Azucena Arbeleche al FMI: se busca "ganar la credibilidad" perdida en el gobierno anterior

Azucena Arbeleche al FMI: se busca "ganar la credibilidad" perdida en el gobierno anterior

La ministra de Economía mantuvo una conferencia con el Fondo Monetario Internacional en la que criticó que durante el gobierno anterior “no se cumplieron los resultados”.

La ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, aseguró en diálogo con
el Fondo Monetario Internacional (FMI), que “la administración anterior anunció
resultados (fiscales) que no se cumplieron en ninguno de los años” por lo que
ahora el gobierno debe “moverse en esa área” para “ganar la credibilidad que
hemos perdido”.
Bajo ese argumento defendió la “nueva institucionalidad fiscal” que el actual
gobierno presentó tanto a través de la ley de urgente consideración como en el
proyecto de ley de Presupuesto, que está siendo votado actualmente en la Cámara
de Diputados.
La ministra destacó entre los principales aspectos durante la pandemia del
coronavirus, que mientras el gobierno dio “apoyo inmediato” para hacer frente a la
emergencia sanitaria y económica, también miró “un poco más allá” y tomó
medidas “no solo en el frente fiscal pero también en el monetario” presentando “una
nueva institucionalidad fiscal”.
Sobre ese punto, Arbeleche explicó al FMI en qué consiste la nueva regla fiscal
basada en un balance estructural que permitirá “comparar los resultados” y
“avanzar en términos de tener una política contracíclica”, dado que el instrumento
permitiría separar lo estructural de lo coyuntural además de que propone un
objetivo fiscal en términos de un equilibrio estructural.

“Es por eso que también era importante tener el Fondo Coronavirus, para que al
final del día podamos medir si nuestros gastos han aumentado debido al COVID-19
o porque desplegamos recursos en otra cosa”, explicó Arbeleche.
La ministra también resaltó que esa nueva institucionalidad fiscal implica “poner un
techo” en términos de los gastos que puede hacer el gobierno central así como
también en endeudamiento.
La conferencia de Arbeleche se realizó ayer con el director del Departamento del
Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en el marco de las reuniones
anuales del organismo. Durante la exposición, la líder del Ministerio de Economía y
Finanzas (MEF), enumeró las medidas que el gobierno adoptó para hacer frente a
la pandemia del COVID-19, criticó la situación económica que dejó la anterior
administración, expuso sus proyecciones para este año y el próximo y habló sobre
los principales retos que tiene el país.
Al ser consultada respecto de cuánto significaron los apoyos para hacer frente a la
pandemia, Arbeleche mencionó que estiman que los gastos del Fondo Coronavirus
implicarán, en todo el año, unos US$ 800 millones lo que implica
“aproximadamente 1,5% del Producto Interno Bruto” (PIB) uruguayo.
No obstante, la ministra aclaró que esas cifras no incluyen los préstamos con
garantías del Estado. “Eso solo cuenta hasta cinco puntos del PIB”, señaló
Arbeleche y afirmó que eso “tendrá un impacto en términos del resultado fiscal”.
En relación a las proyecciones que maneja el gobierno, la ministra respondió a
Werner que estiman terminar el 2020 con un déficit fiscal que ascenderá a 6,5% del
PIB, “en parte por el efecto fiscal del COVID-19 y también en parte porque
pensamos que la economía seguirá disminuyendo su actividad”, lo que “tendrá un
impacto en términos de una menor recaudación tributaria”, explicó.
Por otra parte, Werner consultó a la jerarca acerca de cuáles son los motores de
crecimiento que el MEF visualiza que serán clave para los próximos años y
Arbeleche manifestó que “hay reformas importantes” como la previsional o la
monetaria que es “otra parte de esta nueva institucionalidad, mejor comunicación,
más transparencia” y además mencionó como importante que el objetivo del Banco
Central sea “bajar la inflación y no tener muchos objetivos al mismo tiempo”.

Asimismo, la ministra dijo que se está “avanzando en términos de una nueva
gobernanza para las empresas públicas” dado que “al final del día lo que
necesitamos son tarifas de servicios más bajas porque eso es parte de problema
que tenemos en términos de competitividad”.
En términos de política comercial, Arbeleche dijo que en el gobierno están siendo
“mucho más proactivos” y enfatizó en que se necesitan “más resultados” y así
“tener bienes uruguayos que accedan a mercados con condiciones más
favorables”.
Otro motor que será “clave” para impulsar el crecimiento, según la líder del MEF, es
la promoción de la inversión. “Si queremos crecer y tener más empleo lo que
necesitamos es más inversión y particularmente inversión privada que es la que
viene faltando en Uruguay desde hace muchos años”, manifestó. Sobre este punto,
la ministra enumeró los incentivos que el gobierno ha adoptado y resaltó los
cambios para obtener la residencia fiscal.
“Nuestras reglas de juego son muy claras, ese es un activo que lo tenemos desde
hace muchos años, por eso pensamos que es importante demostrarlo y ofrecer una
entrada más amigable para las familias y la inversión (extranjera) a nuestro país”,
concluyó.
“Comenzando la recuperación”
La ministra de Economía dijo que “es mejor comentar” las proyecciones esperadas
para el 2021 y no las de este año, dado que para 2020 se espera una caída del PIB
del 3,5%. “Esto no es malo si comparamos con otros países del mundo pero, por
supuesto, no es bueno”, reflexionó. No obstante, Arbeleche dijo que “lo bueno” es
que “después de un segundo trimestre muy duro en el que el PIB cayó casi un
11%”, ahora se están viendo “bastantes indicadores” que señalan que “estamos
comenzando a enfrentar la recuperación”. Es así que para 2021, proyectan un
repunte del 4,3% del PIB y para los años siguientes “la economía crecerá alrededor
del 3%”, indicó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino