Berlín suspende la ayuda a Afganistán por la ‘terrible’ llegada de los talibanes

Berlín suspende la ayuda a Afganistán por la ‘terrible’ llegada de los talibanes

El gobierno alemán anunció el martes la suspensión de su ayuda al desarrollo para Afganistán, ahora bajo control talibán. La canciller Angela Merkel deploró la falta de resistencia del ejército afgano y consideró la situación de "amarga, dramática y terrible", dando a entender que la decisión estadounidense de salir de Afganistán estuvo motivada por cuestiones de política interna.

“El ejército afgano mostró apenas una resistencia contra los talibanes, no sabemos porque , pero fue un gran error de cálculo y no solo de Alemania sino de muchos otros”. Fue el amargo reconocimiento de Angela Merkel del fracaso de las potencias occidentales para evitar que los Talibanes se hicieran otra vez del poder en Afganistán, donde los alemanes se dedicarron especialmente a formar la policía afgana.

Merkel calificó la situación de "amarga, dramática y terrible", dando a entender que la decisión estadounidense de salir de Afganistán estuvo motivada por cuestiones de política interna.

Las escenas de desesperación en el aeropuerto de Kabul son "una vergüenza para Occidente", sostuvo por su parte el martes el presidente alemán, cuyo país suspendió su ayuda al desarrollo a Afganistán tras la llegada de los talibanes al poder

"Las imágenes de desesperación en el aeropuerto de Kabul son una vergüenza para Occidente", afirmó Frank-Walter Steinmeier, insistiendo en la "tragedia humana" vivida por los afganos, que intentan desesperadamente salir del país, y de la que "somos corresponsables".

Suspensión de ayudas
Entretanto, el gobierno alemán anunció el martes la suspensión de su ayuda al desarrollo para Afganistán, país que ahora está controlado por los talibanes.

"La cooperación al desarrollo del gobierno ha quedado suspendida", dijo el ministro de Desarrollo, Gerd Müller, en una entrevista con el diario regional Rheinische Post.

Alemania entregaba cada año unos 430 millones de euros (505 millones de dólares) a este país, según cifras de su ministerio de Relaciones Exteriores.

Ahora viene el temor a la enorme masa de refugiados que se espera intentarán llegar a Alemania, justo a un mes de las elecciones, y el dilema moral que otra vez sacudirá el país.

Hasta ahora los candidatos a canciller han sido cautos con la política de asilo para los afganos, todos saben que la acogida de casi un millón de refugiados sirios, a pesar de haber sido inesperadamente muy poco conflictiva en la población civil, le costó caro a Merkel.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino