Biden: “El racismo sistémico es una mancha en el alma de Estados Unidos”

Biden: “El racismo sistémico es una mancha en el alma de Estados Unidos”

El presidente estadounidense califica el veredicto contra el expolicía que mató a George Floyd como“un paso gigante para la justicia”

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, compareció este martes para calificar el veredicto en contra del expolicía Derek Chauvin como “un paso gigante para la justicia en Estados Unidos”. Apenas habían pasado más de dos horas desde que un jurado en Minneapolis declarase al agente culpable de la muerte del afroamericano George Floyd. El mandatario dijo: “El racismo sistémico es una mancha en el alma de la nación”.

El demócrata recordó que había hecho falta casi todo un año ―la muerte de Floyd se produjo el pasado 25 de mayo― para que “un asesinato cometido a plena luz del día” tuviera un culpable condenado ante la justicia. El mandatario declaró hasta tres veces que había que poner fin a la violencia ejercida por algunas fuerzas del orden, para lo cual, el Congreso debía actuar y convertir en ley el proyecto contra los abusos policiales, que ya aprobó la Cámara de Representantes a principios de marzo, pero que languidece en el Senado. “Ya basta”, repitió. Biden, además, insistió en que la ley haría mucho más fácil enjuiciar a los agentes que actúan con un uso indebido de la fuerza.

El presidente recalcó que Estados Unidos está ante “un momento de cambio significativo” que no debe desaprovechar. “George nos dejó unas palabras que no debemos olvidar: ‘No puedo respirar”, recordó en referencia a la larga agonía de casi 10 minutos que Floyd sufrió bajo la rodilla de Chauvin. “Durante el funeral, su hija me dijo: ‘Papá cambiaría el mundo’. Hoy le digo que su padre ha cambiado el mundo”, declaró Biden.

Antes de que hablase el presidente, su número dos, Kamala Harris, reconoció “la larga historia que tiene Estados Unidos de racismo sistémico” al considerar a algunas personas “menos humanas” que otras. “Son padres, hermanos, hijos, tíos, abuelos, amigos, vecinos…”, dijo Harris en referencia a todos los hombres negros que viven cada día con el temor a tener un mal encuentro con las fuerzas del orden. Harris dijo: “Hoy somos conscientes de ese racismo por el milagro de la tecnología”, por el hecho de que una joven grabase con su teléfono lo que sucedió aquel fatídico 25 de mayo en una calle de Minneapolis.

Poco antes de la comparecencia de ambos políticos, en los pasillos del tribunal donde se acababa de leer el triple veredicto de culpabilidad contra el expolicía Chauvin, la familia de George Floyd se congregaba para recibir una llamada. Al otro lado de la línea, Biden les decía que se había hecho justicia. “Nos sentimos muy aliviados”, expresaba el mandatario demócrata, quien por la mañana de este martes declaraba, no sin polémica, que rezaba para que el jurado llegara a un veredicto justo.

En un vídeo colgado en internet por el abogado de la familia de Floyd, Ben Crump, las voces de la vicepresidenta y de la primera dama, Jill Biden, se suman a la del mandatario con un mensaje único. “Hoy es un día en el que se ha hecho justicia en Estados Unidos”, aseguraba Harris. Según informó la Casa Blanca, Biden y Harris vieron la lectura del veredicto en directo desde el comedor junto al Despacho Oval de la Casa Blanca. “Nada me gustaría más que poder estar ahí ahora para poder abrazarles”, les dijo el presidente demócrata. Biden recalcó la importancia del momento que vivía la nación. “Estados Unidos es hoy un lugar mejor”, sentenció.

A través de un comunicado, Barack y Michelle Obama afirmaron que este martes “un jurado en Minneapolis hizo lo correcto”. “Durante casi un año, la muerte de George Floyd bajo la rodilla de un policía ha resonado por todo el mundo, inspirando murales y marchas, provocando conversaciones y nuevas legislaciones“, se lee en el texto del expresidente y su esposa. “Pero la cuestión básica que había detrás era si se haría justicia”. En el caso de Floyd se hizo, según los Obama, pero matizaron que la verdadera justicia es mucho más que un simple veredicto en un juicio. “La verdadera justicia requiere que reconozcamos que los estadounidenses negros son tratados de forma diferente, cada día”, advirtieron. “Requiere reconocer que millones de nuestros amigos, familiares y conciudadanos viven con el miedo a que su siguiente encuentro con las fuerzas del orden sea el último”, apuntaron el primer presidente negro de Estados Unidos y su esposa.

Fueron muchas las voces emocionadas que este martes vieron en el veredicto de Minneapolis una victoria contra lo que consideran un racismo sistémico. La presidenta del Congreso, la demócrata Nancy Pelosi, dio las gracias a George Floyd “por sacrificar su vida en nombre de la justicia”. “Gracias a ti, tu nombre será siempre sinónimo de justicia”, escribió Pelosi.

Raphael Warnock, primer negro en representar al Estado de Georgia en el Senado, declaró desde el Capitolio: “Con suerte, este es el principio de un punto de inflexión en nuestro país, y la gente que ha vivido estos traumas una y otra vez sabrá ahora que [los afroamericanos] tenemos la misma protección frente a la ley”.

Miembros del Caucus Negro del Congreso (comité de congresistas que trabajan para impulsar medidas a favor de los afroamericanos) insistieron en su llamamiento para que se produzcan cambios a nivel federal en ciertas prácticas. A través del proyecto ya aprobado por la Cámara de Representantes y que esperan convertir en ley, el Caucus Negro pretende que sea mucho más fácil juzgar a agentes de policía cuando infrinjan las normas y que se impongan nuevas restricciones en el uso excesivo y, en ocasiones mortal, de la fuerza. La ley lleva el nombre de George Floyd. “Hoy respiro aliviada, hoy es el comienzo de una nueva fase dentro de una larga lucha para que se haga justicia en América”, dijo la representante Karen Bass, demócrata de California, quien es la principal autora de la ley.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino