.

Los manifestantes exigen al Ejército, que gobernó el país con puño de hierro de manera ininterrumpida entre 1962 y 2011, que permita la vuelta a la democracia y reconozca los resultados de las elecciones en las que arrasó Suu Kyi y la Liga Nacional para la Democracia (LND).

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino