Bill Gates y su profético video sobre el coronavirus: "Sabíamos que sucedería en algún momento con los de la gripe o con algún otro virus respiratorio"

Bill Gates y su profético video sobre el coronavirus: "Sabíamos que sucedería en algún momento con los de la gripe o con algún otro virus respiratorio"

16:06 - "Necesitamos tener la capacidad de realizar diagnósticos, medicamentos y vacunas muy rápido. Las tecnologías para hacerlo bien existen si se realizan las inversiones adecuadas. Los países pueden trabajar juntos en esto. Creamos CEPI (siglas en inglés de Coalición para la Innovación y Preparación contra Epidemias) que se centra en las vacunas, pero este organismo necesita más financiación para tener la capacidad de fabricación que necesita el mundo", agregó.

Apenas comenzó la pandemia mundial del coronavirus, comenzó a viralizarse en redes sociales una charla TED que ofreció en 2015 el fundador de Microsoft y filántropo Bill Gates, en la que advertía de que la mayor amenaza a la que se enfrentaba la humanidad no era un misil ni una bomba nuclear, sino un microbio que pudiera provocar una enfermedad infecciosa.

En plena crisis, Gates se conectó hace unos días a la red social Reddit para responder a los internautas. En apenas dos horas, Gates llegó a recibir miles de preguntas, de las que seleccionó 31. Le acompañaron el doctor Trevor Mundel, que dirige el trabajo de salud global de la Fundación Gates, y el doctor Niranjan Bose, su principal asesor científico.

Obviamente una de las preguntas hizo referencia a su charla. Gates respondió que "nadie podía predecir cuál era la posibilidad de que surgiera un nuevo virus. Sin embargo, sabíamos que sucedería en algún momento con los de la gripe o con algún otro virus respiratorio y casi no ha habido financiación".

"Necesitamos tener la capacidad de realizar diagnósticos, medicamentos y vacunas muy rápido. Las tecnologías para hacerlo bien existen si se realizan las inversiones adecuadas. Los países pueden trabajar juntos en esto. Creamos CEPI (siglas en inglés de Coalición para la Innovación y Preparación contra Epidemias) que se centra en las vacunas, pero este organismo necesita más financiación para tener la capacidad de fabricación que necesita el mundo", agregó.

Gates no ha estado alejado de la lucha contra el coronavirus, ya que preside junto a su esposa Melinda una fundación homónima, la que se ha convertido en el mayor donante privado para proyectos de investigación y desarrollo relacionados con la salud global y las enfermedades desatendidas, además de igualdad de género, pobreza y educación, entre otros asuntos. Cada año destinan en torno a 5.000 millones de dólares anuales a financiar iniciativas en más de 150 países.

De hecho, durante los últimos días lanzaron el Acelerador Terapéutico Covid-19. Se trata de un mecanismo de coordinación en el que trabajan con colaboración junto con Wellcome Trust, la otra gran organización filantrópica de salud a nivel global. En el fondo de donantes participan empresas como Mastercard y se acaban de incorporar 50 farmacéuticas entre las que se encuentran las mayores del mundo, como Novartis o Pfizer. El objetivo es coordinar fuerzas en la búsqueda de tratamientos efectivos contra la Covid-19 y en el futuro contra otras enfermedades infecciosas, y uno de los objetivos es que estos avances lleguen también a los países más desfavorecidos.

"Un fármaco podría estar disponible mucho antes que una vacuna —se estima que no habrá una antes de año y medio—. Un medicamento reduciría la cantidad de personas que necesitan cuidados intensivos, incluidos los respiradores. El Acelerador servirá para analizar todas las ideas más prometedoras y aunarlas con las capacidades de la industria. Así que espero que algo salga de esto. Podría ser un antiviral o anticuerpos u otra cosa", contó sobre esto Gates.

"Una idea que se está explorando es usar la sangre (plasma) de las personas que se recuperan. Esto puede tener anticuerpos para proteger a las personas. Si funciona, sería la forma más rápida de proteger a los trabajadores de la salud y a los pacientes con enfermedades graves", explicó.

"Nos preparamos para posibles guerras e incendios y ahora debemos prepararnos para epidemias con la misma rotundidad. La buena noticia es que nuestras herramientas biológicas, que incluyen nuevas formas de hacer diagnósticos, terapias y vacunas, permiten tener un sistema de respuesta sólido", agregó.

"Con las acciones correctas, incluidos los test y el distanciamiento social dentro de dos o tres meses, los países ricos deberían haber evitado los altos niveles de infección. Me preocupa todo el daño económico, pero será peor en los países en desarrollo que no pueden mantener el distanciamiento social de la misma manera que los países ricos y cuya capacidad hospitalaria es mucho menor", finalizó Gates.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino