Avanza el juicio contra Netanyahu en medio de la ira de los israelíes por el manejo de la pandemia

Avanza el juicio contra Netanyahu en medio de la ira de los israelíes por el manejo de la pandemia

En la sesión de este domingo 19 de julio, el Tribunal de Distrito de Jerusalén dictaminó que la audiencias probatorias se llevarán a cabo tres veces por semana a partir de enero de 2021. En las calles, los israelíes que continúan manifestándose contra del manejo que el Gobierno le ha dado a la pandemia fueron dispersados por la Policía con gases lacrimógenos y cañones de agua.

Después de un descanso de dos meses, el juicio por corrupción contra el Primer Ministro israelí continúa. Durante la sesión, el abogado de Netanyahu solicitó una demora en el proceso debido al virus, diciendo que el uso de máscaras impedía su trabajo de interrogar a los testigos, por lo que el juez decidió que la etapa probatoria del juicio comenzará en enero y tendrá lugar tres veces por semana en las instalaciones del tribunal.

Benjamin Netanyah, de 70 años, está acusado de fraude, abuso de confianza y aceptación de sobornos en una serie de escándalos en los que supuestamente recibió regalos generosos de amigos multimillonarios e intercambió favores regulatorios con magnates de los medios de comunicación para obtener una cobertura más amable de él y su familia.

Netanyahu niega las acusaciones argumentando que los cargos en su contra hacen parte de “una caza de brujas” orquestada por los medios de comunicación y por un sistema de aplicación de la ley “sesgado”.

Los cargos de soborno podrían acarrear una sentencia de hasta 10 años de cárcel, mientras que el fraude y la violación de la confianza conllevan una pena en prisión de hasta tres años.

La ira de los israelíes está volcada a las calles

La reanudación del juicio, en la que el Primer Ministro no estuvo presente, se produce cuando Netanyahu se enfrenta a un creciente descontento por su manejo de la crisis de salud y sus consecuencias económicas.

Si bien, el país parecía haber sofocado una primera ola de infecciones, una reapertura apresurada por parte de Netanyahu y su gobierno de emergencia hizo que las infecciones se dispararan, generando un segunda ola que ha visto aumentar los casos a casi 2.000 por día. Desde entonces, el gobierno volvió a imponer restricciones más estrictas.

La ira de los israelíes ha provocado protestas en las últimas semanas que han culminado en violentos enfrentamientos con la policía, que este sábado por ejemplo, tuvo que usar cañones de agua para dispersar a los manifestantes alrededor de la residencia de Netanyahu en Jerusalén.

En Tel Aviv, el epicentro comercial del país, miles se reunieron para exigir una mejor ayuda estatal a las empresas afectadas por la crisis de salud y por el manejo de las consecuencias económicas que ha dejado la pandemia.

El plan de reactivación económica de Netanyahu

Si bien Israel ha prometido miles de millones de dólares en ayuda, esta todavía no se ha repartido entre todos los necesitados, y los principales economistas del país prevén un de contingencia económica que pretende otorgar un estipendio a todos los israelíes, incluso a más los ricos.

La primera y segunda ronda de restricciones ha golpeado a la economía y ha disparado el desempleo a más del 20%, en comparación con el 3,9% que se tenía antes de empezar la crisis sanitaria.

Hasta este sábado, Israel registra cerca de 50.000 casos confirmados de personas contagiadas por coronavirus y el número de fallecidos está por encima de los 400, mientras que los casos de personas recuperadas está en 21.400.

Aunque la base electoral de Netanyahu se mantiene firmemente detrás de él, solo unos pocos partidarios aparecieron fuera de la corte para expresar su respaldo al primer ministro, mucho menos que las multitudes que convergieron en la apertura del juicio.

Con EFE y Reuters

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino