Bancos centrales y gobiernos inyectan estímulo de emergencia en EEUU, Europa y Asia

Bancos centrales y gobiernos inyectan estímulo de emergencia en EEUU, Europa y Asia

Capital Economics advierte que la Reserva Federal de EEUU podría reducir las tasas de interés a casi cero dentro de los próximos meses. Italia duplicó su gasto para contener el virus y revisará alza el objetivo de déficit de este año.

Las autoridades monetarias del mundo están adoptando una serie de estrategias para hacer frente a las consecuencias económicas del coronavirus, desde recortes de emergencia de las  tasas de interés e inyección de recursos, hasta mantenerse a la espera y prometer medidas en caso de ser necesario.

En Estados Unidos, el presidente Donald Trump aprobó una ley de gasto de emergencia de US$ 8.300 millones para combatir la propagación del virus y desarrollar vacunas, y desde la Casa Blanca no descartan tomar medidas específicas para estimular la economía estadounidense.

Pero en el país norteamericano las miradas no están puestas sobre el gobierno, sino sobre la Reserva Federal. La semana pasada, el banco central sorprendió al recortar las tasas de interés en medio punto porcentual, y ayer anunció un aumento de US$ 150 mil millones en el monto que está inyectando en los mercados de préstamos a un día.

Pero esta no sería la última medida. Desde Capital Economics estiman que la Fed reducirá las tasas de interés “en 100 puntos base adicionales durante los próximos meses, reduciendo el rango objetivo de los fondos federales a su mínimo de emergencia de entre 0,0% y 0,25%”. En Goldman Sachs apuestan por una reducción de 50 puntos en la reunión de la próxima semana, a la que se sumaría otro recorte de medio punto a fines de abril, llevando la tasa de referencia a un rango de cero a 0,25%.

Viejo continente El Banco Central Europeo (BCE), que se reúne esta semana, habría pedido a los bancos de la eurozona, a través de una carta, que revisen sus planes de contingencia para prepararse y minimizar los efectos adversos del coronavirus. La Unión Europea está dando a los gobiernos margen de maniobra fiscal para tratar individualmente el impacto económico del Covid-19. Pero los responsables de la entidad advirtieron que si la economía se ve gravemente afectada, podrían decidir implementar algún estímulo.

España comenzó a elaborar un plan de emergencia para detener el contagio del virus, que según el jefe del gobierno, Pedro Sánchez, se pondrá “en marcha cuanto antes”. Por el momento, se decidió cerrar todos los centros educativos de Madrid, desde infantiles hasta las universidades, además de las residencias de adultos mayores de la capital. También se suspendieron las clases en Labastida, municipio del País Vasco.

En Alemania, los expertos estiman que el gobierno tiene margen fiscal para medidas adicionales por un valor de al menos 17 mil millones de euros y se dice que Berlín podría incluso reunir un paquete de estímulo de hasta 50 mil millones de euros sin tener que abandonar su política de no contraer deuda nueva.

Italia, el segundo país más afectado por el virus, ha duplicado la cantidad que planea gastar, a 7.500 millones de euros, y va a revisar al alza el objetivo de déficit de este año a 2,5% del PIB desde el objetivo actual de 2,2%. Ayer, el primer ministro Giuseppe Conte amplió la cuarentena en que se encontraba el norte de Italia a todo el país. Además, prohibió los actos masivos y restringió los movimientos que no sean hacia el trabajo y de emergencia.

En Reino Unido, el Ministerio de Finanzas solicitó a las autoridades que elaboren “nuevas medidas para apoyar la respuesta de la salud pública, las empresas y la economía según sea necesario” y dará una actualización al presentar al Parlamento el jueves.

Por su parte, el gobierno francés está permitiendo a las empresas suspender el pago de algunas cargas sociales e impuestos y activando los planes de trabajo a corto plazo subvencionados por el Estado.

También ha ordenado al banco estatal de inversiones, Bpifrance, que garantice los préstamos necesarios para superar los problemas de liquidez a corto plazo. Incluso, le ha permitido a las empresas que declaren causa de fuerza mayor si no pueden cumplir un contrato con el sector público.

Respuesta de Asia

Al otro lado del mundo, Beijing ha destinado 110.500 millones de yuanes (US$ 15.900 millones) para combatir la epidemia. China ha aumentado el apoyo financiero para las regiones afectadas y el banco central ha recortado varias de sus tasas de interés, además de haber instado a los bancos a que concedan créditos baratos y a que alivien los pagos a las empresas más expuestas al Covid-19. Japón, en tanto, realizaría una inyección de hasta 1.600 millones de yenes (US$ 15.600 millones) extraordinarios, para financiar a las PYME afectadas por el coronavirus, según un documento del gobierno al que tuvo acceso Reuters. La medida supone un fuerte aumento desde los 500 mil millones de yenes previamente anunciados.

En Corea del Sur, el gobierno anunció un paquete de estímulo de 11,7 billones de wones (US$ 9.800 millones) para amortiguar el impacto del brote. El ministro de Finanzas, Hong Nam-ki, dijo que el presupuesto suplementario canalizaría el dinero al sistema de salud y al cuidado infantil.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino