Banco Mundial dice que la informalidad laboral ha disminuido en América Latina, pero sigue sobre la mediana de los países emergentes

Banco Mundial dice que la informalidad laboral ha disminuido en América Latina, pero sigue sobre la mediana de los países emergentes

Estudio destaca que las políticas que han tenido éxito en abordar el fenómeno en la región se han centrado en reducir la carga fiscal, fortalecer la aplicación de las regulaciones laborales y eliminar los desincentivos al empleo formal

En los mercados emergentes y en desarrollo, la informalidad laboral representa más del 70% del empleo total y casi un tercio del Producto Interno Bruto (PIB), algo que, según el Banco Mundial, "reduce la capacidad de estos países de movilizar los recursos fiscales necesarios para apuntalar la economía durante una crisis, llevar a cabo políticas macroeconómicas eficaces y generar capital humano para el desarrollo a largo plazo".

Este es el preocupante panorama que revela la entidad en su primer análisis exhaustivo sobre el alcance de la informalidad y sus implicaciones para la recuperación económica, el cual recuerda que el fenómeno es un problema latente en América Latina. Y si bien en la región ha disminuido constantemente en las últimas dos décadas, sigue siendo "levemente" más alta que la mediana de los mercados emergentes.

"La larga sombra de la informalidad: Desafíos y políticas" se titula el informe, que precisa que la producción informal en Latinoamérica fue equivalente al 35% del PIB entre 2010 y 2018, por debajo del 40% de la década previa. Pero, el empleo informal -medido por el trabajo por cuenta propia- como porcentaje del empleo total, aumentó cerca de 2 puntos porcentuales entre ambos períodos, llegando a 36%.

El Banco Mundial recuerda que probablemente la irrupción de la pandemia en el mercado laboral ha aumentado "drásticamente" la proporción del empleo informal, al menos temporalmente, de la mano de que los trabajadores en este segmento han sufrido pérdidas de ingresos "desproporcionadamente grandes".

El reporte detalla que la informalidad en la región responde a una "confluencia de factores" que han creado un ambiente "que ha permitido que florezca la informalidad", tales como ineficiencias del mercado laboral, corrupción y vastas desigualdades económicas y sociales.

El informe hace hincapié en las "regulaciones e impuestos onerosos", y recuerda que en la región las tasas impositivas medias sobre la renta de las empresas y personas tienden a ser más altas que en los mercados emergentes. De hecho, es la única zona geográfica de este grupo en desarrollo en la que el impuesto a la renta de las personas ha aumentado desde comienzos de los 2000.

La ruta de salida
El Banco Mundial plantea que "el diseño de políticas para abordar la informalidad requiere comprender sus causas y características", las cuales varían entre los mismos países de la región, pero explica que las políticas que han tenido éxito en abordar la informalidad en América Latina se han centrado en reducir la carga fiscal, fortalecer la aplicación de las regulaciones laborales y eliminar los desincentivos al empleo formal.

En el plano tributario, la entidad financiera sugiere hacer que la política fiscal sea "menos onerosa", y plantea que la simplificación de sistemas fiscales o la reducción de las tasas impositivas "podría incentivar a las empresas a convertirse en formales y aumentar la demanda de trabajadores formales".

De hecho, el reporte recuerda que la reducción del impuesto sobre la nómina en Colombia en 2012 redujo la informalidad en cerca de 7 puntos porcentuales. Sumado a ello, el organismo internacional recomienda la aplicación más estricta de las regulaciones laborales, la cual dice que ha sido efectiva para reducir la informalidad en la región. En Brasil, por ejemplo, indica que la aplicación más estricta de las regulaciones mejoró los salarios y la producción al mejorar la asignación de trabajadores entre los sectores formal e informal.

En cuanto a la respuesta a la pandemia, el Banco admite que proporcionar apoyo a los ingresos de los trabajadores informales ha sido "un desafío", y si bien reconoce que en algunos casos "los programas existentes se han ampliado con éxito, especialmente para los trabajadores informales de ingresos más bajos", también alerta que "incluso donde se ha llegado a los trabajadores informales, ha habido desafíos relacionados con la cobertura".

Por ende, el análisis plantea que "una lección es que la provisión de redes de seguridad social debe ser más ágil, con pocas barreras para la inscripción y disposiciones para una implementación rápida".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino