Aumento del precio internacional de la soja mejora perspectivas de la economía argentina

Aumento del precio internacional de la soja mejora perspectivas de la economía argentina

El aumento del precio internacional de la soja podría aliviar la economía argentina en un año de fuerte recesión, alto endeudamiento y prolongación de la pandemia del nuevo coronavirus, según economistas y expertos argentinos del sector.

La suba de la oleaginosa por encima de los 600 dólares por tonelada en el mercado de Chicago se traduciría en un mayor y genuino ingreso de divisas para el país, mejorando además las perspectivas de la recaudación impositiva.

De acuerdo con la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), "la soja fue el cultivo más resonante (de los últimos días), arribando a un máximo desde el año 2012".

Ante el alza, las perspectivas de la Bolsa de Comercio sobre el ingreso de divisas, sólo por exportaciones del complejo agroindustrial, son de más de 33.600 millones de dólares durante este año y al menos 8.500 millones de recaudación impositiva, consignó la agencia estatal de noticias Télam.

"La recaudación estatal vía retenciones para la campaña 2020/21 alcanzaría un total de 8.600 millones de dólares, unos 2.600 millones de dólares más que en el ciclo anterior, y el mayor monto desde la (campaña) de los años 2011 y 2012", agregó la entidad.

Asimismo, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, indicó que los altos precios internacionales podrían mantenerse durante todo el 2021 ante una menor oferta de granos a nivel mundial.

El alza en los valores de la soja generó reacciones dentro de los más destacados economistas argentinos quienes suponen que se trata de un "alivio" frente a las dificultades que atraviesa el país.

En medio del ascenso, una eventual suba de las retenciones a las exportaciones permitiría un mayor ingreso fiscal que pueda ayudar incluso al Gobierno a aproximarse a sus objetivos tributarios del año, sostuvieron analistas.

De igual manera, las mayores liquidaciones de divisas en el mercado doméstico podrían contribuir a quitar presiones al tipo de cambio.

"Si el Estado aprovecha este viento de cola para mejorar el resultado fiscal, sería bueno porque el problema de hoy en día es que déficit fiscal es emisión monetaria. Cualquier cosa que te ayuda a reducir la emisión, es buena", dijo por su parte Camilo Tiscornia, de la firma C&T Asesores Económicos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino